Bienvenidos a México

Bienvenidos a México. La Caravana Migrante es rociada con gas lacrimógeno antes de cruzar la frontera. Foto: Colectivo Tragameluz

 

La Caravana Migrante ya está en México. Más de dos mil personas atravesaron hoy el río Suchiate. No es la primer caravana, no será la última, pero en esta ocasión el gobierno federal decidió complicarlo. Sabían que venían, sabían que intentarían pasar, sabían también que podrían hacerlo de manera ordenada y de común acuerdo. Pero el día anterior detuvieron a uno de los organizadores, cerraron las garitas y apostaron policías a ambos lados del puente.

 

La fuerza y la bandera. Foto: Tragameluz

 

Pocos de un lado, claramente insuficientes para detener a la gente, sino solo para provocar, permitir romper la primera valla para que llegaran al otro lado del puente —con una valla más fuerte— corriendo desorganizados. Ahí los recibieron con gases lacrimógenos, lo que provocó que algunos de los migrantes respondieran con piedras. Por unos minutos el caos tomó el puente.

 

Unos ponen los escudos y otros la sangre. Integrantes de la caravana heridos luego del enfrentamiento con la policía. Foto: Tragameluz

 

La caravana se replegó hacia el lado guatemalteco, las y los coordinadores retomaron el control y establecieron diálogo con las autoridades mexicanas, que abrieron las puertas y ofrecieron camiones para transportarlos a albergues que ya estaban preparados.

 

Correr por la vida. Una familia corre luego de cruzar la primera puerta del lado guatemalteco. Foto: Tragameluz

 

A la prensa, sobre todo a los fotógrafos, nos dieron las imágenes que habíamos ido a buscar: ropa y zapatos tirados luego del repliegue, padres y madres protegiendo a sus hijos huyendo de la policía, migrantes arrojando piedras a las fuerzas del orden, humo, caos, la desesperación en los rostros del éxodo masivo.

 

Puente sobre el río. Al quedar bloqueados en el puente, varias personas se lanzaron al río Suchiate. Foto: Tragameluz

 

Las autoridades federales sabían que eso pasaría, sabían que haríamos estas fotos, que las circularíamos. Buena parte de la sociedad mexicana —tal vez no muchos, pero pocos son demasiados— están usando las imágenes para sacar a relucir su xenofobia, su despreció por el otro, su racismo y todo tipo de prejuicios. No pusieron vallas, policías y gases para evitar el paso —sabían que terminarían por pasar— sino para darle escenografía a estas imágenes. Una puesta en escena para complacer al vecino del norte, que incluye gasear a mujeres y niños para “defender la frontera”.

 

Hijos de la border. Policías federales patrullan la orilla del río Suchiate. Foto: Tragameluz

 

Hacemos nuestra parte: denunciamos el actuar de la autoridad indolente que se rehusa a darle trato de humanos a los humanos, pero al mismo tiempo nuestra imagen será usada para propagar el miedo, para esparcir rumores y odio, para escalar conflictos.

 

Voy a tener suerte. Migrantes esperan en Tecun Uman la hora de cruzar la frontera. Foto: Tragameluz

 

Nosotrxs, el colectivo Tragameluz, ponemos la imagen, que es nuestro particular testimonio de esta historia. Ustedes, a partir de ellas, deciden si las dotan de humanidad, empatía y asilo o las usan para ilustrar sus prejuicios, su xenofobia y sus genuflexiones.

 

La sonrisa del futuro posible. Madre e hijo esperan antes de cruzar la frontera. Foto: Tragameluz

 

#Ningúnserhumanoesilegal

 

Enfrentamiento y cobertura. Policías federales protegen a los migrantes de las piedras lanzadas de un lado y otro. Foto: Tragameluz

 

#Ningúnserhumanoesilegal

 

Desde aquí desde arriba. Niño observa a los camaristas que acudieron al rescate de los migrantes que se lanzaron al río desde los alto del puente.  Foto: Tragameluz

#Ningúnserhumanoesilegal

 

Que se vayan las vallas. Foto: Tragameluz

 

#Ningúnserhumanoesilegal

 

Abrazo y esperanza. Foto: Tragameluz

 

#Ningúnserhumanoesilegal

 

Cuerpo diplomático. Foto: Tragameluz

 

#Ningúnserhumanoesilegal

 

¿Y los derechos humanos? Foto: Tragameluz

 

#Ningúnserhumanoesilegal

 

Petición y destino. Foto: Tragameluz

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.