Meade dice que Chamula «simboliza al México plural”, ahí arranca campaña

José Antonio Meade arranca campaña en Chamula. Foto: Chiapas Paralelo

José Antonio Meade arrancó su campaña como precandidato a la presidencia de México en el municipio indígena de San Juan Chamula, porque dijo que este lugar «simboliza al México plural”.

En la plaza central del este municipio donde apenas en julio de 2016, en medio de una plaza también llena se dirimían las diferencias políticas locales con el asesinato del presidente municipal Domingo López González y cuatro miembros de su cabildo, quienes pagaba así haber roto con la hegemonia que el PRI tuvo en ese municipio durante 80 años, José Antonio Meade dijo que iniciaba su campaña a las cero horas de este jueves, porque no quería perder “un solo minuto” en la tarea de hacer “un México más grande y más justo”.

Vestido a la usanza indígena, Meade dijo que el cambio con el que él sueña tiene punto de partida, y este punto de partida es el que se ha alcanzado con el presidente Peña Nieto.

Rodeado por la clase política que gobierna Chiapas, desde el titular del ejecutivo, Manuel Velasco Coello, hasta los presidentes municipales; y en un escenario donde predominaban más que indígenas del municipio, trabajadores de los gobiernos estatal y municipales, el precandidato de la alianza PRI-Verde habló de cerrar brechas, de alcanzar seguridad y justicia, de llevar alimento a cada mesa, de respetar la ley y los derechos de mujeres y niñas. Aseguró que estos son sus sueños.

“Quiero ser presidente para cerrar las brechas que nos separan entre el México que somos y el México que soñamos. Un México con seguridad y con justicia, un México con alimento en cada mesa familiar, un México en el que se respete la ley, un México en el que las mujeres y las niñas tengan protegidos sus derechos… Este cambio tiene punto de partida, y este punto de partida es el que hemos alcanzado con el presidente Peña Nieto”, dijo.

Antes de su breve discurso, Meade recibió lo que algunos indígenas llaman “bastón de mando”, un bastón de madera que se entrega a quienes consideran son sus autoridades.

Lo recibió de manos de Mario Sántiz Gómez, presidente del concejo municipal de Chamula, cargo al que llegó cuando el alcalde sustituto renunció tras recibir amenazas de muerte, apenas dos meses después del asesinato de su antecesor.

En este municipio donde cada periodo electoral se eligen autoridades mediante lo que los habitantes del municipio consideran “usos y costumbres”, pero que especialistas y académicos identifican como cacicazgos que mezclan el catolicismo tradicional y el poder político, ahí José Antonio Meade dijo que está preparado para dirigir a los mexicanos a un futuro mejor.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: