En el olvido, cafeticultura indígena del norte de Chiapas

La roya mata lentamente a las plantas de café; en Chiapas los productores enfrentan crisis. Foto: Cortesía

*La zona norte cuenta con 32 mil hectáreas listas para café, sin embargo, su producción es poca debido a la falta de asistencia técnica.


Jorge Constantino, cafeticultor de la zona norte del estado, afirmó que las autoridades gubernamentales han olvidado el potencial de la cafeticultura realizada por los pueblos originarios, lo que ha hecho que su economía no crezca.

Constantino remarcó que en los municipios de Chilón, Tila, Tumbalá, Sitala, Sabanilla y Yajalón, existen al menos 34 mil productores tzeltales y choles quienes tienen al menos 1 hectárea de café en la que sacan entre 3 a 5 bultos, sin embargo, con el apoyo debido se podría incrementar 30 a 40 sacos.

Municipio No. de Productores Superficie Has
Chilón 13965 14118
Sabanilla 2517 1962
Sitala 2098 1734
Tila 8581 6952
Tumbala 5207 4482
Yajalón 2135 3164
Total 34503 32412

El cafeticultor comentó que en la zona no afectado las medidas aplicadas por las autoridades como Sana Distancia y Quédate en Casa por la pandemia del Covid-19. No obstante, existen otras problemáticas presentes como la plaga de la Roya.

“Pues bien, los camiones cargados de café salen. Estas medidas afectan, pero nosotros somos gente de campo, tenemos que hacer lo posible para vender. De ahí en fuera no veo problema alguno (…) La situación de la plaga es que siempre está, la Roya nos sigue afectado a los cafetales año con año, tenemos un 30 por ciento de pérdidas por eso” explicó.

Constantino explicó que la plaga si pega de forma anual a la economía de los productores, por lo que es necesario reforzar la asistencia y financiamiento para estas comunidades.

“Uno de los factores que ofrece la región es tener una cafeticultura hecha por indígenas, la situación es que poco o nada se está haciendo al respecto para reactivar esa economía. La zona no ha sido explorada en su totalidad y tiene mucho que dar, hay mano de obra joven ya que existen varios miembros de una familia, pero no se ha descubierto su potencial” dijo.

El cafeticultor agregó que estos ingresos serían necesarios en la región ya que son las más alejadas, pobres e inaccesibles de la entidad.

“Esta actividad tiene el potencial de reactivar la zona, ya que se tiene un clima favorable, suelo; si bien no de los mejores, tiene las condiciones para producir y mano de obra abundante, ya que las familias tzeltales y choles son de entre 7 a 12 integrantes” manifestó.

Constantino comentó que más que la necesidad financiera es tener una ciencia, tecnología e innovación en la zona que ayude a mejorar esos niveles de producción.

“Ahí está fallando la asistencia técnica, es necesario que se formen técnicos comunitario, que hablen la misma lengua y sobre todo que sepan las características del suelo, lo que ayudará a identificar el impulso de la zona y la aceptación de la gente por seguir en producción” finalizó.

Indígenas de Chiapas. Foto: Cortesía

Al respecto, el docente e investigador de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC) Campus Chiapas, Hugo Adrián Pizaña Vidal, declaró que como consecuencia del Covid-19, para 2020 la economía mexicana se contraerá 5 por ciento y uno de los sectores económicos que podría verse más afectado es el agroalimentario.

Hugo Adrián Pizaña Vidal apuntó que la agresiva política de EU para garantizar el abasto de alimentos a su población, y la depreciación del tipo de cambio propician que las exportaciones de algunos productos agrícolas mexicanos como los hortofrutícuolas, el maíz comercial y el ganado -bovino y porcino- aumenten.  Con la variación del tipo de cambio estos productos se han vuelta más competitivos en el plano internacional.

Asimismo, debido a algunas compras de pánico, se generará mayor presión sobre la cadena de suministro y ello conduciría a un incremento acelerado de los precios pagados al productor, no obstante, el efecto cambiario y la mayor demanda externa podrían crear un efecto inflacionario generalizado.

El docente resaltó que sectores agrícolas como el de medianos y pequeños productores que comercializan en mercados regionales, no han sido analizados y pueden ya resentir los impactos del Covid-19; principalmente con el cierre de mercados, negocios restauranteros y hoteleros a quienes abastecen..

Por ello Hugo Adrián Pizaña Vidal recomendó mantener el flujo económico a lo largo de la cadena, proveyendo liquidez a todos los actores; asegurar el flujo del comercio internacional de alimentos, tanto de exportaciones como de importaciones; establecer medidas para evitar el acaparamiento y el incremento injustificado de precios de los alimentos; promover el consumo responsable para eficientar la disponibilidad de alimentos; y fortalecer el suministro de alimentos, tanto desde el punto de vista sanitario como de seguridad.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.