Exigen a Velasco detener persecución simbólica para a trabajadores del sector salud

Enfermeras mantienen una huelga de hambre para exigir respeto a sus derechos laborales y el de derechohabientes. Foto: Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas

* Los trabajadores han sido señalados del delito de motín, un delito a todas luces con un origen de tipo político, dijo el abogado de los Santos Cruz.

Trabajadores del sector salud estatal acompañados de abogados pidieron el día de ayer al Gobernador Manuel Velasco frene la persecución judicial en contra de ellos y ellas, que no se criminalice la protesta social en el Chiapas y la reinstalación de los trabajadores despedidos en los últimos años por denunciar el desabasto de medicinas y la falta de insumos.

Acompañados del abogado Miguel Ángel de los Santos Cruz, el médico Víctor Hugo Zavaleta Ruiz y la enfermera María de Jesús Espinosa de los Santos, denunciaron que desde el 27 de diciembre pasado que la Secretaría de Salud interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE) empezaron a sufrir una serie de persecución y acoso judicial que los llevó a estar a salto de mata, buscando refugió en casa de amigos y familiares, de Chiapas y otras entidades del país.

Zavaleta Ruiz y Espinosa de los Santos señalaron que lograron un amparo ante la justicia federal para poder frenar la embestida de las autoridades locales que los persiguen por protestar y denunciar el desabasto de medicamentes e insumos en los hospitales y centros de salud de toda la entidad.

Desde el pasado mes de abril del 2017 que iniciaron una protesta de tres meses con una huelga de hambre que duró varias semanas, se firmaron una serie de minutas y acuerdos en la que el gobierno se comprometía a cumplir con las demandas, sin embargo el gobierno chiapaneco no sólo no cumplió, sino que usó esas mismas minutos y las anexaron como pruebas en las denuncias penales contra ellos.

Límbano Domínguez Alegría, trabajador del sector salud y esposo de una enfermera permaneció varias semanas en huelga de hambre, cayó preso y estuvo varias semanas en el penal de El Amate. Pero fue tras los amparos y la presión mediática como al fin logró su libertad.

En todos los casos, los trabajadores han sido señalados del delito de motín, un delito a todas luces con un origen de tipo político, dijo el abogado de los Santos Cruz.

Indicó el abogado que en Chiapas se criminaliza la protesta social, que esto sienta un precedente negativo para la libertad de asociación y de protesta en Chiapas.

Dijo que señalar a los trabajadores del sector salud del delito de motín sólo exhibe el estado de represión en la entidad contra todas aquellas personas que se atrevan a manifestar su inconformidad contra las autoridades estatales como lo hicieron el año pasado los médicos y enfermeras y que hasta hoy les sigue costando acoso y persecución judicial.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.