ONU pide a México parar detención de migrantes

Redada antimigrante en Pijijiapan desarticula caravana. Foto: Isaín Mandujano

El Comité Contra la Tortura de las Naciones Unidas (CAT) pidió al gobierno mexicano “abstenerse de internar a los inmigrantes indocumentados y solicitantes de asilo durante periodos prolongados, utilizar el internamiento únicamente como último recurso y por el periodo más breve posible, y seguir aplicando medidas no privativas de la libertad”.

En el marco de la presentación de las observaciones finales sobre el séptimo informe periódico de México, aprobadas por el CAT el pasado 13 de mayo, en el marco de su 66o período de sesiones, también recomendó a las autoridades del país “garantizar el establecimiento de mecanismos eficaces para detectar oportunamente a las víctimas de la tortura y la trata entre los solicitantes de asilo y las personas migrantes”.

En este contexto, organizaciones de la sociedad civil que conforman el Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura (GIDMT), trabajan para que el control migratorio no este basado en la detención arbitraria y la deportación sistemática de quienes se internan en el país, la mayoría con la intención de atravesarlo y llegar a Estados Unidos.

Las organización del Grupo Impulsor – American Friends Service Committee, Casa del Migrante de Saltillo, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Colectivo contra la Tortura y la Impunidad, FM4 Paso Libre, Grupo de Acción Comunitaria,

Inclusión y Equidad Consultora Latinoamericana Instituto para la Seguridad y Democracia, Servicio Jesuita a Migrantes, Servicio Jesuita a Refugiados, y Voces Mesoamericanas Acción con Pueblos Migrantes- consideran necesario un cierre definitivo de los centros de detención migratoria, “partiendo de que el sistema de control y la detención migratoria en México constituyen una forma de tortura contra las personas migrantes y solicitantes de asilo”.

Este conjunto de organizaciones que trabajan a favor de los derechos de las personas migrantes, considera de gran relevancia las preocupaciones expresadas por los miembros del CAT “en cuanto al reconocimiento de que el Estado mexicano continúa recurriendo a la detención automática y obligatoria de migrantes y solicitantes de asilo, resaltando las condiciones precarias y violatorias de derechos humanos al interior de las estaciones migratorias, así como la detención de menores de edad en estos centros”.

Estas acciones gobierno mexicano -señalan- viola las normas básicas del derecho internacional en materia de derechos humanos, y abocarse al cumplimiento pleno de los derechos de las personas migrantes y sus familias, al recurrir a la detención migratoria como práctica sistemática para castigar, hostigar y disuadir a las personas migrantes y refugiadas intentar ingresar a México y solicitar protección interancional.

El Grupo Impulsor hizo un recordatorio al Estado mexicano respecto de su obligación de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas migrantes, a la vez que le exige terminar con la criminalización de las personas defensoras de derechos humanos que dedican sus esfuerzos a garantizar la protección de los derechos de las personas migrantes y solicitantes de asilo en México.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.