Encuentro regional en defensa de la vida, la tierra y el territorio denuncia incumplimiento de los derechos humanos a una vida digna

Encuentro regional en defensa de la vida, la tierra y el territorio denuncia incumplimiento de los derechos humanos a una vida digna

Mujeres y hombres de distintas comunidades y organizaciones de la Zona Altos, Centro y Llano se reunieron en el Segundo Encuentro Regional en Defensa de la Vida, la Tierra y el Territorio en Villa Las Rosas, donde denunciaron a los proyectos extractivistas que amenazan su integridad como pueblos originarios.

El Segundo Encuentro realizado el pasado 18 y 19 de Mayo, denunciaron a las afectaciones a la madre tierra, la contaminación del agua, ríos, manantiales, derivado de los residuos tóxicos por los agroquímicos, fertilizantes y herbicidas que se usan para acelerar la producción de alimentos de empresas transnacionales, por lo que responsabilizan al Estado Mexicano por no garantizar el cumplimiento de los derechos humanos a una vida digna.

– COMUNICADO –

Pronunciamiento del Encuentro Regional en Defensa de la Vida, la Tierra y el Territorio
Mujeres y hombres de distintas comunidades y organizaciones de la Zona Altos, Centro y Llanos nos reunimos los días 18 y 19 de mayo en Villa Las Rosas para compartir en este Segundo Encuentro Regional donde intercambiamos información, reflexión, análisis y denuncia sobre los proyectos neoliberales y extractivistas de muerte que amenazan nuestras vidas, tierras y territorios como pueblos originarios que somos.

Durante este Encuentro hicimos memoria para recordar que desde los inicios del capitalismo comenzó la acumulación de las riquezas, la propiedad privada, la división del trabajo, el acaparamiento de los medios de producción, la explotación de la humanidad, el despojo de los bienes comunes como la tierra, la perdida de soberanía, la invasión de la industria de los agrótoxicos, la ocupación militar de nuestros territorios y la desigualdad de clase, género y etnia.
Compartimos como a lo largo del tiempo el capitalismo ha ido implementando nuevas formas de despojo y de ocupación directa como ahora la Ley de Seguridad Interior (LSI) que entre sus principales consecuencias está la facultad del ejército y las fuerzas armadas para neutralizar actos de resistencia pacifica, practicar detenciones arbitrarias, asegurar bienes, realizar investigaciones, intervenir comunicaciones privadas, recolectar información a través de distintos métodos y recibir posibles denuncias.
Esta Ley de Seguridad fue rechazada por muchas organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales ya que se aprobó a pesar de los altos índices de violencia, los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el ejército apoyando a grupos paramilitares y la creciente conflictividad que se agrava con el proceso electoral que estamos viviendo hoy en México.

También compartimos que no sólo las leyes que violan derechos humanos son las que están afectando nuestras comunidades, en muchos lugares hoy estamos haciendo frente a los programas de gobierno que generan, división, dependencia y control social, incluso en algunos casos hay programas que sólo traen más contaminación, enfermedades y muerte como la entrega de fertilizantes y agrotóxicos según para mejorar nuestros alimentos.

Sin embargo, ubicamos que los agrotóxicos tienen incluso un efecto más agresivo y violento en el cuerpo de las mujeres ya que los químicos y veneno que contienen estos productos afectan la vida de las generaciones que vienen a través de las niñas y niños que nacen con enfermedades o padecimientos derivados de estos agroquímicos, esta situación trae encadenado otro problema que es el de la salud pública ya que como familias nos vemos en la necesidad de buscar atención especializada y comprar medicamentos que sólo enriquecen a las empresas farmacéuticas.

Por eso denunciamos que la industria de los agrotóxicos cada vez va generando mayor dependencia de estos productos nocivos ya que, por ejemplo, la maleza se va haciendo más resistente a los químicos que se aplican obligando a comprar nuevas marcas, y en los cultivos cuando se emplean químicos para acelerar la producción estamos consumiendo más productos contaminados afectando seriamente nuestras condiciones de salud.

Esta cadena además amenaza a nuestras semillas nativas que pretenden extinguir hasta que entremos al círculo de consumo y dependencia alimentaria que las empresas transnacionales buscan imponer.
Nos preocupa también que, como parte de toda esta violencia estructural e institucional, se suman las agresiones de grupos de choque, partidistas, de la delincuencia organizada y el narcotráfico que buscan dividir nuestros pueblos por el hecho que decidimos organizarnos y resistir de manera civil y pacifica.

Ante ello, nos pronunciamos:

• Hoy, 19 de Mayo, día de acción global contra las empresas de Bayer y Monsanto expresamos nuestro rechazo a estos productos de muerte y destrucción que atentan contra la soberanía alimentaria, la salud de nuestras familias y la autonomía de nuestros pueblos.
• Rechazamos la implementación de la Ley de Seguridad Interior ya que significa la militarización de la vida comunitaria y un estado de guerra contra la población civil.
• Denunciamos el uso de los programas sociales para controlar al pueblo para que no se movilice y se conforme con la situación de pobreza y saqueo que vivimos.
• Denunciamos la afectación a la madre tierra, la contaminación del agua, ríos, manantiales, derivado de los residuos tóxicos por los agroquímicos, fertilizantes y herbicidas que se usan para acelerar la producción de alimentos de empresas transnacionales.
• Responsabilizamos a las autoridades de los tres niveles de gobierno por no garantizar el cumplimiento de los derechos humanos a una vida digna.
• Reprobamos la agresión directa que sufrió nuestra compañera María Guzmán Pérez, integrante de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, a quien el día 25 de Abril la amenazaron de muerte por mantenerse en la resistencia civil y pacifica.

Nos comprometemos a:
• Continuar denunciando a través de los medios de comunicación a nuestro alcance, así como realizando brigadas informativas para concientizar a quienes no han despertado.
• Hacer cultivos orgánicos, no usar agroquímicos, conservar nuestro suelos y producir de manera sana para ir fomentando la soberanía alimentaria.
• Rechazar las migajas y engaños de los partidos políticos.
• Seguir organizándonos para ejercer nuestros derechos y compartir la información con más comunidades y organizaciones dispuestos a luchar.
• No permitir la militarización de nuestros pueblos y defender la autodeterminación y autonomía de nuestros pueblos.
• Impulsar y respetar la participación de las mujeres en la toma de decisiones.
• Estar pendientes de nuestras compañeras y compañeros de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal por las agresiones que están denunciando para exigir la paz, verdad y justicia para los mártires de Acteal.
• Vigilar lo que ocurre en nuestras comunidades sobre las amenazas de los proyectos de gobierno, los agrotóxicos, las incursiones militares, las empresas mineras, las amenazas de la CFE y de los que buscan privatizar el agua y nuestros recursos naturales para no permitir el despojo y mantenernos organizadas y articuladas como pueblos que somos.

¡¡¡No más violencia contra las mujeres!!!
¡¡¡No a la militarización de nuestros territorios, Alto a la Ley de Seguridad Interior!!!
¡¡¡Organizadas por la defensa de la vida, la tierra y el territorio!!!
Atentamente:
Mujeres y hombres participantes en el
Encuentro Regional en Villa Las Rosas, Chiapas.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.