Organizaciones exigen cese la criminalización hacia la niñez trabajadora

Cotidianidades tuxtlecas. Foto: Rafael Hernández C.

El Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores en el marco del “Día del Trabajo Infantil” celebrado el pasado 12 de junio, pidieron a las autoridades el respeto a la participación en todas la decisiones que les afecten además de pedir al gobierno  a favor de la generación de políticas de protección para que sean víctimas de abusos o explotación laboral.

  • COMUNICADO –

Este 12 de Junio la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recuerda el “Día contra el trabajo infantil”, fecha instalada por el organismo internacional con el propósito de recordar a los Estados que se han comprometido a erradicar el trabajo infantil. Por ese motivo, desde el MOLACNATs, los Niños, Niñas y Adolescentes trabajadores de América Latina queremos recordar al organismo internacional LA DIGNIDAD de nuestro trabajo en contextos de desigualdad e insuficientes políticas de protección para la infancia, adolescencia y nuestras familias y exigimos el respeto a nuestro derecho a la participación en todas las decisiones que nos afectan, así como el cese de la criminalización, propiciada desde el propio ente internacional con campañas como la del día de hoy.

Reafirmamos, asimismo, que existe una gran diferencia entre el trabajo digno y la explotación y exigimos el fomento, desde los Estados y los organismos internacionales, de trabajos decentes –sobre todo para las personas adultas- y la erradicación de todas las formas de explotación laboral para todas las personas, con especial protección a la infancia y adolescencia.

A la OIT queremos recordarle, una vez más, nuestro derecho a ser escuchados, garantizado en la Convención de los Derechos del Niño y la Niña, y que se encuentra sistemáticamente violentado por parte del organismo internacional. Durante la Cuarta Conferencia de la OIT, realizada en 2017 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina,  no tuvimos representación e incluso nos impidieron ingresar al lugar del encuentro. Fue por ello que nos organizamos en un “Gritazo” que nos permitió, pese a todo, hacer escuchar nuestras voces en contra de las políticas de erradicación del trabajo infantil y a favor de la generación de políticas de protección de los niños, niñas y adolescentes trabajadores para que no suframos abusos ni explotación laboral y podamos contribuir al bienestar de nuestras familias y sociedades mientras crecemos con dignidad. Ese gritazo demostró a todo el mundo que nuestro movimiento es fruto de la unidad entre las diversas identidades políticas que emergen en la región, como expresiones colectivas de resistencia y dignidad.

Los niños, niñas y adolescentes trabajadores queremos ser protagonistas de un mundo sin males. Erradiquemos la corrupción de nuestros gobiernos que producen muerte, erradiquemos las guerras, erradiquemos la explotación.

¡CONTRUYAMOS LA PAZ Y GLOBALICEMOS LA DIGNIDAD!

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.