“Desde abajo del templete”/ Semana 7

Título: “La esperanza de México”
No importaron las horas de espera bajo el fuerte sol. La esperanza de México tiene que ser escuchada. El cambio se aproxima.  El pueblo mexicano desea un cambio por un futuro mejor. Comitán de Domínguez, Chiapas.
Junio 2018
Autor: Ricardo Alejandro Coronel Barranco.

No podemos ocultarlo, a donde miremos se alcanza a ver esperanza. Es muy probable que las altas expectativas que buena parte de la población mexicana coloca en el candidato puntero no se alcancen, es muy probable que no logre cumplir sus promesas, es en extremo posible que si gana el candidato de las izquierdas se tenga que enfrentar a la resistencia de empresarios y políticos corruptos que le impedirán avanzar a la velocidad deseable e incluso le inmovilizarán, es seguro que las izquierdas auto-excluidas estarán ahí desde el primer día, señalando esa inmovilidad como una condición voluntaria, como un castigo por haberles dejado fuera. Sin embargo las y los esperanzantes ahí están, en las plazas, en las calles, apostando por un futuro diferente.

Tampoco hemos podido evitar mirar las prácticas clientelares de muchos partidos, repitiendo sus viejas fórmulas: camisetas, regalos, hasta la instalación de grandes pantallas para ver el futbol. Ahí no hemos encontrado rostros de esperanza, sino de necesidad y desesperación. También, de acuerdo a los testimonios de quienes nos han mandado fotografías de estas concentraciones, es donde más hostilidad se encuentra: las personas se esconden, se tapan la cara, se embozan. Mientras de un lado hay esperanza, de este lado hay miedo y vergüenza.

Estamos a quince días de la elección, la parte más intensa de las campañas. Pero no solo las campañas, todo el mundo intensea, se crispan, se enfrentan. El México bruto resuelve el conflicto electoral a balazos, a golpes, a insultos. El resto descalifica, ridiculiza al contrario, lo denuncia… los menos analizan propuestas, equipos, antecedentes. Unos creen que el país se transformará, otros esperan que todo siga igual, a pesar de la guerra, de la corrupción, del fratricidio. Unos quieren venganza —que desembocará en más venganzas en un círculo interminable—, otros quieren justicia. Unos quieren guerra y otros paz. Muchas aristas de un mismo país que esperamos ir reflejando en esta cobertura colectiva.

La pobreza de los pobres
Un vendedor de chicharrones que mientras camina hace la propaganda del PT con una bandera en su canasto. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
Autor: Alejandro Díaz Sánchez

 

El desengaño / En el desencanto
Fotografía tomada durante la visita de AMLO a Las Margaritas, Chiapas.
Autor: Oscar Villatoro Rubio

 

¿En este camino?
Una mujer indígena que camina cargando sus cosas, en el fondo hay un mensaje de publicidad que hace un contraste fuerte sobre la esperanza que los políticos prometen, desde abajo cada una/o buscará el mejor camino.
 San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, 2018
Autor: Alberto Andrés

 

El desaliento
Fotografía tomada durante la visita de AMLO a Las Margaritas, Chiapas.
Autor: Oscar Villatoro Rubio

 

La afición al verde
Señor con su playera que le regaló en partido Verde viendo el partido de fútbol en el centro de la ciudad. San Cristóbal de Las Casas, Chiapas
Autor: Rodrigo Pardo

 

“La dictadura”
Personas esperan al candidato a la alcaldía de San Cristóbal que intenta reelegirse pesé a la inconformidad de miles de habitantes por su gestión
Autor: Isaac Guzmán

 

Memoria
Hay que hacer memoria, para no olvidar las afectaciones del terremoto del pasado septiembre . Algunas Vendedoras esperan a las afueras de la sala de Bellas Artes en donde el candidato la diputación se reúne con organizaciones sociales.
Autor: Isaac Guzmán

 

“La interminable espera”
Un señor que está sentado en un mitin por Morena, las personas llegan dispuestas a esperar sin importar cuánto tiempo sea, Tonalá, Jalisco
Autor: David Lozano

 

“Lo que el Verde nos dejó”
Muchacho trabaja en el monte portando una playera del Partido Verde.
Autor Martín Larsson

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.