Organizaciones internacionales piden urgente intervención para detener ataques a defensores en Chilón

Instalan Concejo de Gobierno Comunitario en Chilón

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la FIDH, solicita su intervención urgente ante la campaña de ataques contra organizaciones defensoras de la tierra y el territorio en el municipio de Chilón.

Las organizaciones pidieron a las autoridades mexicanas adoptar de manera inmediata las medidas más apropiadas para poner fin a la estigmatización y difamación en contra de la Misión jesuita de Bachajón, el sacerdote jesuita Sr. José Javier Avilés Arriola, el CEDIAC A.C., y del MODEVITE.

Asimismo tomar las medidas más apropiadas para garantizar su seguridad e integridad física, así como en general, la de todas las personas defensoras de derechos humanos en México.

Además, incluir como tema central en la agenda de derechos humanos del gobierno federal el establecimiento de una política integral de garantías para el ejercicio del derecho a defender derechos humanos en México, con amplia participación de la sociedad civil.

También, implementar políticas de reconocimiento, incluyendo el reconocimiento público por parte del presidente de la República y otros altos funcionarios, de la importancia de la legítima labor llevada a cabo por los defensores y defensoras de derechos humanos en México.

 

Descripción de la situación:

El Observatorio ha recibido con profunda preocupación información del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, A. C. (Frayba) sobre los actos de amenaza, intimidación y difamación contra organizaciones de derechos humanos defensoras de la tierra y el territorio en el municipio de Chilón, en el estado de Chiapas, incluyendo la Misión Jesuita de Bachajón[1], en particular contra el sacerdote jesuita y coordinador del área de derechos humanos de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, el Sr. José Javier Avilés Arriola[2], el Centro de Derechos Indígenas (CEDIAC A.C.)[3], y el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE).

Según la información recibida, el 8 de junio de 2019, en el marco de una asamblea en el ejido San Sebastián Bachajón, autoridades municipales, ejidales y comunitarias del municipio de Chilón que hacían presencia, le dijeron a las comunidades que el sacerdote jesuita Sr. José Javier Avilés Arriola, su equipo pastoral de la Misión de Bachajón y el MODEVITE se oponen “al progreso y al desarrollo de los pueblos”. Estas imágenes fueron difundidas mediante un video en redes sociales. Con posterioridad a estos hechos se han reportado varios hechos de vigilancia en Bachajón, Municipio de Chilón, contra el Sr. Avilés y otros integrantes del CECIAD y de la Misión de Bachajón.

Según la misma información, los referidos señalamientos ocurren en un contexto de intimidación, amenazas y agresiones contra las organizaciones sociales y comunidades, que han venido manifestando su oposición a la construcción de la carretera San Cristóbal Palenque y del Tren Maya, por los impactos que ocasiona al medio ambiente y a sus territorios. Grupos políticos del municipio de Chilón, y autoridades del gobierno estatal y federal, vienen ejerciendo presión sobre las comunidades condicionando los recursos económicos y programas de gobierno y difamando públicamente a las organizaciones sociales, y defensores de derechos humanos de la tierra y el territorio, quienes también vienen siendo víctimas de vigilancias e intimidaciones constantes, particularmente en el caso de la Misión jesuita de Bachajón, CEDIAC A.C. y MODEVITE.

El Observatorio expresa su profunda preocupación por estos actos de difamación, estigmatización e intimidación, que ponen en riesgo sus vidas e integridad física, en un contexto en el cual se han incrementado los asesinatos contra las personas defensoras de derechos humanos en México. Según los recientes datos aportados por la CIDH y la ONU, al menos 10 personas defensoras de derechos humanos fueron asesinadas en los primeros cuatro meses del año 2019, 8 de ellas defensores de los derechos humanos de los pueblos indígenas[4].

El Observatorio insta a las autoridades mexicanas a abstenerse de realizar actos de intimidación, estigmatización y difamación contra las personas defensoras de derechos humanos, y en particular contra la Misión jesuita de Bachajón, incluyendo específicamente al sacerdote jesuita Sr. José Javier Avilés Arriola, el CEDIAC A.C., y el MODEVITE, y a adoptar las medidas necesarias para garantizar su seguridad e integridad física y psicológica y reconocer públicamente la legitimidad de su labor.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.