Rosario Ibarra pone medalla Belisario Domínguez a “custodia” de AMLO hasta esclarecer desapariciones

Rosario Ibarra pone medalla Belisario Domínguez a “custodia” de AMLO

* Ibarra la Piedra suma 44 años en busca de su hijo Jesús Piedra Ibarra, integrante del grupo guerrillero Liga 23 de Septiembre que fue detenido y desaparecido por el gobierno mexicano el 18 de abril de 1975.

Rosario Ibarra de Piedra, activista por la búsqueda de personas desaparecidas, le fue entregada la Medalla de Honor “Belisario Domínguez” desde el Senado de la República, sin embargo, esta presea la dejó a “custodia” del presidente Andrés Manuel López Obrador, hasta que se esclarezcan las desapariciones en el país.

Desde 1975, Ibarra de Piedra sufrió la desaparición de su hijo cuando su hijo, desde ese momento, emprendió una búsqueda imparable junto con otras madres que fundaron el Comité Eureka. La organización exige al nuevo gobierno la demanda pendiente de cumplir: justicia.

Durante el acto, Claudia Piedra Ibarra, en representación de Rosario Ibarra, mencionó: no quiero que mi lucha quede inconclusa, es por eso que dejo en tus manos la custodia de este preciado reconocimiento y te pido que me lo devuelvas junto con la verdad sobre el paradero de nuestros queridos hijos y familiares y con la certeza de que la justicia anhelada por fin llegará.

La presea fue dejada en manos de Andrés Manuel López Obrador. En respuesta, el presidente afirmó que haría todo lo humanamente posible para dar con los desaparecidos.

Rosario Ibarra, la búsqueda indómita

Semblanza hecha por Andro Aguilar para Pie de Página

La búsqueda de Rosario Ibarra ha sido imparable. Interceptó 39 veces a Luis Echeverría para exigirle la liberación de su hijo. Viajó 18 ocasiones a la Organización de las Naciones Unidas a entregar las denuncias de más de 500 casos de desaparición forzada documentados. Voló a Londres para buscar la ayuda de Amnistía Internacional.

Se hizo pasar por la madre de un desertor para ingresar varias veces al Campo Militar No 1, hasta que un agente le advirtió que no volviera porque corría peligro.

Viajó a cárceles de todo el territorio mexicano: Coahuila, Tijuana o cerca de las Islas Marías, donde le dijeron que podía estar recluido su hijo Jesús.

Lo ha dicho en varias ocasiones: ella parió físicamente a Jesús Piedra Ibarra, pero su hijo la parió políticamente a ella.

En esta búsqueda de casi medio siglo fue aspirante dos veces a la Presidencia de México. Logró que en el mundo se supiera que la primera candidata presidencial de México era la madre de un desaparecido, en un país cuyo gobierno asistía a las víctimas de la represión de otras naciones y desaparecía a sus disidentes.

Diputada en dos ocasiones, senadora, fue nominada cuatro veces al Premio Nobel de la Paz.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.