Adriana Torres, la mujer vegana que rescata perros, gatos, tlacuaches y conejos

Por Ana Yeli Sánchez Alvarado

Botines negros aterciopelados que, en las puntas, tienen machas de polvo; ha caminado mucho hoy. Leggins negros, porque son más cómodos y fáciles de combinar. Blusa color rosa que exhibe la sencillez de una mujer de 32 años. Subimos al rostro. No se preocupa por banalidades estereotipadas de un cabello hermoso y saludable, lo ha atado en una coleta algo sucia. Delineado en diseño felino, y su sonrisa, sin siquiera gloss. Madre de 40 gatos, 40 perros y un humano de tres meses, presento a Adriana Torres; licenciada en Derechos Humanos, maestra en Derecho Penal, diplomada en Lenguaje y presidenta de la Asociación del Cuidado y Tratamiento y Unificación del Ecosistema (ACTUE).

Adriana Torres, ambientalista, presidenta de ACTUE.

Incansablemente, cuando niños,  los adultos repiten que no se juzga un libro por su portada, sino por su contenido. No atribuyo conocerla, pues, necesitaría más de 120 minutos escuchándola, pero, sí puedo expresar que es una  dama honorable, que invita a la reflexión:

—¿Qué aportas a la sociedad?

—Hablo con ellos —responde Adriana Torres— cuando un perro es abandonado por su  dueño, tiene la mirada triste. En mi experiencia, sé que siempre valdrá la pena rescatar a un animal, porque, aunque hayan otros más, haremos feliz a uno, y éste siempre te lo agradecerá. En Chiapas existen los derechos humanos que protegen la integridad de hombres y mujeres, en cuanto animales se encuentra el reglamento de protección de fauna, que en rasgos generales, consta de tres normas: proteger la vida animal, construir una cultura de respeto y sancionar actos de crueldad. Sin embargo, está de más decir que los hechos distan de la ley.

Es en 1990, cuando Adriana Torres adoptó a su primer gato (la sensibilidad por los animales la ha acompañado desde muy niña), el deseo noble de cuidar a seres indefensos de los humanos, fue apoyada por su madre, quien le permitió adoptar a muchos más. Fue hasta en la preparatoria, cuando se planteó que alguien debía ayudar a estas criaturas, y, que ese alguien, podía ser ella misma.

Recolección de residuos PET, talleres con temáticas ambientales, y obtención de ayuda para rescatar seres vivos, son algunas de las actividades diarias que ACTUE está creciendo desde el 2013.  Es una lucha de siete años de trayecto, debido a que gran parte de su vida se ha ocupado por el  cuidado del medio ambiente; ha excluido su vida social, mientras que su privacidad es compartida con perros, gatos, tortugas, conejos, su esposo e hijo. Declara que la asociación que dirige ha rescatado a tlacuaches y apoyado a personas necesitadas.

“A la sociedad se le ha olvidado que los animales domésticos, siempre van a depender de nosotros, pareciera que no hay cultura  ni concientización, y la verdad es que la responsabilidad es de todos. Adoptar y apadrinar o amadrinar una criatura que siente como nosotros, es más sencillo de lo que parece, pero la aportación es enorme con los demás”, comentó con devoción.

—Convivir con una gran cantidad de animales, ¿le ha producido enfermedades a usted o a su familia?

Hay muchos mitos sobre convivir con animales domésticos, piensan que provocan daños a la salud, y puedo asegurar que habitar con uno, alegra, endulza y mejora la vida del humano. Procuro que mi casa esté aseada, es complicado, pero gratificante al final del día.

—¿Ha sufrido agresiones por parte de estos animales?

Mira, hay personas que lastiman a otros con armas, pero si estas heridas cicatrizan, una que otra mordida no se compara, son inocentes que tienen una gran cantidad de traumas. No me he molestado, entiendo que desconfíen y es razonable en su lugar, solo quieren amor y tiempo. No hay violencia.

—¿Cómo lidia con la impotencia de no poder ayudar a todos los animales?

Hago ejercicio. No soy una acumuladora, hay que tener carácter para decirte a ti misma “Hasta aquí puedo”, conozco mis limitaciones. Hacer ejercicio es una buena forma para sentirte bien.

La religión y la política, no son inmiscuidas en el oficio de Adriana Torres, debido a que no quiere manchar la imagen de ACTUE con pinceladas ideológicas o con fines interesadas o de lucro, a pesar, si alguien desea acercarse a la  Asociación con buenas intenciones, es más que bienvenido. Expresa, que el pueblo que se preocupa por los otros, tiene que ser conocedor de los derechos que constituyen las leyes, para lograr una unión de solidaridad, en donde el gobierno tome con más atención las peticiones de la sociedad.

Lograr un santuario de animales, es su sueño más importante. Declara que es un gusto que existan otras organizaciones que se preocupen por estas problemáticas, finalmente la competencia conlleva a buenos resultados. La realidad que muchos niegan o evitan ver, tiene que motivar a avanzar con la protección de la fauna doméstica.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.