En Chiapas, crisis hospitalaria y desabasto de medicinas obliga a mendigar

Miles de personas han tenido que buscar recursos por diversas vías, para poder comprar medicamentos que requieren sus familiares hospitalizados. Foto: Chiapas Paralelo

Pobladores recorren las calles de la capital pidiendo limosna, para sufragar los gastos de sus familiares hospitalizados. El desabasto ha sido una constante en el gobierno de Manuel Velasco. Se registran muertes ligadas al desabasto

 

Zoila López tiene más de 60 años. Durante el día recorre mercados y plazas pidiendo limosa. Debe juntar entre 500 y 700 pesos diarios, para comprar el medicamento que requiere su hermana Guadalupe, internada desde el pasado jueves 12 de enero en el hospital Gilberto Gómez Maza, el más grande del estado.

Por las noches, la anciana y tres de sus hermanas pernoctan afuera del hospital en un refugio hecho de cajas de cartón. Recorrieron unos 250 kilómetros desde el municipio de Frontera Comalapa. Ahora esperan que a Guadalupe le sea practicada una diálisis que alivie su afectación al riñón.

No hay fecha para que le practiquen este tratamiento, ni insumos y medicamentos en el hospital. La carencia obligó al personal médico a suspender desde el pasado viernes los servicios de consulta externa, cirugías programadas y otros procesos, entre ellos el de la diálisis. Si quiere que su hermana sobreviva estos días, Zoila y su familia deben seguir pidiendo limosna en las calles de la ciudad.

 

La crisis por la falta de medicamento e insumos se vive en los 35 hospitales y 1,067 Unidades de Consulta Externa que hay en Chiapas. Foto: Chiapas Paralelo

“Estamos en desabasto total”

“Pueblo Chiapaneco. Los trabajadores del hospital Chiapas Nos Une, ´Dr. Gilberto Gómez Maza´, estamos en desabasto total de medicamentos, insumos y material de curación. Esto nos limita a darles la atención digna que como pueblo merecen, por lo que se suspende el servicio de consulta externa, cirugías programadas, y exigimos al Sr. Gobernador Manuel Velasco Coello atienda de manera inmediata esta problemática”, señalan lonas que cuelgan a la entrada del hospital.

El desabasto no es exclusivo de este centro médico.  El lunes 16 de enero se unió a la suspensión el hospital del municipio de Ocosingo, el segundo más grande del estado, a donde se atiende a la población indígena que vive en la zona selva.

Carlos Martín Ríos Aguilar, director del Hospital Comunitario de Ocosingo, explicó que la insuficiencia de insumos y medicamentos llegó a un punto insostenible desde octubre del año pasado.

Detalló que desde hace cuatro meses no han surtido los insumos necesarios para trabajar. “Hemos pedido de manera formal atiendan esta problemática, pero solo surten en pequeñas cantidades que no dan para atender a la población”.

El director del hospital refirió que la población derechohabiente ha estado comprando el material para que se atienda a sus enfermos, “pero ahora ya la situación se rebasó y no hay nada para atender. Ha habido momentos en que se han atendido partos sin que el personal tenga guantes, lo que pone en riesgo tanto al personal médico como a las pacientes”.

Al día, en el  Hospital Comunitario de Ocosingo se atienden, sólo en el departamento de Urgencias, 10 partos y tres cesáreas; en Medicina Interna en promedio 50 pacientes; y más de una centena en consulta externa y otros tratamientos.

“Médicos, enfermeras, radiólogos, químicos… para ninguna área hay insumos. Urgencias sigue trabajando pero los demás servicios no tienen condiciones para estar laborando”, subrayó José Alonzo Álvarez Hernández, representante del Sindicato del Sector Salud.

A raíz de las denuncias pública sobre la crisis, el gobierno de Manuel Velasco implementó un “plan emergente de surtimiento de insumos a todos los hospitales”. Esto, de acuerdo al director del Hospital, sólo sirve para atender alrededor de tres días.

En 2014 personal médico llevó a cabo protestas contra la administración de Manuel Velasco, porque las carencias en hospitales, centros de salud y clínicas rurales, que empezaron a incrementarse. Foto: Chiapas Paralelo

Desabasto en hospitales, la constante de la actual administración

En marzo de 2014, apenas un año y cuatro meses después de que iniciara el gobierno de Manuel Velasco, médicos, enfermeras y trabajadores administrativos de los hospitales, centros de salud y clínicas, de 9 municipios ubicados en las regiones selva y fronteriza de Chiapas, paralizan hospitales.

Exigían mejoras en la infraestructura hospitalaria, medicamentos e insumos para atender a la población. El paro laboral inició en el municipio de Las Margaritas, puerta de entrada de la selva; y se extendió a La Independencia, La Trinitaria, Frontera Comalapa, Tzimol, Villa de las Rosas, entre otros que atienden a más de 2 mil pequeñas comunidades habitadas en su mayoría por indígenas de las etnias tzeltal y tojolabal.

Durante la asamblea del personal en paro, que celebraron en las afueras del hospital de Las Margaritas, Las Margaritas, inaugurado por el presidente Ernesto Zedillo el 17 de marzo1999, trabajadores explicaron que sólo en ese nosocomio, el más grande de la zona tzeltal y tojolabal, carecían de insumos para activar los servicios de Rayos X, odontología, cardiología y otros. En ese momento no tenían “ni jabón para esterilizar la ropa”.

Hasta septiembre de ese año les surtieron los insumos y equipos. Sin embargo en agosto de 2015 el desabasto volvió. En ese momento por la falta de pago a proveedores, se suspendió el servicio de ambulancia aérea y transporte de médicos y medicinas a comunidades de la Selva Lacandona.

En esa región miles de niños quedaron sin vacunas, los centros de salud abandonados y enfermos graves sin poder ser trasladados a hospitales, según documentó en su momento Chiapas Paralelo.

 

Muertes ligadas al desabasto

El 10 de enero pobladores de la comunidad La Constitución, municipio de Las Margaritas, retuvieron a seis trabajadores de la Secretaria de Salud y uno de la delegación de gobierno, en protesta por la muerte de una mujer indígena tojolabal que no pudo ser salvada por la falta de suero antiofídico para atenderla por una picadura de serpiente.

José Ramiro Samayoa Ruiz, uno de los representantes sindicales en la Jurisdicción Sanitaria número 3, refirió que desde octubre de 2016 empleados de esa dependencia trabajan bajo protesta porque las autoridades de salud les han negado la dotación de medicamentos, insumos, equipo, infraestructura y presupuesto suficiente para los centros hospitales.

“Cada vez existen más protestas de los pacientes, quienes responsabilizan a los trabajadores cuando las responsables son las autoridades”, reclamó uno de los trabajadores retenidos.

Los trabajadores retenidos por la población fueron liberadas luego que autoridades se comprometieron a fortalecer los servicios médicos en la zona.

Los cobros públicos al gobierno de Manuel Velasco han sido una constante. Foto: Cortesía

Empresarios denuncian que gobierno incumplió pago de medicamentos

El jueves 18 de enero, empresarios colocaron lonas en puentes peatonales de la capital de Chiapas, donde exigen al gobierno de Manuel Velasco pague alrededor de 130 millones de pesos que debe a este sector, por concepto de venta de medicamentos y material de curación.

Rafael Jimenez Arechar, representante de los empresarios, explicó que el gobierno del estado inclumplió desde el inicio de la actual administración, en el pago a proveedores y prestadores de servicios, quienes distribuyen y sirven en varias dependencias. Sin embargo, actualmente el 90 por ciento de los adeudos son de Secretaría de Salud.

“Son 130 millones de pesos que se han venido acumulando en la actual administración. El Secretario de Salud, Francisco Ortega Farrera dice que tiene miedo de formar los cheques porque ´algo que puede no estar bien´. Argumenta que perdieron los documentos que validaban los cobros”, explicó.

A raíz de los adeudos, empresarios dejaron de proveer medicamentos y material de curación, por lo que el gobierno estatal ha hecho contratos con otras empresas.

Chiapas Paralelo solicitó una entrevista con el Secretario de Salud del estado, Francisco Ortega Farrera. La única respuesta que recibió este diario es un comunicado de prensa donde se asegura que “el retraso en algunos hospitales se dio por ser el inicio del ejercicio anual y los procesos licitatorios”.

Refiere que el abastecimiento se está realizando “de manera gradual progresivo (sic) y hacia la alza en todas las regiones del estado”.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: