En el camino andamos, solidaridad entregamos

Fotocrónica del Colectivo Tragameluz del cuarto día de la Caravana Migrante 2018 en México, elaborada de manera colaborativa por Angélica Pineda-Silva, Verónica Paredes e Iván Porraz.

 

Emergencia humanitaria. Foto: Tragameluz

 

Ante la crisis humanitaria, es evidente la ausencia de las instituciones estatales que en principio tendrían la obligación de responder a la emergencia migratoria. Aunado a esto, los organismos internacionales se muestran invisibles en el acompañamiento de la caravana de migrantes, evadiendo su responsabilidad y avalando así la violación a los derechos de las personas en tránsito, esos que han convertidos en los nadies.

 

Mover a México. Foto: Tragameluz

 

Triste es ver que los medios de comunicación en la ciudad siguen reforzando el estigma del migrante indeseado, escuelas y colegios han cancelado clases, la desinformación ha servido para hacer creer a la población que se debe tener miedo, que se les debe rechazar y ahuyentar.

 

Cuando el destino se comparte. Foto: Tragameluz

 

A pesar de esto, la caravana que se instaló a pernoctar en los parques Miguel Hidalgo y Bicentenario, despertó arropada por la solidaridad de los habitantes tapachultecos. La gremial de restauranteros de la ciudad y grupos de sociedad civil se acercaron con comida, agua y otros donativos necesarios para continuar su viaje. Una familia con niños pequeños ha tenido suerte, alguien facilitó su marcha al regalarles una carriola en dónde llevar a su pequeño.

 

Perfectamente equilibrado. Foto: Tragameluz

 

Sale el sol, comienzan a caminar, el destino de hoy, la ciudad de Huixtla. El calor del Soconusco quema la piel, pero el corazón solidario de los Chiapanecos ha dado un calor diferente, el de hermandad solidaria. Los grandes árboles típicos de esta región aligeran a veces con su sombra, aligera también personas que han salido en sus vehículos a encontrarles organizados a partir de su afiliación religiosa, familiar, o de amistad, no importa cómo, lo importante es apoyarles, hacer lo que no hace el gobierno, ponerse en los zapatos de sus hermanos vecinos.

Darle de beber al sediento. Foto: Tragameluz

 

Vecinos de Tapachula entregan bebida y comida a migrantes a un lado del camino. Foto: Tragameluz

 

Los voluntarios del camino han cargado sus vehículos con garrafones de agua, tamales, tortas, algo que de energía para continuar el viaje. Aducen sus acciones diciendo “podríamos ser nosotros o nuestros hijos dicen unos, todos somos hijos de Dios expresan otros,”. No podemos darles a todos, pero si se juntan manos, voluntades y corazones, cada uno de los caminantes recibirá su parte.

No es solo agua y comida, la gente del Soconusco también ofreció transporte a quienes pudo. Foto: Tragamleuz

No sólo la comida hace falta, los que tienen camionetas, camiones, tráiler dan aventón para acercarles a Huehuetán, Chamulapa o su destino de hoy, Huixtla. Tu compañera de viaje puede ser una vaca, una montaña de arena para construcción o una plataforma de transporte pesado; no importa, si tiene ruedas, hay espacio y voluntad de transportarles, los hondureños, guatemaltecos y salvadoreños te agradecerán con creces, así lo expresan.

 

Apoyar la ruta como se pueda. Foto: Tragameluz

 

Mañana seguirán su camino, por hoy llegaron, la mayoría bien pero han dejado a alguien atrás. La alegría que les ha acompañado hasta el momento se apaga para ofrendar un minuto de silencio, ya que en un accidente ocurrido en la carretera un compañero de viaje ha muerto. Es momento de unir 13 mil corazones errantes para agradecer por su vida; millones de corazones mexicanos y del mundo que están atentos a su paso.

La Cruz Roja y sus voluntarios tampoco descansan. Foto: Tragameluz

 

Un par de infantes descansan a un lado del camino. Foto: Tragameluz

 

La siguiente parada será Mapastepec, al igual que ha ocurrido hasta el momento, la comunidad se encuentra atenta a prestar ayuda.

 

Paso a paso, las tres banderas se mantienen izadas. Foto: Tragameluz

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.