Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas cumple 30 años en defensa de pueblos y comunidades indígenas

El Comité Directivo del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, AC. (Frayba) e integrantes.

A 30 años de la creación del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, por el obispo Samuel Ruiz García, clérigos que lo acompañaron destacaron hoy su gran legado en Chiapas en favor de los pueblos y comunidades indígenas,  que ante la embestida gubernamental, tuvieron siempre a un protector y defensor de sus derechos.

En el marco del 30 aniversario del Frayba, se presentó hoy el informe “Frente a la violencia, la espiral de luchas y resistencias”, que detalla los agravios a los pueblos originarios de Chiapas, la violencia contra las mujeres y otras luchas y resistencias que han intentado ser apagadas sin éxito alguno.

Pedro Faro, su director ejecutivo del Frayba, encabezó hoy el acto junto los consejeros de ese organismo, al obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López, el sacerdote dominico, Gonzalo Ituarte y Jorge Santiago, un laico que ha trabajado en las comunidades indígenas de Chiapas. Todos ellos colaboradores muy cercanos de Samuel Ruiz García.

“Es evidente que no somos sadomasoquistas, no es que veamos el dolor, la muerte, el sufrimiento, la tortura y la desgracia, porque nos regocigemos en ello. Es exactamente por el amor a la vida, a la libertad a la dignidad, por el caminar en el dolor con los pueblos de Chiapas como hemos llegado hasta aquí”, dijo Ituarte.

Señaló que celebrar 30 años del Frayba es celebrar la gestación del Centro desde el corazón de los pueblos originarios, desde el corazón de la aspiración de la gente, a vivir su plenitud, a ejercer sus derechos.

“Somos defensa de derechos humanos, porque existe ejercicio y aspiración a que esos derechos sean realidad. Tatic Samuel fue capaz de leer los signos de los tiempos, de leer la mayéutica. Que el obispo Samuel Ruiz supo transformar el acompañamiento de su pueblo con proyectos como el Frayba”, dijo Ituarte.

Agregó que el obispo Samuel Ruiz creo el Frayba con la esperanza de que algún día no tenga necesidad de ser y existir. Y que desde hace 30 años el Frayba ha estado cada vez más cerca de la gente y de la aspiración de esa gente. Sin embargo, su existencia sigue siendo necesaria.

Raúl Vera López, obispo de Saltilo, y exobispo coadjutor de Samuel Ruiz García en Chiapas, dijo que jTatic Samuel creó espacios incluyentes, hizo crecer un proyecto más allá de la iglesia, que creó espacios con el Frayba para ver y defender los pueblos agraviados.

“Siempre fue más allá, cada día fue abarcando más a la humanidad. Por eso los pueblos indígenas le dieron el título postmortem, “JCanan Lum”, que significa cuidador de los pueblos, y se le encomendó ahora ser cuidador de los pueblos del mundo”, dijo Vera López.

Dijo que alguna vez se le preguntó a don Samuel Ruiz, como pudo hacer posible la creación de grandes proyectos dentro de su Diócesis, y que él sólo respondió que se hizo llegar de gente conocedora, de gente experta que sabía trabajar y acompañar a los pueblos.

En otras palabras, el obispo partió de que sólo no podía hacer nada, de que sólo no podía hacerlo todo, por eso se rodeo de personas que pudieran ayudarle a sacar a delante a los pueblos.

Expuso que después de ver y participar como juez en el Tribunal Internacional de los Pueblos, un tribunal de conciencia, se destacó que en México, la estrategia del gobierno es la violencia, crear la violencia y mantener la impundidad. Quieren todos contra la pared,  y llevarse todo. Permitir que vengan extranjeros a hacer todos los negocios que quieran”, dijo el obispo Vera López.

“Han gobernado contra nosotros tantos años, está relatado todo eso en voz y la palabra de las víctimas de todo lo que hizo y ha hecho este regimen. Actualmente el país está destrozado”, indicó Vera López.

Sobre el informe, “Frente a la violencia, la espiral de luchas y resistencias”, Pedro Faro  dijo que se trata de esbozar los símbolos en perspectiva histórica de estos 30 años del caminar del Frayba al lado del pueblo organizado, donde se cuentan las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas por parte de todos los niveles de gobierno, en particular durante el crítico sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto y del ex gobernador Manuel Velasco Coello, responsables, junto a los poderes fácticos, de ocasionar la profundización de los conflictos, que sitúa a la población en una crisis civilizatoria.

Dijo que frente a la ausencia de verdad y justicia, los Pueblos persisten en los caminos de la resistencia construyendo sueños y esperanzas en alternativas frente al olvido y en respuesta a la compleja realidad que se vive en México.

Y que, en este recuento se evidencia que el Estado mexicano, a pesar de haber firmado y ratificado diversos instrumentos de derechos humanos, de carácter vinculante, en el ámbito interamericano e internacional, en la realidad no cumple con sus obligaciones de prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones cometidas.

Y es por ello que las iniciativas autónomas como La Otra Justicia construida desde los Pueblos tiene el propósito de resistir contra el olvido y abonar a la verdad, justicia y no repetición de graves violaciones a derechos humanos.

“Por tanto los Pueblos no olvidan y señalan los responsables y combaten de frente a la impunidad en México. La memoria es identidad, como una historia construida por sobrevivientes que el Estado no puede silenciar”, dijo Faro.

Detalló que este informe recoge la sistematización de la situación que enfrentan las comunidades y personas en el estado de Chiapas frente a la crisis de derechos humanos que se desborda en todo nuestro país. Esta crisis se manifiesta de manera cruel y cínica principalmente en la violencia contra las mujeres que son clave en los procesos de resistencia y en contra de los pueblos originarios que defienden su territorio y su autonomía.

“La postura de arriba es la guerra, la cual está ligada con la lógica del sistema capitalista y su concepción de desarrollo anclado en el despojo, marginación y exclusión. A partir de la acción de grupos civiles armados de corte paramilitar se ha evidenciando la omisión del Estado mexicano en su obligación de respetar, proteger, garantizar y promover los derechos humanos, intensificándose la violencia, amenazas, estigmatización y criminalización de la población y especialmente de las defensoras y defensores de derechos humanos en una zona histórica de impunidad heredada sexenio tras sexenio”, añadió.

Agregó que 30 años de su caminar, el Frayba celebra la persistente construcción de alternativas de vida, sueños y esperanzas desde los pueblos, esta Otra Justicia tiene el propósito de resistir contra el olvido y abonar a la verdad, justicia y no repetición de graves violaciones a derechos humanos. A 30 años de su fundación, el Frayba reafirma su compromiso de caminar a lado de la lucha diaria por la justicia.

“Somos testigos de una historia construida por las resistencias ante la violencia que el Estado no puede silenciar. Seguiremos denunciado la represión, la tortura, los asesinatos, las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas, el despojo, las violaciones a la tierra y el territorio de los pueblos originarios”, concluyó.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Chiapas: 30th Anniversary of “Frayba” | SIPAZ Blog - 24 marzo, 2019

    […] Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas cumple 30 años en defensa de pueblos y comu… (Chiapas Paralelo, 19 de marzo de 2019) […]

  2. Chiapas: 30 aniversario del “Frayba” | Blog SIPAZ - 20 marzo, 2019

    […] Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas cumple 30 años en defensa de pueblos y comu… (Chiapas Paralelo, 19 de marzo de 2019) […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.