Incendios devastan 17 mil 500 hectáreas en la selva de Chimalapas; Ong denuncia desatención gubernamental

Incendios devastan 17 mil 500 hectáreas en la selva de Chimalapas; Ong denuncia desatención gubernamental

#AlianzadeMedios | Por Pedro Matías de Página 3

Los 19 incendios en la región de los Chimalapas, de los cuales 18 ya fueron controlados, han consumido 17 mil 500 hectáreas en zonas de bosque de pino-encino, afectando principalmente estrato no arbolado, compuesto de herbáceo, hojarasca y arbustivo, confirmó la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

Sin embargo, el Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas (CNDyCCh) calificó de “tendenciosa y absurda confusión en el manejo oficial de cifras reales sobre los incendios en los chimalapas y sobre su ubicación exacta, así como este tendencioso diagnostico sobre sus causas, cuando no fueron atendidos en su momento y fueron las lluvias las que comenzaron a sofocar los siniestros.

Mientras tanto, la dependencia federal dijo que ingresaron, vía aérea, 15 combatientes que continúan las labores de control y liquidación en la localidad de El Mirador del municipio de San Miguel Chimalapas.

La CONAFOR precisó que al corte del 7 de mayo, ya se encuentran liquidados 18 de los 19 incendios forestales ocurridos en los municipios de Santa María y San Miguel Chimalapas, luego de 26 días de trabajos en la región.

Explicaron que queda activo el incendio en el paraje El Mirador donde debido a las condiciones topográficas del lugar, se complicó el ingreso del personal combatiente, dado que se ponía en riesgo su seguridad, por lo que se estableció una estrategia específica de combate y traslado del personal por medio del helicóptero tipo MI-17 de la Fuerza Aérea Mexicana.

Reportan que la conflagración ya tiene un 95 por ciento de control y 90 por ciento de liquidación.

Por lo pronto, el Equipo Estatal de Manejo de Incidentes (EEMI) integrado por personal capacitado de la CONAFOR, la Coordinación Estatal de Protección Civil, la CONANP y la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (SEDAPA), continúan revisando el comportamiento del fuego y las condiciones meteorológicas de la zona desde el puesto de mando ubicado en Santo Domingo Zanatepec.

Los 19 incendios ocurridos tuvieron lugar en las siguientes localidades: dos eventos en San Miguel Chimalapas, dos en Rodulfo Figueroa; Sol y Luna; La Fortuna, Cerro Azul, la dos en la Cristalina y dos en el Mirador; Santa María Chimalapas, Cero Baúl, Río Blanco, Tres Picos, Monte Rico; Benito Juárez y los Mangos; Nuevo San Juan, dos en Río Pinal, La Jungla y el Pedregal.

En tanto que el Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas (CNDyCCh) envió una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador para denunciar que mientras el gobierno federal y estatales (Oaxaca y Chiapas) escatiman presupuestos, recursos, equipos y esfuerzos, para el apoyo de las brigadas comunitarias y oficiales, la región de mayor diversidad biológica de México y Mesoamérica se encuentran en riesgo por los incendios.

Considera que se “emiten reportes absurdos y contradictorios en sus cifras, y, lo mas lamentable, el titular de la comisión nacional forestal –ingeniero León Jorge Castaños-omite e ignora la principal causa estructural de los incendios en los chimalapas, que es, sin duda, la impune y devastadora invasión agraria de la porción oriente del territorio comunal, por parte de talamontes, ganaderos y narcoganaderos, cobijados por el gobierno de Chiapas.

Denunciaron que “desde el pasado 14 de abril –precisamente el día en que se presentó el incendio en la catedral de Notre Dame, Francia, hecho que acaparó la atención de los medios y de la opinión pública mundial, pero también nacional- como Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas recibimos de una urgente y desesperada petición de apoyo debido a la súbita aparición de tres graves incendios forestales en zonas inaccesibles de altísima biodiversidad.

Entre ellos citaron a Río Blanco, cabecera del Río Coatzacoalcos; Sierra Atravesada y zonas altas de Cerro Baúl así como en uno de los puntos de mayor conflictividad agraria histórica, los bosques templado fríos del núcleo agrario invasor, Díaz Ordáz, estribaciones del Cordón del Retén.

“Esta urgente y reiterada petición de apoyo, obedecía -según testimonio directo de parte de las autoridades comunales, municipales y de las congregaciones citadas- a la total falta de respuesta y de apoyo de todo tipo (equipos, herramientas, despensas y, sobre todo, apoyo aéreo –helicópteros- para traslado de combatientes y de materiales a dichas zonas, inaccesibles por tierra) de parte tanto del gobierno federal, como del gobierno de Oaxaca”.

De forma inmediata, el coordinador nacional estuvo intentando comunicarse, directa y personalmente, con la Secretaría General de Gobierno de Oaxaca y con la Secretaria de Medio Ambiente Federal, sin ser atendido; siendo finalmente remitido con el Ing. Jesús Ramírez, responsable de las oficinas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) en la región del Istmo, y de éste, con el ing. Aarón Juárez Cruz, responsable la Comisión Estatal Forestal (COESFO), “funcionarios ambos, quienes le señalaron al compañero Luis Bustamante, que los gobiernos federal y de Oaxaca ya estaban atendiendo eficazmente dichos incendios, brindando todo el apoyo requerido y solicitado por las comunidades”.

Sin embargo, “estas afirmaciones de los citados funcionarios, fueron totalmente desmentidas por las autoridades chimas, quienes nos reiteraron la urgente necesidad de apoyo, informándonos que los tres incendios de zonas inaccesibles se estaban expandiendo rápidamente debido a la presencia de fuertes rachas de vientos del sur (surada) y que, en el caso del incendio en zona Díaz Ordaz, los integrantes de ese núcleo agrario de origen chiapaneco, impidieron con amenazas, el acceso a las brigadas comunitarias de Benito Juárez y San Antonio”.

Afortunadamente, agregó, la noche del día 17 de abril se presentó en la región de Los Chimalapas, un fuerte lluvia que sofocó los incendios citados, aceptándose, de parte de instancias oficiales, la pérdida de mil hectáreas de selva alta y bosques de niebla, como producto de los incendios de Río Blanco y Sierra Atravesada.

Sin embargo, nuevos incendios forestales aparecieron posteriormente, dispersos en otras zona del territorio comunal de Los Chimalapas: nuevamente en la Sierra Atravesada y en varios puntos de la zona oriente, en conflicto por la histórica e impune invasión de parte de talamontes, ganaderos y latifundistas de origen chiapaneco (zonas de Río Frío, Nuevo San Juan y Pilar Espinoza).

Además, se avistó “un sospechoso incendio en el territorio comunal correspondiente a la Congregación La Cristalina (cuenca alta del Río Ostuta), San Miguel Chimalapa, donde existe una concesión minera a favor la empresa canadiense Minaurum Gold Inc, que abarca más de 5 mil hectáreas comunales de selvas medianas y selvas bajas; concesión totalmente rechazada por la asamblea general de comuneros de San Miguel y cuyas labores de exploración, han sido impedidas por la acción comunal”.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.