La gente me sigue, parece que tengo miel: Jesús Orantes

“Me he metido a comunidades indígenas donde de milagro no me han amarrado…”

Militante toda su vida en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), previo al actual proceso electoral Jesús Alejo Orante Ruiz decidió romper con el tricolor por el que alguna vez fue diputado local para lanzarse ahora como candidato independiente rumbo a la gubernatura del estado de Chiapas.

Es el único de los que aspiraron a conseguir ser candidatos independientes; afuera quedaron Horacio Culebro Borrayas y Lenin Urbina.

Conocido como un padrino o cacique en la región cañera de Pujiltic, Orantes Ruiz, habla con ese desparpajo de hombre de campo que no tiene miedo a lo que se diga de su forma campirana de ser.

“Soy un hombre que me he dedicado siempre a trabajar honestamente. Pueden buscarme por donde quiera y no van a encontrar cosa chueca”, dice el autodenominado La Luz de los Pobres y que ha aspirado al mismo cargo en el 2006 y en el 20012.

En ambos procesos electoral, al no conseguir la candidatura a gobernador por su partido, el PRI, Orantes Ruiz declinó por los candidatos que iban de punteros, en el 2006 le levantó el brazo a Juan Sabines Guerrero y en el 2012 a Manuel Velasco Coello. Por lo que en este proceso electoral no sería extraño que decline por el candidato que él considere que podría ganar el próximo domingo 1 de julio.

El hombre adinerado dice que es de “idea socialistas”, porque quiere que a todos les vaya bien, como le ha ido a él.

El hombre que se incubó en el PRI ahora reniega de los partidos políticos, lo fustiga, los ataca. Señala que son muy onerosos para el erario de los chiapanecos, de los mexicanos, que mejor deberían desaparecerlos y que los que aspiren a un cargo de elección popular lo haga con su propio dinero o el que sus amigos puedan darle.

Dice que él hace campaña con el sudor de su frente de lo que se ha ganado en su vida.

En su registro como candidato, Jesús Orantes dice que ha sufrido la “desigualdad social”  desde que nación, al ser un “hijo bastardo” de don Carmen Orantes, un viejo cacique que tuvo que huir de Venustiano Carranza, amenazado por los comuneros de la Casa del Pueblo que le reclamaban las tierras como suyas.

Con dos profesiones, ingeniero agrónomo y abogado a la vez, Orantes Ruiz es el primer candidato a gobernador en la historia electoral que no es impulsado por un partido político, a los que ahora acusa de “zánganos, que le chupan la sangre al pueblo chiapaneco. Parásitos del presupuesto del Estado”.

Padre de un extenso número de hijos e hijas, por ahora sólo presume a las más pequeñas de todos que tiene con su actual esposa, Rocío del Mar de 4 y Matilde del Sol de 5 años.

Orantes Ruiz es dueño de estaciones de servicio de gasolineras, dueño de decenas de unidades de transporte público concesionadas, tiene una flota de camiones, maquinaria pesada y cientos o miles de hectáreas de cañas en la región de Pujiltic, muchos de estos bienes ya a a nombre de sus hijos.

El mayor de ellos se Carlos Daniel Orantes Borraz es notario público. Con otra mujer, Carmen Noriega tuvo cuatro hijos, Gustavo, Alejandrina, Jesús Antonio y Kasandra del Mar. Con Mónica Nájera tiene otro hijo.

Tiene un hijo trabajando en la Secretaría de la Juventud, Jesús Antonio Orantes Noriega. Otro de sus hijos, Gustavo Orantes Noriega, es delegado de tránsito en la región cañera de Los Llanos.

Siempre ha sido dirigente de la CNC en la región cañera de Pujiltic, donde la situación de los miles de cañeros no es diferente a la que hace 10, 20 o 30 años. Siguen trabajando de sol a sol en las tierras del ahora candidato.

Dice que si bien el dinero no le sobra, si tiene lo suficiente para financiar su campaña electoral, y que es el único de los candidatos que renunció a las prerrogativas que le iba a dar el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), la igual que cuando fue diputado del PRI donó su sueldo para causas altruistas.

El hombre adinerado dice que es de “idea socialistas”, porque quiere que a todos les vaya bien, como le ha ido a él.

