Piden al gobernador Velasco y el Fiscal Raciel, esclarecer crimen de policías en Pijijiapan

Así quedó el cuerpo del campesino en el municipio de Pijijiapan

Unos mil 600 campesinos y ganaderos del municipio costero de Pijijiapa, exigieron al gobernador Manuel Velasco Coello y al Fiscal General del Estado (FGE), Raciel López Salazar investigar y castigar a los policías responsables que ejecutaron a un campesino la semana pasada en una aparente riña en un retén instalado en las inmediaciones de un camino rural.

Asamblea en Pijijiapan

El pasado jueves 27 de abril, policías estatales y municipales instalaron un retén en el tramo de terracería que conduce de la Ranchería “San Juan” a la Ranchería “La Chincua”, esto en el municipio de Pijijiapan, cuando alrededor de las 14:45 horas pasó por ahí Jorge Alberto Trinidad Jiménez, quien había salido de trabajar de un rancho vecino donde ese día por la mañana se había encargado de bañar el ganado.

 

Trinidad Jiménez, a bordo de su bicicleta y una mochila al hombro se encontró con el retén de uniformados. Según la versión oficial, el policía Martin Cundapí, le hizo el alto y le dijo que le le haría una revisión de rutina, a lo que el campesino supuestamente se negó en varias ocasiones.

 

Y que uando quizó seguir su paso, elementos del mando único lo detuvieron y golpearon. Fue así que Trinidad Jiménez sacó su machete e hirió en la cabeza y en el brazo al oficial Cundapí. Por lo que otro elemento, al ver la riña sacó su arma y le disparó al campesino, quitándole así la vida a tiros de forma inmediata.

 

Ante los hechos, personal de protección civil, arribo al lugar y manifestaron que el policía presentaba una lesión en la cabeza y el brazo izquierdo de aproximadamente 20 centímetro provocada por arma blanca; los paramédicos trasladaron al herido al hospital básico comunitario de Pijijiapan, a bordo de la unidad PC-072, donde lo reportan grave de salud.

 

El asesinato indignó a la población pues argumentaron que Trinidad Jiménez no era uan persona conocida como conflcitiva en la región por lo que empezaron a dudar de la versión oficial que dieron los policías estatales y municipales que montaron esa tarde el retén policiaco.

 

El domingo por la tarde, unos mil 600 campesinos de los Bienes Comunales de Pijijiapan se reunieron en asamblea donde varias personas denunciaron los abusos de los cuerpos policiacos con sus retenes y que la muerte de Trinidad Jiménez no fue producto de una supuesta riña sino de una crimen cometido por los uniformados.

 

En plena asamblea habló llorando Ángela Pérez para denunciar que su esposo no era una persona violenta por lo que la versión que dan los uniformados no es creible ni para ella, ni su familia ni quienes lo conocieron en vida.

 

Ahí mismo, el juez rural, Rey Alonso Jiménez dio a conocer que él no pudo hacer sus diligencias e investigaciones, debido a que la zona donde fue el asesinato de Trinidad Jiménez estaba acordonado por policías estatales.

 

Lamentaron que el alcalde del pueblo, Aristeo Trinidad, no garantice la seguridad en su municipio como se comprometió en campaña para llegar a la presidencia municipal. Indicaron que la seguridad en el municipio se ha venido a menos y que el abigeato ha crecido considerablemente afectando así a varios productores y ganaderos de la región.

 

En la asamblea exigieron la intervención del gobernador Manuel Velasco Coello y del Fiscal General del Estado (FGE), Raciel López Salazar. De igual forma acordaron que solicitarán una audiencia con ellos para que se investigue o se aclaren las circunstancias en los que perdiera la vida el campesino.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: