Desde la cárcel, ex director de la Mactumatzá da su versión de lo sucedido con los estudiantes fallecidos por “novatada”

 

Otra joven que quería ser normalista en Chiapas, pero no sobrevivió al “curso de inducción”

Conrado de Jesús Borrás León, ex director de la Escuela Normal Rural “Mactumatzá” quien fuera detenido el pasado 28 de julio por elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE), difundió un documento hecho desde su instancia en el Centro de Reinserción Social 14 “El Amate”, en el que detalla lo sucedido con los alumnos y alumna fallecidos en meses anteriores por una supuesta “novatada”.

“Las celdas son duras, no importa que unas sean más cómodas que otras. Se sufre, se siente el dolor de los recluidos; las canciones que se escuchan son tristes por la letra, por la música, por los días cansados que se viven”, describió Borrás León en dicho documento.

 

Sábado 25 de agosto, 2018

CERESO No. 14. Cintalapa, Chiapas.

Un alumno de nuevo ingreso falleció…

Lamentable, una perdida muy lamentable. La presión social es intensa, tal vez las leyes y la justicia se tarden en aplicarse, pero no en Chiapas. Hay que encontrar un culpable, después se investiga. Ya estoy pagando, me encuentro recluido en el penal.

Recuerdo, reflexiono:

El Proyecto de Trabajo que elaboraron los estudiantes para la Guardia Vacacional –periodo de inducción-, lo revisé; se constituye con actividades posibles de llevarse a cabo, adecuadas para la vida escolar de Mactumactzá; no están programadas actividades extenuantes o para el sacrificio. Firmé donde decía Visto Bueno. En otras reuniones simplemente firmaba de recibido. Se hizo para los alumnos de nuevo ingreso, con propósitos formativos y de acercamiento a la vida escolar de Mactumactzá.

Este Proyecto de Trabajo se inscribe en un periodo de inducción para alumnos de nuevo ingreso; es un Proyecto que se sustenta oficialmente en una Minuta Interna de Acuerdos, firmada y sellada por Directivos, Comité Ejecutivo Delegacional y Comité Ejecutivo Estudiantil, anteriores a mi gestión; además de otros acuerdos firmados y sellados con Autoridades de Gobierno. En dichas minutas también se estableció el estudio socioeconómico que se aplica a cada aspirante seleccionado (estudio apoyado económicamente en su aplicación por el Gobierno del Estado), con el propósito de que en verdad sea el tipo de alumno que cobertura Mactumactzá: hijo (a) de campesino o indígena de bajos recursos económicos. Este estudio aparece como un requisito en la Convocatoria Oficial que se emite para el Examen de Selección de Nuevo Ingreso. Entonces dicha Minuta Interna de Acuerdos posee validez oficial.

Esta Guardia Vacacional cuida y resguarda de manera general a la institución. Con el tiempo pasó al campo de usos y costumbres de la población estudiantil (valórese que el 35 por ciento del alumnado es indígena, con arraigos de la comunidad de origen). La alimentación de la Guardia se sostiene con los recursos que otorga el Gobierno del Estado en materia de alimento para los alumnos.

Fueron los Coordinadores de este Proyecto de Trabajo los primeros responsables, quienes a su vez delegaron tareas específicas en operadores del mismo, con la confianza de los normalistas rurales, probada ya en distintos eventos sociales, culturales, cívicos y deportivos. Un Proyecto de Trabajo de estudiantes para estudiantes, formativo en tanto su naturaleza teórico-práctica: Ejecutado por alumnos conocedores de las distintas actividades; así por ejemplo, los bailables regionales se enseñan por alumnos del Club de Danza de la Escuela, experto bailadores y danzantes. Las actividades deportivas, dirigidas por destacados jugadores de básquetbol, fútbol, volibol, etcétera; reflexiones de lectura en círculos de estudio, análisis de videos. Hay ocasiones en que se invitan a conferencistas.

Por todo lo ya expresado se comprende por qué no se delega la aplicación de dicho Proyecto de Trabajo a personal de la escuela (no tiene espacio de participación); y en esta Guardia en particular porque, además, desde hace ya casi 2 años, la mayoría de los trabajadores (docentes, administrativos y de intendencia) abandonó el servicio en Mactumactzá; lo cual se suma al hecho de que nuestro personal salió de vacaciones.

En esta Guardia Vacacional (y de inducción), año con año personal de la Subsecretaría de Educación Federalizada (SEF) asiste a la Reunión General con alumnos de nuevos ingreso que ya están en pleno ejercicio de la misma. Este personal (incluida la Dirección de la Escuela y Comité Ejecutivo Estudiantil), da la bienvenida, expresándoles lo mucho que se espera de ellos, que Mactumactzá es una Normal Rural formadora de Licenciadas y Licenciados en Educación Primaria, una carrera de vida que deberán cuidar a través del estudio y del trabajo constante; que no se olviden de donde vienen, que no se olviden de sus padres. A la vez se les pregunta respecto a cómo les va en la Guardia, cómo se sienten, si los tratan bien.

Invité a la Jefa del Departamento de Educación Normal a la Reunión, me dijo que estaba bien, pero que esperaría instrucciones del C. Secretario. Así estuve el día 20 de julio en la Reunión Gral., y después de ponerme a las órdenes como Director y “hermano mayor” por ser un normalista rural mayor que ellos, no hubo reportes de malos tratos; al contrario, tiempo después me hicieron llegar de puño y letra lo que se sentía pertenecer a Mactumactzá, que estaban contentos por estar aprendiendo bailables, que querían ser “sabelotodo” para ayudar a la comunidad, que los coordinadores “eran muy amables”, etcétera.

Hasta aquí he hablado de las condiciones del personal y su desempeño laboral bajo las condiciones en que se desenvuelve la escuela; de la naturaleza del Proyecto de Trabajo de Estudiantes para Estudiantes (que no es “novatada”), instituido mediante Minuta de Acuerdos, incluidas las firmadas con el Gobierno. Aún cuando no está considerada la participación ni la permanencia del personal en dicho Proyecto de Trabajo, incluida en dicha consideración a la propia Dirección de la Escuela, como ya dije, el Comité me lo presentó para su revisión; lo hice y di mi Vto. Bno.

Estuve en la escuela desde el primer día de la Guardia (19 de julio). No fui informado de ninguna incidencia. Los Coordinadores sí dijeron: “se está aplicando bajo las recomendaciones de Ud. como Director; es más, me han dicho que me estoy pasando de mis atribuciones, pero vamos bien: buen trato para todos”… Terminaría puntualizando la Presidenta de los Coordinadores.

Cuando fui informado a las 12 de la noche del mismo día 19 de julio que a José Luis Hernández Espinoza lo habían internado en el Sanatorio Paredes (me vi imposibilitado para ir por mareos recurrentes que padezco), al día siguiente (20 de julio) valoramos el Trabajo de la Guardia con los Coordinadores y Comité Ejecutivo Estudiantil… “de hecho ya no estamos aplicando el Proyecto, las actividades que se hacen son las menos pesadas posible”, me conformaba la Presidenta “no sabemos que pasó…, es el primer día de la Guardia. El primer dictamen médico, por los síntomas que presentaba el paciente fue: intoxicación o envenenamiento”, decían.

Levantamos y firmamos un documento. Luego me fui a la Reunión General prevista con los alumnos de nuevo ingreso (ya hablé e términos generales de esta reunión). A las 8:30 de la noche fui informado del deceso de José Luis Hernández Espinoza. A partir de ese momento ya todo fue fatalidad, pues luego supe de otros hospitalizados, a quienes fui a visitar con el corazón en la mano, confiando en los médicos y en la juventud de los muchachos para su pronta recuperación. Los alumnos respondieron con los gastos de hospitalización. Ahí me vio personal de la Fiscalía.

Fui el único de los trabajadores que estuvo ahí. Sé que es una triste situación interna que Mactumactzá vive. En la Oficialidad Superior no hay defensa para mí como Director o como Representante Legal de la Institución. Bueno, está bien, pero al menos me queda la gratitud por el apoyo durante tantos años, ya que autoridades de SEF compartieron con nosotros las voces esperanzadoras, entusiastas y alegres de los alumnos de nuevo ingreso en plena Guardia; a veces los veíamos con tristeza dado del aspecto físico que muchos de ellos mostraban por la desnutrición que tenían: flaquitos (as), con manchas en la piel, bajos de estatura… que deviene de la pobreza y la marginación en la que han vivido.

