Gobierno desaloja a dos plantones como medida sanitaria; hijo de maestro indígena detenido exige su liberación

Fiscalía desaloja a dos plantones frente a Palacio de Gobierno; hijo de maestro indígena detenido exige su liberación

Un adolescente de 17 años de la etnia chol se plantó este domingo frente a la puerta de la Fiscalía General del Estado  (FGE) y llorando exigió la libertad de su padre, un maestro indígena detenido esta madrugada, que exigía en un campamento desde hace casi cuatro meses, el pago por nueves meses trabajado como docente frente al aula.

Los maestros indígenas bilingües de la etnia chol, Gerardo Pérez Martínez y su esposa la profesora María Elena Pérez, y otros de sus compañeros maestros se encontraban en un plantón frente al Palacio de Gobierno estatal, en el zócalo de la capital del estado, hasta donde esta madrugada llegaron policías estatales quienes procedieron a desalojarlos como parte de los operativos, dijeron, para disolver multitudes ante la contingencia sanitaria.

Desde el 30 de diciembre del 2019, Gerardo y su esposa María Elena, participaban en una protesta, por lo que junto a otros maestros instalaron un campamento en la plaza central para reclamar el pago de nueve meses de salarios retenidos por la Secretaría de Educación del estado de Chiapas, así como la orden de comisión definitiva para un centro de trabajo.

Al oponer resistencia, Gerardo fue detenido y llevado a los separos de la FGE. Su esposa no pudo evitar que detuvieran a su esposo. También en estaba en el campamento en la plaza central, el hijo del maestro y su esposa, Emiliano Pérez Pérez de 17 años, quien también fue llevado y liberado horas después.

Esta tarde, el adolescente Emiliano Pérez de 17 años, hijo del profesor Gerardo Pérez Martínez, se plantó en la puerta de la FGE a donde fue llevado su padre. Dijo que no se irá de ahí hasta que su padre quede libre.

El joven, quien se acostó en la puerta principal de acceso a la FGE, dijo que también én fue golpeado por elementos de la policía estatal, quienes les robaron sus pertenencias.

“Su delito de mi papá es exigir lo que por derecho les pertenece, la liberación de pagos retenidos como maestros de base, tanto de mi papa y mamá la maestra María Elena Pérez”, indicó Emiliano Pérez.

“Pido la inmediata libertad de mi papá, que está en la Fiscalía General del Estado y cumplan las demandas de la liberación de pagos retenidos y las órdenes de comisión”, agregó.

Sobre el operativo de esta madrugada, la FGE dijo que derivado de los acuerdos de la Mesa de Seguridad Estatal, la madrugada de este domingo fuerzas de seguridad federal, estatal y municipal coordinadas por la FGE ejecutaron un operativo de desalojo de un grupo de manifestantes en el Parque Central de Tuxtla Gutiérrez.

Se dijo que esta acción ministerial fue coordinada por la Fiscalía Metropolitana y la Fiscalía de Grupos Sensibles y Vulnerables realizado en el marco del Plan Emergente Estatal COVID-19 para enfrentar la Fase 3 de la pandemia en la entidad y al mismo tiempo garantizar el derecho de movilidad y la libertad de tránsito en la capital, derivada de la denuncia presentada por el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez y la Secretaría de Salud del Estado.

Señaló la FGE que en el lugar fueron halladas personas desalojadas del predio irregular Lomas del Sereno del ejido Terán de Tuxtla Gutiérrez, el cual se restituyó a su legítimo propietario por resolución del Tribunal Unitario Agrario.

Jorge Luis Llaven Abarca titular de la FGE explicó que los hoy desalojados construyeron un borde en el parque, afectando el libre tránsito de la ciudadanía en la plaza pública; además de exponerse al contagio del COVID-19 al encontrarse hacinados sin ninguna medida preventiva para la mitigación y control de riesgos establecidos por la Secretaría de Salud.

Indicó que por estos hechos se dio inicio la carpeta de investigación correspondiente radicada en la Fiscalía de Distrito Metropolitano ante la denuncia presentada por el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez y la Secretaría de Salud, por lo cual fueron detenidos y presentados ante el Ministerio Público cinco personas que se identificaron como Nicandro “N”, Juan Antonio “N”, Pedro “N”, Fernando “N” y Gerardo “N”, además se destruyeron una galera de lona y lámina y se aseguraron dos vehículos de la marca Dodge y Volkswagen.

Sin embargo, Gerardo “N”, el detenido por la FGE no estaba ahí como poblador de esa colonia sino en otro campamento cercano como maestro indígena bilingüe que exigía su pago por nueve meses trabajado y que hasta ahora no le ha pagado la Secretaría de Educación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.