Trabajadores de salud amenazan con radicalizar protestas por incumplimiento a sus demandas

Inconformes

Trabajadores del sector salud denunciaron el incumplimiento del gobierno estatal a los acuerdos firmados por el secretario general de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, quien se comprometió a atender todas las demandas planteadas por las enfermeras que durante nueve días se mantuvieron en huelga de hambre.

En conferencia de prensa, María de Jesús Espinosa de los Santos, una de las huelguistas con más de 30 años de servicio, explicó que desde enero pasado iniciaron el movimiento de protesta en varios hospitales del estado para exigir, entre otras cosas, el pago de bonos rezagados.

La acción más relevante se registró en el Hospital de la Mujer “Dr. Rafael Pascacio Gamboa”. Los inconformes bloquearon una de las principales vialidades, afuera del nosocomio, para instalar un campamento de protesta.

Tras varios meses de exigencias y reclamos, el pasado lunes 3, seis enfermeras iniciaron una huelga de hambre, a la que luego se sumaron tres más. El gobierno estatal intervino para pedirles que no pusieran en riesgo su vida y ofreció atender sus demandas, entre ellas:

La reinstalación en sus puestos de 15 médicos y enfermeras despedidos, el pago de recursos al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), Fovissste, Infonavit y otras instituciones crediticias privadas, así como el abasto de medicinas e insumos en todos los hospitales y centros de salud del estado.

De acuerdo con Espinosa de los Santos, en la minuta del 12 de abril, cuando levantaron la huelga de hambre, el gobierno estatal fijó como plazo el 20 de abril para cubrir las demandas, luego pidió hasta el 25 de abril, “pero ya es 26 y en muchos puntos el gobierno estatal ha desatendido el reclamo de los médicos y enfermeras”.

Como responsables del incumplimiento, los afectados señalaron a los secretarios de Gobierno y de Salud, Juan Carlos Gómez Aranda y Francisco Ortega Farrera, respectivamente, pero sobre todo al gobernador Manuel Velasco Coello.

Expresaron que ante su desconfianza de que el gobierno estatal no cumpliera sus promesas, levantaron la huelga de hambre, pero no el campamento de protesta, por lo que ahora se organizarán para radicalizar sus acciones.

Ahora, subrayaron, ya no serán nueve las enfermeras en huelga de hambre, se valora una huelga masiva de todos los trabajadores del sector salud, hasta que sus demandas sean resueltas.

En el acto, el maestro Ismael Martínez, miembro de la dirección política de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) llegó para refrendar el apoyo del movimiento magisterial. Ahí dio a conocer que la CNTE reiniciará una serie de acciones de protesta a partir del lunes y que una de sus reclamos ante el gobierno estatal y federal será la no privatización de los servicios de salud pública y el mejoramiento de las condiciones laborales de médicos y enfermeras del estado de Chiapas.

El maestro dijo que acordaron en una Asamblea Permanente hacer suya la demanda de los trabajadores del sector salud y que a partir de ahora no estarán solos en esta lucha, que contarán con el apoyo magisterial y popular de la CNTE y todas las organizaciones sociales campesinas, indígenas, urbanas y populares.

 

 

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: