“Hasta” 120 mil para quienes perdieron sus viviendas, y 30 mil por daños

Miles pedieron sus viviendas. Foto. Chiapas Paralelo

Gobierno pide que a la reconstrucción aporten “fuentes privadas y recursos externos”

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) dio a conocer el oficio SSPEDR.600/126/2017, firmado por el subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional, Javier García Bejos, donde señala que presidentes municipales de los lugares afectados por el sismo del 7 de septiembre, podrán ejercer mil millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) a partir del 1 de septiembre y hasta el 3 de diciembre del presente año, para el proceso de reconstrucción.

Detalla que este recursos –que se suma a las aportaciones de los gobiernos estatal y federal- será para reparar o reconstruir la infraestructura social básica dañada y sujeta de atención será aquella que jerárquicamente forme parte de los levantamientos censales realizados por el gobierno federal y las autoridades municipales.

Para este fin también se podrá utilizar el Fondo para la Infraestructura Social de las Entidades (FISE); y, “con el propósito de potenciar estos recursos, los gobiernos beneficiarios locales, podrán completar la inversión por la vía de fuentes privadas y recursos externos”, señaló la Sedesol.

La dependencia señaló que los gobiernos locales deberán dar prioridad a los siguientes rubros de gasto: mejoramiento de la vivienda que presentaron daño parcial o total e infraestructura social básica, como la red de drenaje, agua potable, electrificaciones y otras obras contenidas en el catálogo del FAIS, con acceso al ciento por ciento de los recursos.

 

Recuento de daños

En tanto, el Secretario de Protección Civil de Chiapas, Luis Manuel García Moreno, explicó que al cierre del censo de los daños ocasionados por el sismo, el saldo fue de 16 personas fallecidas,26 lesionados, 166 heridos. De igual forma se contabilizaron unas 35 mil 20 familias afectadas por el sismo, lo que equivale a un millón 479 mil 575 personas.

Las que sufrieron directo son 58 mil 365 familias, es decir, unas 242 mil 997 personas, entre hombres, mujeres, niños, niñas y personas de la tercera edad. El número total de casas afectadas fue de 58 mil 365, de llas unas 41 mil 569  tienen daños parciales, y 16 mil 796 con daños totales,de las cuales más de cinco mil han empezado a ser demolidas y serán reconstruidas nuevas, las otras 11 mil tendrán una segunda evaluación de sus daños.

En cuento a infraestructura educativa, unas 2 mil 286 escuelas resultaron afectadas, de ellas unas dos mil 173 con daños parciales y unas 113 escuelas con daños totales. Hubo 194 edificios públicos gubernamentales dañados, 462 iglesias, 330 tramos carreteros, unos 68 puentes, 658 negocios o empresas comerciales. Hubo daños en sistemas de agua potable, alcantarillado.

Para este viernes, en 9 albergues unas 84 familias, lo que equivale a unas 398 personas. Pero que lo más grave son las 16 mil 712 familias que viven en casas de sus familiares hacinados, lo que equivale a más de 70 mil 190 personas.

A partir de este viernes, a las personas damnificadas se les entregaran tarjetas de Bansefi. A quienes perdieron la totalidad de sus viviendas, se prevé les entreguen “hasta 90 mil pesos por parte del gobierno federal y unos 30 mil pesos por parte del gobierno estatal”. Para quienes sus casas tuvieron daños parciales, se estima que reciban “hasta 30 mil pesos” en dos ministraciones. Para que las personas damnificadas recurran al proceso de autoconstrucción asistidas por ingenieros, arquitectos, estudiantes, docentes y experto.

Una medida adicional, explicó el funcionario, es que para que puedan disponer del efectivo en las zonas rurales, el Ejército Mexicano llevará cajeros automáticos a las comunidades.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.