A dos años del Caso “Kimberly” las presuntas culpables de la muerte aún se encuentran libres.

Diana Saraí Ramírez Ruiz, madre de la menor que fuese encontrada muerta en la guardería “Pasitos de Colores” el pasado 27 de Febrero del 2015 en la capital chiapaneca exigió justicia inmediata al caso de “Kimberly” ya que las autoridades han sido ineficientes en la ejecución de las sentencias a las presuntas responsables

A dos años de la tragedia, la madre de Kimberly, denunció el abandono por parte de las autoridades hacia el caso, por lo que instó a que se retome las pruebas contundentes que se tienen.

En una primera instancia, la maestra Citlali Anahí Díaz de la Cruz, fueron juzgadas como presunta autora material, y a Yuridia Vinicia Sarmiento Sánchez, responsable de la guardería, en su calidad de cómplice del infanticidio, pero el  7 de marzo del 2015, cuando se esperaba que se les dictaría auto de formal prisión a la maestra y la encargada, el Juez Tercero Penal de Centro de Reinserción Social «El Amate», recalificó el delito de homicidio doloso o calificado a homicidio culposo o imprudencial. Al siguiente día ambas fueron puestas en libertad, sin siquiera haber dado alguna fianza y sin restricción alguna.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en la averiguación previa  44/CAJ16-1/2015 dio resolución al que la muerte de la menor: «El cuerpo se encontraba sobre el suelo de uno de los cuartos y presentaba hematoma en región frontal derecha y escoriación lineal en región frontal izquierda».

Por otra parte, la autopsia realizada a la menor reveló que no había muerto por broncoaspiración, ya que no tenía ningún objeto, fluido o alimento obstruyendo su tráquea, sino por asfixia mecánica por ahorcamiento, ya que presentaba dos golpes en la parte frontal de la cabeza, una marca en el cuello y tenía dos huesos fracturados.

Fue el 10 de marzo del mismo año, en que el Magistrado desestimó la necropsia alegando que Kimberly falleció por broncoaspiración, pesé a presentarse la evidencia de la necropsia.

Fue a mediados del año pasado cuando el caso se llevó al juzgado 5to federal, quien afirmó mediante el documento que el juez 3ero del ramo penal y la 2da sala de magistrados, no valoro las pruebas emitidas por abogados y quito validez a la necropsia de ley que la misma procuraduría había ejercido,  corroborando puede ejercerse justicia y buscar a las responsables de este homicidio.

A dos años del caso, tanto a Citlali Anahí Díaz de la Cruz como a Yuridia Vinicia Sarmiento Sánchez, que ya se les fue comprobada su culpabilidad, llevan el proceso de ejecución con amparos, pero hasta ahora no hay ninguna persona que pague una condena por el muerte de “Kimberly”.

 

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: