“Por temor a que sus vidas vuelvan a corran peligro” desplazados de Chenalhó piden al INE casillas especiales para votar

Conmemorarán dos años del desplazamiento forzado del Ejido Puebla de Chenalhó con Foro Cultural

Más de 240 desplazados tsotsiles del Ejido Puebla del municipio de Chenalhó solicitaron vía escrito al Instituto Nacional Electoral  (INE) y al Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas (IEPC) les sea instalada una casilla especial cerca de su campamento para poder ejercer su derecho al voto este próximo 1 de julio para elegir al Presidente de la República, Senadurías, Diputación Federal, Diputación Local por el distrito 21 y al respectivo a la Presidencia Municipal de San Pedro Chenalhó.

Los desplazados aseguran que corren riesgo si acuden a las casillas de su municipio el próximo 1 de julio pues están amenazados de muerte en caso de regresar a sus hogares, según afirma en su publicación el portal Animal Político.

A través de un comunicado dirigido al Consejo General del INE, los afectados plantean su deseo de votar, al mismo tiempo de manifestar el temor de regresar a su comunidad de origen para participar en la jornada electoral el próximo 1 de julio, pues aseguran que de hacerlo “sus vidas corren peligro”.

El 26 de mayo de 2016, un grupo de hombres armados ingresó al Ejido Puebla de Chenalhó, por un conflicto de territorios, y agredió con piedras, palos y armas, a los habitantes del lugar con la finalidad de que abandonaran sus hogares. En dicho suceso, aseguran los desplazados, murieron al menos dos personas. Como consecuencia de ese ataque, aproximadamente 240 personas indígenas tsotsiles se vieron obligadas a ser desplazadas ya que ponían en riesgo su vida.

A dos años del desplazamiento forzado, comentan que, han enviado documentos al gobierno del estado para solicitar ayuda y exigir justicia ante la violencia de la que han sido víctimas, pero a la fecha les es imposible regresar a sus hogares, pues la situación de inseguridad persiste.

“Desde el desplazamiento y hasta la fecha hemos venido exigiendo al gobierno del estado que mientras continuamos desplazados se atiendan nuestras necesidades básicas, como son la alimentación, vivienda, educación, salud, trabajo y seguridad”, exponen.

Incluso en mayo de 2017, el Centro de derechos Humanos Ku’untik solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la adopción de medidas para proteger la vida e integridad de las personas desplazadas de Chenalhó.

A pesar de las intimidaciones en su contra en caso de regresar a casa, los habitantes de Chenalhó desean participar en las elecciones del 1 de julio. “Sin embargo no nos es posible ir a votar al Ejido de Puebla Chenalhó, en donde nos correspondería normalmente, pues estamos amenazados y amenazadas de muerte si regresamos e incluso, tememos por nuestra vida e integridad aun en el campamento en el que ahora nos encontramos”.

Por tal motivo piden al órgano electoral que se realicen los trabajos necesarios entre el Consejo Distrital y el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas, para que la instalación de su casilla especial se haga con la debida diligencia y discreción absoluta, pues de no hacerlo así la vida de los desplazados que acudan a votar así como de los funcionarios de casilla, podrían correr riesgo.

Finalmente solicitan al INE que brinde las facilidades necesarias para que aquellas personas que no cuenten con su credencial para votar puedan participar en las elecciones ya que ante la urgencia de abandonar sus casas, huyeron sin su documentación original.

“Es importante mencionar que, al haber tenido que salir de forma inmediata de nuestras casas, muchas y muchos de nuestros compañeros no tuvieron la oportunidad de tomar su documentación más elemental, como la credencial para votar, acta de nacimiento o CURP. Es por ello que algunos de ellos y ellas, solicitarán ante la Junta Distrital correspondiente la reposición de su credencial, y otras la solicitarán por primera vez, pues ante la situación de violencia extrema, no h sido posible que la tramiten”.

Argumentan que su situación de indígenas tsotsiles desplazados, los coloca “en una situación de extrema vulnerabilidad” por lo que les ha sido imposible exigir en tiempo y forma sus derechos “pues hemos enfocado toda nuestra energía en los (derechos) más elementales que nos permiten sobrevivir, como lo es la alimentación y la seguridad”.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.