Alfaro se deslinda de la represión, y la atribuye a delincuencia

Dos manifestantes abraZan a policías durante una concentración en contra del abuso policial en el Palacio de Gobierno en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

El gobernador de Jalisco envió un mensaje en el que no descartó que la fiscalía podría estar infiltrada por el crimen organizado, u obedecer a otros intereses. Advirtió que también podría haber infiltrados de la delincuencia orhganizada entre manifestantes. Hubo nuevas manifestaciones y, hasta el cierre de edición, 6 detenidos.

Texto: Jade Ramírez/Perimetral

Fotos: Félix Márquez/Perimetral

Guadalajara, Jalisco.- Las detenciones del 5 de junio en las calles y avenidas aledañas a la Fiscalía General de Jalisco, que podrían constituir desapariciones forzadas, no inhibieron que  jóvenes y manifestantes salieran de nuevo a las calles a protestar por la política de represión policiaca.

Se concentraron en la glorieta La Minerva a las 15 horas más de cuatrocientas personas. Minutos antes Enrique Alfaro envió un mensaje en redes sociales; aseguró que personal de la fiscalía desacató “la orden” que dio de parar la represión; no descartó que algún grupo de la delincuencia organizada estuviese operando desde adentro de la fiscalía, la represión. El gobernador advirtió un clima de peligro para manifestarse.

Enrique Alfaro

@EnriqueAlfaroR

Este es un mensaje muy importante para Jalisco. Por favor, escúchalo completo y compártelo:
.
.
.

En el video digo que van a quedar en libertad todas las personas detenidas del jueves. Pero también quedarán en libertad todas las personas detenidas, incluyendo las del viernes.

Video insertado

8.284 personas están hablando de esto
Mensaje del gobernador de jalisco Enrique Alfaro.

Con la frente en alto

Aun con el mensaje de ingobernabilidad de Alfaro, la gente salió a protestar. Los marchistas tomaron la avenida Vallarta en sentido contrario para llegar al centro sin mayores impedimentos ni percances. Lo que pintaba para un nuevo encontronazo resultó en una protesta plagada de consignas, gritos, pintas pero no de ataques a inmuebles.

El contingente se encontró con la estrategia de una valla de policías viales, guardabosques y de personal del primer contacto, constituido  sólo por mujeres desarmadas. Aunque se ha juzgado de irracional quemar, rayar y pintar monumentos en las marchas feministas, el gobierno de Jalisco jugó la carta para inhibir actos violentos poniendo en primera línea a mujeres.

Puño en alto, manifestantes  entonaron el himno nacional y permanecieron de manera pacífica.

Al marchar de regreso hacia la glorieta de los desaparecidos el tono de la caminata cambió. Hubo destrozos y lanzamiento de objetos a comercios hasta el cruce de la avenida Vallarta y Chapultepec, donde incendiaron llantas; tras llegar a la glorieta, lanzaron objetos a la torre de vigilancia de la FGJ que se ubica en el punto de manera permanente…y terminó lesionado un policía. No hubo detenciones.

La caminata bajó de nuevo al centro por avenida Niños Héroes hasta doblar en Enrique Díaz de León y regresar a Palacio de Gobierno; ahí intentaron quemar la puerta con una lona, pero no lo lograron. Entonces salió un grupo de choque, ahora antimotines, éste roció gases lacrimógenos que afectaron a la prensa; y hubo nuevas detenciones.

A las 22:30 horas todavía se reportaban actos violentos y a los marchistas de medio día se les sumaron personas en situación de calle. Algunos manifestantes lanzaron  bombas molotov a la puerta de palacio y la jornada terminó con al menos seis detenciones.

Disturbios nocturnos en el Palacio de Gobierno de Guadalajara, Jalisco, tras protestas por abuso policial en el asesinato de Geovanni LópeZ.

