Tras pasar 76 días en huelga de hambre, indígena preso sufre negligencia médica

Tras pasar 76 días en huelga de hambre, denuncian negligencia medica para indígena preso

*Marcelino, ante la falta de respuesta adecuada del gobierno, llegó al punto de costurarse los labios en señal de protesta y demanda de atención a su petición de justicia y libertad.

Marcelino Ruiz Gómez, indígena recluido en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados No. 10 en Comitán de Domínguez, luego de pasas 76 días en huelga de hambre, este día denunció falta de atención médica por parte de las autoridades del penal, ya que al pedir un diagnostico médico por dolores intensos en el estomago, no le recetaron ningún medicamento y le dijeron “que no tenia nada”.

El Grupo de Trabajo “No estamos todxs”, organización que acompaña el proceso legal y de protesta de los 5 presos indigenas que se mantienen en huelga de hambre desde el 15 de marzo, como medida de protesta ante irregularidades en su reclusión, al ser víctimas de tortura para autoinculparse de delitos que no cometieron, comunicó que el estado de salud de Ruiz Gómez es delicado y la ayuda por parte de las autoridades fue negligente.

Dicha información fue proporcionado por los familiares hacia la organización, que alertaron del delicado estado de salud de Ruiz Gómez, quien había pedido ayuda al director del penal, Alejandro Constantino Hernández, ya que desde hace 6 días mantenía un dolor en el abdomen del lado derecho debajo de las costillas.

Después de casi una semana con el dolor, Ruiz Gómez pidió asistencia médica para verificar y atender su estado de salud. Por lo que fue trasladado a las 13:00 horas donde le realizaron estudios. Sin embargo, de forma verbal le comunicaron que sus órganos estaban “bien” y el el informe médico con los resultados se le entregó al personal de trabajo social, sin que se le haya entregado copia, ni mayor información.

A las 14 horas de ese mismo día, no se le había administrado ningún medicamento para el dolor, “simplemente le dicen que no tiene nada” apunta el comunicado.

Por tanto, los familiares y la organización hicieron responsables al director del penal y al gobierno de Chiapas, ante cualquier riesgo, deficiencia o fallo en la salud de Marcelino Ruiz Gómez, además, denunciaron la falta de atención médica, cuidado y negligencia de parte de las autoridades.

“Si algo grave le llegara a pasar a nuestro compañero será total y absoluta responsabilidad de ellos y de nadie más” añadieron.

Cabe señalar, son 76 días desde el inicio de la huelga de hambre, y es el segundo de los reos que se mantiene, que necesita ser atendido por problemas en su salud que pueden desencadenar situaciones de gravedad que pueden producir secuelas de por vida, o llegar a comprometer sus vida

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.