Que nada de lo que tiene lo heredó de su padre don Carmen Orantes, “pero ni un chicle”. Que al terminar su carrera tuvo un cargo operativo en el ingenio Pujiltic, donde era el segundo más pagado después del gerente. Que ahí estuvo cuatro años.

Que contrario a lo que se piensa de él, no nació rico; que era vaquero en un rancho. Que en los años setentas, el ingenio de Pujiltic era de los Pedrero, al igual que las cientos o miles de hectáreas de tierras a su alrededor. En el gobierno de Manuel Velasco Suárez, abuelo del actual gobernador, este obligó a los Pedrero a vender las tierras a los campesinos y trabajadores del campo.

Que en ese contexto fue como, a través de un líder campesino, se hizo de 50 hectáreas de caña que debía pagar en tres años, pero que pudo pagarla en dos años con la sóla producción de la caña en esas mismas tierras. Y fue así como creció todo lo que ahora tiene.

Orantes Ruiz dice que ha sido acusado de narco, de cacique. Pero que nada de eso es. Ni se considera así.

Define que el cacique es el que tiene sometido a las personas con miedo y terror, como lo hacen algunos grupos u organizaciones. Dice que a él la gente lo sigue porque los apoya, se considera dadivoso.

“Parece que tengo miel, la gente me sigue, la gente se pega conmigo, entonces eso me da grandes satisfacciones”

Cuestionado sobre si tiene enemigos políticos, puesto que se mueve con un grupo de guardaespaldas en una camioneta blindada, dice que cuando alguien como él llega a un estatus de poder político o social debe cuidarse, porque le salen enemigos de a gratis, sin deberla ni temerla: “Gente envidiosa, que ven a uno crecer”.

Dice que ahora como candidato independiente le toca cosechar también el repudio que hay en contra de los partidos políticos, que la gente ya está harta de ellos, decepcionada.

“Me he metido a comunidades indígenas donde de milagro no me han amarrado como en Pantelhó, Chenalhó, Chilón, San Juan Chamula y Chalchihuitán”, este último lugar donde dice que tuvo un incidente que pudo superar.

Le preocupa, dice que en muchas comunidades, los pueblos inconformes o que reclaman alguna obra no cumplida no van a dejar poner las casillas electorales, por lo que pide al gobierno estatal y a los órganos electorales que tomen sus previsiones.

El político, se dice un candidato muy bien “posesionado” y que tiene muchas posibilidades de poder ganar esa contienda, más ahora con un quinto candidato como lo es Fernando Castellanos. Pues el voto se pulveriza más.

Más aún, cuando dice, hay un rechazo social en contra de los partidos político.

“Yo pienso que no van a votar por mí,  por ser el mejor o por ser el más guapo, con tal de no votar por ellos, van a votar por mí, es un voto pues en contra de ellos, por la inconformidad que ya hay contra ellos”.

Dice que “los partidos políticos son la enfermedad, el cáncer, el veneno que ha empobrecido a la sociedad chiapaneca”.

De lo que Chus Orantes no habla es del conflicto permanente que ha sostenido con otros grupos de campesinos de la región de Venustiano Carranza que contrario a otros grupos, lo ven como un cacique que se ha enriquecido bajo el manto del sistema político priísta.

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios en “La gente me sigue, parece que tengo miel: Jesús Orantes”

  1. Gabriel Ausencio
    26 junio, 2018 at 8:36 #

    Su nota esta mal informada, ya el candidato explico que se salió del partido porque empezaron a traicionar los ideales del mismo y que más aún traicionaban al pueblo de Chiapas. y él no estuvo de acuerdo, él es un hombre cabal y nunca a negado su pasado.

    Sobre lo de cacique y que la gente lo sigue como la miel también ha dicho que es un hijo del campo, un hijo de la tierra. Gracias a ella es lo que es y la gente lo sigue por que lo aprecia y lo respeta(espero respeten la libre expresión).

    El resultado importante será el día de las elecciones y estoy seguro que ahí terminaremos ganadores.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Candidatos a la gubernatura cierran campañas | Chiapasparalelo - 28 junio, 2018

    […] Jesús Alejo Orantes con un acto religioso cerró su campaña a la gubernatura en una comunidad del municipio de Bachajon. […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.