No va a encontrarse en la historia de las Escuelas Normales (salvo las excepciones de rigor) que un Director –en las condiciones ya descritas- de seguimiento personal de aplicación a Proyectos de Trabajo de esta naturaleza.

“¡Es garante, él mismo lo ha dicho!”… Dice el Fiscal. Yo no sé, respecto a “guardar silencio porque todo lo que digas puede ser usado en tu contra”. Por convicción y formación no he negado la Comisión que tengo como Director. Cierto, soy Director de la Escuela desde el 26 de enero de 2010 y hasta antes de ser suspendido oficialmente como tal, continué en dicha Comisión Oficial, porque cuando ya estaba por cumplirse los 4 años que dura el encargo, reuní al Comité Ejecutivo Delegacional y Comité Ejecutivo Estudiantil para plantearles que ya los tiempos del cambio de directivos habían llegado, que estábamos a mediados de noviembre 2013 y que, por lo mismo, teníamos diciembre y enero para la realización de dicho proceso de selección, de tal forma que el 26 de enero de 2014 estaría entregando la Dirección.

Pero en lugar de acercamiento entre ambos Comités, hubo distanciamiento; y luego problemas, desacuerdos. Al C. Secretario el dije que dada la situación no podía dejar la Dirección. Así lo comprendió. Las diferencias se acentuaron en la Comisión Dictaminadora Docente… Y el conflicto llegó al rompimiento y abandono laboral de la mayoría de la Delegación Sindical, ya no por el asunto de cambio de Directivos, sino por la basificación docente (proceso en el cual “los estudiantes no tenían derecho de participación porque era un derecho sindical”). Los llamé al diálogo, al retorno al trabajo, pero ya no volvieron.

¿Por qué se permitió que siguiera como Director si las cosas no las estaba haciendo bien? Fuera de la escuela ciertamente han habido momentos de enfrentamientos con policías y estudiantes… ¿Por causa de la Dirección o porque las autoridades ofrecen recursos o tiempos de solución a necesidades y peticiones estudiantiles que luego se retardan o no se cumplen conforme a Minutas de Acuerdos? Dentro de la Escuela: “¡Que linda está su escuela!”… Dicen visitas oficiales y no oficiales: Áreas verdes, limpieza general, edificios y anexos deportivos en óptimas condiciones. La escuela está ahí, de pie y trabajando, gracias al trabajo de estudiantes y trabajadores, gracias al Apoyo de Autoridades Educativas y de Gobierno, incluida la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE).

Nuestras instalaciones se han compartido con las Escuelas Normales de Chiapas y otras instituciones que en cada Fiesta de Aniversario nos distinguen con su presencia. Siempre me quedé en la Guardia de Fin de Curso por una Minuta de Acuerdos Interna que yo no instituí (salvo el año pasado que me quedé en casa por una intervención quirúrgica prostática, justamente para estar ya recuperado al inicio del ciclo escolar).

Finalmente quiero decir que a Mactumactzá le debo lo que soy; gracias a ella fue posible que también prestara mis servicios en la noble Escuela Normal Superior de Chiapas. La cárcel se resiente; “la cárcel se hizo pa’ los hombres”; es una afirmación que no comparto. Las celdas son duras, no importa que unas sean más cómodas que otras. Se sufre, se siente el dolor de los recluidos; las canciones que se escuchan son tristes por la letra, por la música, por los días cansados que se viven. Pero mi reclusión no impide, ni debe impedir el desahogo de las tareas propias de la institución. Hay que continuar trabajando por la escuela, hasta el fin.

Hasta entonces.

Conrado.

Ah, se me olvidaba mencionar que estoy preso por el delito: HOMICIDIO: Comisión por omisión (que comisioné y no di seguimiento al proyecto “novatada” para que se aplicara tal cual. Que no es académico ni formativo porque no fueron docentes los aplicadores… Y que dicho Proyecto de Guardia no se sustenta en la normatividad).

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.