SCJN ordena investigar como feminicidio el caso de Karla Pontigo

SCJN ordena investigar como feminicidio el caso de Karla Pontigo

Ciudad de México. Por unanimidad, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó a la Fiscalía Estatal de Justicia de San Luis Potosí reponer la investigación de la muerte de Karla del Carmen Pontigo Lucciotto, ocurrida en octubre de 2012, como feminicidio.

A 7 años que se encontró a Karla desangrándose en la discoteca “Play” de San Luis Potosí, y 4 años desde que la SCJN atrajo el caso, este 13 de noviembre la Sala compuesta por los ministros Juan Luis González Alcántara Carrancá, Luis María Aguilar Morales, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Jorge Mario Pardo Rebolledo, quienes otorgaron el amparo 188/2014 a la madre de Karla, Esperanza Lucciotto López, mandataron en la sentencia repetir la investigación con perspectiva de género a fin de resarcir las negligencias cometidas por la Fiscalía de Justicia potosina. La instancia local había concluido que la joven de 22 años de edad se accidentó el 28 de octubre de 2012 con una puerta de cristal de la discoteca donde trabajaba. Al dueño del lugar lo acusó de “homicidio culposo” por omitir colocar una advertencia, permitiéndole seguir el proceso en libertad.

Cuando se escuchó la votación de los ministros en la sesión pública -donde no participó la ministra Norma Lucía Piña Hernández- estallaron los aplausos y Esperanza rompió en llanto. Invadida de sentimientos, la madre de Karla apenas pudo expresar al salir de la Corte: “Finalmente esta justicia me dio la razón, que la muerte de mi hija fue un feminicidio”.

El proyecto avalado, que elaboró el ministro Ortiz Mena, contempla también que en las pesquisas la familia de Karla aporte pruebas, que estén presentes en el desahogo de las diligencias necesarias y que el Ministerio Público les informe sobre los avances. Asimismo la Corte ordena que se inicien procedimientos para sancionar administrativa o, incluso, penalmente a las autoridades por su actividad irregular en la intervención del caso.

“No sólo va a abonar para los casos de feminicidio, los alcances que tienen esta sentencia aplican para la justicia en México. Las autoridades de los tres niveles de gobierno del país tienen una obligación de acatarla”, dijo en entrevista con Cimacnoticias la represente de la familia, de la Fundación para la Justicia Social y el Estado democrático de derecho, Ana Sandra Salinas.

¡Justica para Karla, es justicia para todas!

abogada ana sandra salinas

Este sería el segundo precedente que deja la Corte respecto a la debida diligencia en las investigaciones de feminicidio. En 2015 la Primera Sala ordenó por primera vez que se repusiera la investigación en el caso de Mariana Lima Buendía, una mujer del Estado de México cuyo asesinato fue calificado por la autoridad como un suicidio.

La Corte delineó entonces que todas las muertes violentas de mujeres deben investigarse con perspectiva de género para descartar patrones de violencia por razón de género.

“Desafortunadamente el Estado nos fuerza a iniciar una lucha que no tendría que ser si realmente ellos investigarán conforme derecho. Finalmente las autoridades deben de hacer todas las investigaciones como se tienen que hacer, no como ellos quisieran”, recordó la madre de Mariana, la señora Irinea Buendía, que este día acompañó a la familia Pontigo para escuchar nuevamente otra histórica sentencia que las acerca a la justicia.

Al grito de “¡Ni una más! ¡Ni una asesinada más!” desde temprano esperaban afuera de la Corte la resolución de los ministros, Esperanza Lucciotto, Irinea Buendia y Araceli Osorio Martínez, madre de Lesvy Berlín Rivera Osorio, víctima de feminicidio en 2017 en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Estas tres mujeres han forzado a la justicia mexicana a reponer las investigaciones en las muertes de sus hijas definidas por las Fiscalías como accidentes y suicidios. Sin embargo, aún les queda un largo camino para obtener justicia para sus hijas.

Esperanza debe esperar con esta resolución a que la Fiscalía de San Luis Potosí reinicie las indagaciones. A más de tres años de la sentencia de la Corte, Irinea Buendía sigue en el desahogo de pruebas para obtener una sentencia; y Araceli Osorio, apeló la sentencia condenatoria contra la expareja de Lesvy, para buscar un condena más justa.

Araceli Osorio, Esperanza Lucciotto y Irinea Buendia, madres de víctimas de feminicidio.
CIMACFoto: María Esparza Quintana

El caso

La muerte de Karla Pontigo fue calificada como un accidente a pesar de los antecedentes de hostigamiento por parte de su empleador y dueño de la discoteca, Jorge “N”. Además que su cuerpo mostraba signos de violencia feminicida. En la necropsia se refieren 39 heridas internas y externas, entre ellas, lesiones en genitales, el ojo, labio y cráneo, así como diversas lesiones punzocortantes. Asimismo se encontraron heridas defensivas y propias de un ataque sexual.

Por su parte el Ministerio Público se presentó en el lugar de los hechos casi 40 horas después. Omitió entrevistar los paramédicos y médicos que atendieron Karla en el hospital e hicieron referencia a su madre que la herida en la pierna de la joven no fue causada  por una puerta de cristal sino por un arma “punzocortante”. Presionaron también a la señora Esperanza a donar los órganos de su hija a cambio de iniciar una investigación.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió en 2015 una recomendación sobre el caso, donde al igual que el máximo tribunal, concluye que la Fiscalía de San Luis Potosí realizó una investigación irregular y violó diversos Derechos Humanos de Karla y sus familiares, a quienes en todo momento se les negó acceder a la averiguación previa.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.