Grupo armado desplaza a 8 comunidades de Chalchiuitán, Chiapas

Habitantes de 8 comunidades de Chalchiuitán fueron desplazados. Foto: Cortesía

Por presunto problema de límites con Chenalhó

Los tres caminos de acceso al municipio indígena de Chalchiuitán fueron cortados por sus vecinos de Chenalhó, mediante grandes zanjas que abrieron con maquinaria pesada. Para salir del municipio, hay que cruzar las montañas, pero nadie se atreve porque hombres que portan armas de alto poder disparan a quien lo intente. Apenas esta semana un destacamento de policías estatales intentó cruzar, pero los armados lo impidieron.

Las agresiones y primeros desplazamientos contra las comunidades de Chalchiuitán iniciaron en octubre pasado, pero los habitantes del lugar quedaron cercados y sin posibilidad de salir de la zona desde el 13 de noviembre, cuando los civiles armados, quienes se identifican como habitantes del vecino municipio de Chenalhó, obligaron a habitantes de ocho comunidades – C’analumic, Ch’en mut, Pom, Pejelton, Bolol chojon, Ts’omolton, Cruz c’alc’al na, Tulantic y Emiliano Zapata- a abandonar sus viviendas y refugiarse en las montañas cercanas.

“Entonces cortaron los dos caminos de terracería y la vía de Las Limas. Llevaron maquinaria y rompieron la carretera. No podemos cruzar a pie tampoco porque están vigilando el camino y dicen que van a matar a quien pase”, explicó el párroco del lugar, Sebastián López López.

El sacerdote es el único que ha logrado llegar con los desplazados de las 8 comunidades que fueron expulsadas, y a través de él es que se ha logrado denunciar lo que está sucediendo.

A algunas familias les quemaron sus viviendas y a todos les despojaron de sus bienes. Tuvieron que salir rumbo a las montañas cercanas apenas cargando algo de ropa. Al momento, sumas unas 2 mil personas en esa condición.

A través de los feligreses, el párroco del lugar consiguió ayuda humanitaria y les llevó maíz y frijol hasta los lugares donde ahora se cubren con algunos plásticos. Sin embargo, relata el sacerdote, que con el paso de los días  y el incremento del frío en la región, la situación de los desplazados se ha deteriorado, y ninguna autoridad ha llegado a la zona.

“Hay muchas mujeres embarazadas, muchos niños de brazos. Los desplazados están viviendo en las montañas sin ninguna protección. Algunos, por momentos y en el día, regresan a sus casas. A escondidas porque si los hombres armados los ven, les disparan”, relató.

Explicó que quienes habitan en la cabecera municipal también están incomunicados. “No podemos pasar por la amenaza de que nos disparen. Está muy difícil la situación también en la cabecera municipal, ya no hay maíz, no hay tortilla, las tiendas están cerrando. La salud está mal, hay muchos enfermos”, explicó el párroco.

El conflicto entre habitantes de Chenalhó y Chalchiuitán data de hace 40 años, tuvo su origen por los limites que hay entre ambos municipios. Fue cuando Chalchihuitán obtuvo su reconocimiento y titulación de Bienes Comunales y de acuerdo a estos documentos, a los habitantes de las ocho comunidades ahora desplazadas, autoridades les entregaron tierras que indígenas de Chenalhó reclaman como suyas.

En 2008 especialistas neutrales en este conflicto lograron hacer una medición considerando los títulos de la tierra comunitaria. Concluyeron que una posible salida es el pago de 15 millones de pesos como indemnización a los habitantes de Chenalhó. Sin embargo el gobierno estatal no ha querido absorber este costo.

En ese contexto del conflicto no resuelto, apenas el 17 de octubre pasado murió asesinado Samuel Luna, habitante de Chalchiuitán, y eso revivió la disputa entre habitantes de los dos municipios.

Solo que ahora los habitantes de Chenalhó usan armas de alto poder y las utilizaron para desplazar a las ocho comunidades e impedir que regresen a sus viviendas.

Entrevistado sobre esta situación, el secretario de gobierno de Chiapas, Juan Carlos Gómez Aranda, dijo que se está dialogando con autoridades de los dos municipios. Nos han logrado llegar a ningún acuerdo.

…..

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.