México busca préstamo de 20 millones de dolares para mejorar infraestructura migratoria en la frontera sur

El Subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Maximiliano Reyes Zúñiga, dio a conocer hoy en Chiapas que el gobierno federal gestiona ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) un préstamo de 20 millones de dólares para costear la construcción y remodelación de toda la infraestructura migratoria en la frontera sur mexicana.

Cuestionado sobre cuánto sería es el monto global que podría costar a los mexicanos  la atención a los migrantes através de los programas de desarrollo y ofertas que se le han hecho para que ya no sigan su camino a la frontera norte, Reyes Zúñíga dijo que no se tiene todavía un estimado, “porque son un conjunto de acciones que se están realizando”.

En una conferencia de prensa, dijo que hasta este momento no se ha modificado ni solicitado ninguna ampliación en el presupuesto a las distintas dependencias del gobierno federal, y que se trabaja con lo hasta ahora aprobado para el 2019.

Por ejemplo, dijo, el programa «Sembrando Vidas» que se anuncia el jueves, ya tiene su fondo etiquetado en el presupuesto para este 2019.

“Lo que sí estamos haciendo es consiguiendo recursos de las agencias internacionales de cooperación, de las agencias internacionales de la ONU, como por ejemplo ACNUR, UNICEF, para poder materializarlos en el programa de desarrollo integral, Honduras-Guatemala y El Salvador en México”, dijo Reyes Zúñiga.

Además, agregó: “Estamos trabajando con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) una línea de crédito de 20 millones de dólares, para mejorar todas las condiciones de infraestructura migratoria en el sureste mexicano. Todavía estamos haciendo los estudios, por lo que no quisiera abundar en la materia”.

Expuso que ya hay una intención de inversión de los cuatros países que se han comprometido ya como lo son El Salvador, Honduras, Guatemala y México. Pero que además se busca recursos con Alemania, Japón, España y la Unión Europea, para estos propósitos.

Y que seguramente Estados Unidos seguramente tendrá que invertirle a estas acciones que se realizan en la frontera sur mexicana. Y que seguramente en los próximos días, el presidente Trump dará un anunció de respaldo a estas acciones, agregó.

En mayo pasado, las repúblicas de México, El Salvador, Guatemala y Honduras acordaron sentar las bases de entendimiento para construir un Plan de Desarrollo Integral que impulsará el desarrollo y las oportunidades de la región, contribuyendo a la prevención del fenómeno migratorio y atacando sus causas estructurales simultáneamente.

El Plan, se explicó en mayo pasado, tiene como objetivo de atender el fenómeno migratorio como una problemática compleja que exige la gobernanza adecuada para facilitar la migración segura, ordenada y regular desde una perspectiva regional integral, y contemple la atención prioritaria a todo el ciclo de la migración (origen, tránsito, destino y retorno) guiada por el principio de responsabilidad compartida pero diferenciada y con pleno respeto y protección de los derechos humanos.

Como parte de las acciones acordadas, se trabajará en la creación de un fondo, con el objetivo fundamental de implementar el Plan de Desarrollo Integral que incluya programas, proyectos y acciones específicas, a efecto de generar empleos y combatir la pobreza.

Con respecto al papel de la Guardia Nacional, explicó que  lo que hará “es apoyar los operativos del Instituto Nacional de Migración (INM). El INM va a ser reforzado con mil nuevos agentes en todo el país, agentes que ya están siendo capacitados en las responsabilidades de su función. Como sabemos, los único que pueden hacer este tipo de rescates, es el INM”.

Que lo que la Guardia Nacional hará es respaldar físicamente y logísticamente esas detenciones. “Pues como sabrán, antes habían 50 o hasta más migrantes detenidos ante un grupo de 4 o cinco agentes del INM y eso no era posible controlar”.

Aclaró que nadie puede hacer detenciones de migrantes sino es el INM. Y que estos nuevos mil agentes son personas que ya habían hecho algún trámite de ingreso ante el INM, pero que ahora se va a acelerar con la demanda del servicio.

Que los aspirantes son personas que en un primer momento hicieron su petición de ingreso a la Guardia Nacional, pero su perfil puede adaptarse a las nuevas tareas del INM. Y esto debe quedar resuelto en las próximas dos semanas. Y que por ahora se hacen las evaluaciones y capacitaciones pertinentes.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.