Policía municipal de Yajalón reprime a indígenas choles que se manifestaban por medidas ante el Covid-19

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Policías municipales de Yajalón y hombres civiles armados bajo el mando del alcalde Juan Manuel Utrilla Constantino, arremetieron de forma violenta este lunes en contra de indígenas choles que protestaban por las medidas sanitarias estrictas, por el mal manejo de los pacientes con COVID-19 y por el estigma que pesa sobre ellos por un presunto caso en su comunidad.

La mañana de este lunes, los indígenas choles de Hidalgo Joshil, municipio de Tumbalá, protestaron en contra de las autoridades municipales de Yajalón, que les han impedido el libre tránsito con un retén policiaco, además de que un paciente de su comunidad con presunto caso de COVID-19 fue aislado, llevado a San Cristçóbal de Las Casas, lo que les ha valido el estigma contra todos su pobladores.

Los indígenas choles se acercaron al tramo conocido como el Pulpitillo, un crucero donde se encuentra un retén policiacos de municipales de Yajalón, ahí los pobladores de Hidalgo Joshil, tuvieron una discusión con los uniformados, lo que les valió que fueran perseguidos y reprimidos.

Con armas de fuego, palos, piedras y tubos, fueron dispersados y detenidos todos los indígenas de Hidalgo Joshil, varios fueron detenidos de forma violenta y cuatro de ellos resultaron heridos de balas, uno de los campesinos que pudo ser rescatado se reporta esta noche como gravemente herido, de nombre Romario Guzmán Montejo.

El Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa (Comité Digna Ochoa) condenó la acción represiva por parte de los uniformados y el cuerpo de civiles armados.

Señaló que “los indígenas protestaban por lo que consideran actos violatorias de sus derechos humanos y constitucionales por el cerco policiaco, militar y sanitario que se implementó en el municipio por un  brote de COVID-19, que les impide la libertad de tránsito para movilizar a personas que requieren paradójicamente atención médica por otras enfermedades y que autoridades del sector salud se niegan en atender”.

Y que este lunes decidieron manifestarse en el crucero El Pulpitillo para solicitar una mesa de diálogo con la Delegación de la Secretaría de  Gobierno y el sector salud, sin embargo, en lugar de eso, fueron reprimidos de forma violenta.

“Sin ningún intento por dialogar y sin previo aviso fueron reprimidos por policías estatales y del grupo táctico de la policía municipal de Yajalón que llegaron realizando disparos de armas de fuego, agrediendo  y realizando detenciones arbitrarias de los indígenas choles que se encontraban manifestándose”, dijo el organismo.

El “grupo táctico” que refiere, es un grupo civil armado paralelo al cuerpo policiaco municipal al servicio del alcalde Juan Manuel Utrilla Constantino, hombres que son coordinados por su jefe de guardaespaldas, Joaquín Flores, alias El Chorizo, quien fue detenido en mayo del 2019 “por la muerte (ejecución) de cinco indígenas de la comunidad “La Aurora” ademas de portación de armas de uso exclusivo del Ejército”, pero semanas después fue liberado.

Desde la tarde del lunes, en la comunidad de Hidalgo Joshil se encuentran reunidos todos sus pobladores y en alerta máxima haciendo un recuento de las personas heridas y de los detenidos.

El Digna Ochoa condenó los hechos y lamentó los hechos que se dio en un contexto del anuncio de la decisión de la Secretaría de Salud de Chiapas y del Gobierno de Chiapas de establecer un cerco especial con el uso de la Guardia Nacional y que es inconstitucional y violatorio de los Derechos Humanos.

Dijo este organismo que a partir de que se dio a conocer que los municipios Tumbalá, Yajalón y Tila, habitado en su mayoría por indígenas de la étnia ch’ol, son considerados “foco rojo” de la pandemia de COVID-19, debido al porcentaje de casos en relación al número de habitantes, la situación en la región se puso tensa, sobre todos por las medidas sanitarias impuestas sin el consenso de los pobladores.

Denunció el Digna Ochoa  que en comunidades donde presuntamente hay contagios, los habitantes de los alrededores no les dejan transitar, lo que les impide abastecerse de alimentos e insumos.

El Comité Digna Ochoa expuso que hay quejas de pobladores por las acciones represivas de la Guardia Nacional en la cabecera municipal de Tumbalá y los accesos al municipio de Yajalón.

Que hay cierres sin previo aviso a los lugareños, en distintos puntos como el poblado Petalcingo por policías municipales, cierre a la altura del ejido Nueva Esperanza por simpatizantes del PVEM y del alcalde de Tila, cierre de los accesos a la entrada y salidas del poblado de Tila, y que se han cerrado centros de salud y se les niega la atención médica con el pretexto de que hay un control sanitario por el COVID-19.

 

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.