Linchan a presunto homicida

 

Un indígena tzeltal, acusado de haber asesinado a dos personas y herir a una más, en la comunidad de Santa Rosalía, del municipio de Comitán, fue quemado vivo por habitantes del lugar, informaron fuentes oficiales.
Se trata de Rubisel Hernández Gómez, quien la madrugada del domingo, dio muerte a dos personas y dejó una más lesionada, al dispararles con un arma de fuego, aparentemente durante una fiesta.

El tzeltal fue acusado de matar a disparos de arma de fuego, a su suegro Joel Abelardo Díaz Gómez, de 45 años y Mario Sánchez Gómez, de 32 años y durante el ataque lesionó a Arnulfo Díaz Gómez de 28 años, sin que se conozcan los motivos.

Después del incidente, el tzeltal se refugió en su casa, donde fueron por él, para llevarlo a la prisión de la comunidad, donde horas después fue sacado y golpeado para luego rociarle gasolina y prenderle fuego.

El cuerpo del hombre quedó varias horas en el lugar de los hechos, hasta que sus familiares procedieron a levantarlo.

Debido a la tensión que se vive en el lugar, el cadáver del hombre que fue linchado no fue trasladado al forense, lo mismo ocurrió con los otros dos.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.