Continúan ataques a la libertad de expresión en Chiapas, periodistas denuncian agresión

Enoc Mendoza y Leonel Mejia presentando su denuncia ante la FGE

Enoc Mendoza y Leonel Mejía, periodistas de la “Revista Perspectivas” de Tapachula, fueron agredidos con piedras y palos por un grupo de 30 personas que se manifestaban en Tapachula.

Mendoza y Mejia, en la tarde del jueves, cubrían una protesta que se reunía en la caseta conocida como “La arrozera”, para impedir el paso de un autobús de la empresa “Travel” con destino a Tijuana, Baja California. Al ver la llegada de los medios de comunicación, los manifestantes “a punta de palos y mentadas de madre” amenazaron y amagaron con golpearlos si no se retiraban del lugar.

Los periodistas argumentan que en el lugar se encontraban elementos de la Policía Federal, sin embargo, ellos les pidieron que se salieran del lugar para evitar confrontaciones.

Horas más tarde, Mendoza y Mejia acudieron a la Fiscalía de Delitos cometidos contra Periodistas de la Fiscalía General del Estado con sede en Tapachula.

En este último mes, se han presentado diversas amenazas y homicidios relacionados con el ejercicio de la libertad de expresión.

El 21 de septiembre, Chiapas Paralelo denunció el intento del cantante Julión Álvarez, por amedrentar a periodistas y organizaciones defensoras de derechos humanos, causando un menoscabo a la libertad de expresión. 

Ese mismo día, el periodistas Mario Gómez Sánchez, corresponsal del periódico El Heraldo de Chiapas en el municipio de Yajalón, fue asesinado a balazos cuando salía de su domicilio en el mismo municipio.

El pasado miércoles, El exeditor, activista y usuario de redes sociales, Sergio Martínez González, fue acribillado a tiros esta mañana en el municipio de Tuxtla Chico, luego de que un par de sicarios a bordo de una motocicleta se le acercaran para asestarle dos de los 13 tiros que dispararon.

Al respecto, la organización internacional Artículo 19 instó a las autoridades, proteger y garantizar la libertad de expresión y el derecho a la información, tanto en el sentido de derogar los delitos contra el honor en aquellos estados donde aún están vigentes, como en la adopción de criterios tendentes a desestimar aquellas demandas cuyo objeto sea coartar el libre flujo de ideas e informaciones.

 

 

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.