Maestros de Chiapas se dividen, un sector suspende movilizaciones, otros continúan

Maestros mantiene bloqueadas las instalaciones de Petróleos Mexicanos (PEMEX) en la capital de Chiapas.
Foto: Raúl Vera

Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Chiapas sufrieron una escisión en su movimiento, y tras 16 días de paro indefinido de labores en demanda de la instalación de una mesa de negociación con el gobierno federal para exigir la derogación de la reforma educativa, un sector decidió suspender provisionalmente las protestas; en tanto otro grupo mantiene bloqueos y suspensión de labores.

El grupo que encabeza el secretario general de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Pedro Gómez Bámaca, suspendió a partir de este miércoles el paro laboral.

En conferencia de prensa informó que regresan a las aulas para garantizar el fin de cursos. Ello luego de una reunión con el gobierno de Chiapas, en la que las autoridades estatales se comprometieron a llevar a cabo un programa llamado “Educación Alternativa” a partir del próximo ciclo escolar.

Los maestros se este grupo señalaron que mantienen el rechazo a la reforma educativa, y una vez que entre el nuevo gobierno federal –aseguró Gómez Bámaca- reiniciarán acciones para demandar su derogación.

Por su parte, otro sector de la CNTE agrupado en lo que llaman Asamblea Estatal Democrática, de la que forma en su mayor parte maestros de la zona indígena, acordaron continuar el paro laboral y las movilizaciones.

Manuel Mendoza, líder de este movimiento en el que asegura agrupa a unos 30 mil maestros, aseguró que mantienen las protestas porque no recibieron una respuesta que de solución a la demanda de fondo relativa a la cancelación de la reforma educativa, y la que tiene que ver con demandas estatales.

Entre estas demandas está la reinstalación de 580 cesados, pago total e inmediato a maestros interinos a quienes se les adeuda desde 2016; y el pago de aguinaldos y prestaciones.

También la basificación de maestros que decidieron no entrar a la evaluación que marca la reforma educativa; y la reparación total de más de 800 escuelas que resultaron dañadas por el sismo de septiembre de 2017.

“El gobierno ha dado respuesta a cuenta gotas, no ha concluido la reparación de las escuelas, no ha pagado a los maestros interinos, y no tiene capacidad de resolución a la demanda de la derogación de la mala llamada reforma educativa. Por tanto nuestro movimiento aún no ve condiciones para levantar el plantón y las movilizaciones”, dijo Manuel Mendoza.

Este grupo de maestros mantiene bloqueadas las instalaciones de Petróleos Mexicanos (PEMEX) en la capital de Chiapas.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.