Por la tarde de este sábado fueron liberados los 28 detenidos del jueves 4 de junio. Sin embargo, de las detenciones de ayer –o presumibles desapariciones forzadas, no hubo liberaciones oficiales; y es, además de haber sido detenidos de manera arbitraria, los jóvenes fueron ingresados a la fiscalía sin protocolo de presentación; luego, al atardecer y en la noche fueron trasladados en camionetas, y “liberados”  en distintos puntos de la periferia mujeres y hombres. Ellos  no aparecerán en registros o listas de monitoreo. De este modo, lo ocurrido el viernes quedó sin  rastro; y  se vuelve enorme la tarea de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco el probar la configuración de desapariciones forzadas, según lo anunció también el sábado antes de iniciar la primera reunión de trabajo con el gobernador.

El  presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en rueda de prensa el sábado al medio día de este sábado, aseguró que los hechos del viernes podrían constituir una desaparición forzada.

.
Protestas este sábado, luego de la detención y desaparición forzada de jóvenes.
Foto: Félix Márquez.

Testimonios: historias de terror

(Adendum, de la Redacción)

Algunos de los detenidos desaparecidos del viernes narraron su testimonio en redes sociales. Tal es el caso de un joven llamado Francisco Jiménez, quien relató en su cuenta de Facebook:

«1.-6:19 p.m (por registros de mi último mensaje en grupo de Whatsapp), se nos cerró una camioneta Dodge Ram, roja, bajándose de cinco a seis elementos sin identificarse, altamente armados, llegando directo a golpearnos, despojándonos de nuestras posesiones (celulares y mochilas), gritándonos: «Súbanse cabrones, cabezas agachadas’… dándonos descargas eléctricas con un aparato, golpes en las piernas y brazos con palos.

«2.-La camioneta se dirigió al interior de las instalaciones de la Fiscalía del Estado de Jalisco, nos bajaron agarrándonos de la nuca como viles delincuentes, nos pusieron contra un portón, pidiéndonos a gritos que pusiéramos las manos contra el mismo y viendo hacia el frente, al mismo tiempo que nos apuntaban con armas y nos pegaban con macanas.

«3.-Perdí la noción del tiempo, pero pude percatarme que aparte de nosotros tenían entre 30 a 40 jóvenes en las mismas circunstancias, mientras escuchaba de fondo a elementos de la fiscalía: ‘Nadie sabe que están aquí’, ‘los vamos a desaparecer cabrones’, ‘contra la pared’, instaurando un terror psicológico constante. A mí en lo particular me dijeron: ‘Si compartiste algún video o información ya sabemos dónde vives, te vamos a matar a ti y a tu familia cabrón’. Acto seguido se acercó una mujer elemento de la fiscalía y me exigió con groserías que les diera la contraseña de mi celular, lo mismo pasó con mis amigos.

«4.-Pasado el tiempo, por la posición en la que estaba recargado al portón, tenía en mi visión un hueco lateral que daba a la entrada principal de la fiscalía, cuando observé que abrieron los portones y entró una camioneta de tipo VAN polarizada, rotulada con una leyenda de «Banquetes Doña Mary», al verla me empezó a correr un miedo todavía mas fuerte.

«5.-Elementos de la fiscalía gritaron: «Van las mujeres» y separaron de mi lado a mi novia y a Regina junto con un grupo de aproximadamente 10 mujeres más, agarrándolas de la nuca hasta que las subieron a dicha camioneta rotulada de banquetes. Arrancaron y se fueron…. desde ese momento les perdí la vista.

«6.-Luego fue el turno de un grupo de hombres –entre cinco a siete–, entre ellos Eloy, Braulio y yo. Subiéndonos a una RAM pickup blanca sin ningún tipo de identificación, nos empujaron y nos tiraron como vil ganado muerto todos apilados viendo hacia abajo, mientras dos elementos con chalecos de la PGJ y pasamontañas iban sentadas en la caja. Arrancó la camioneta con sirenas y en el trayecto nos iban golpeando y diciendo que ‘nos lo habíamos buscado por pendejos’, ‘los vamos a entregar al cartel…’.

«7.-Aproximadamente fue un trayecto de 15 a 20 minutos, donde los últimos cinco minutos por el movimiento de la camioneta sentí que estábamos entrando a una parte del camino de empedrado y tierra. Paró la camioneta y gritaron: «BÁJENSE HIJOS DE SU PUTA MADRE, TIENEN 10 SEGUNDOS PARA CORRER POR SU VIDA PUTOS, QUIEN VOLTEE HACIA ATRÁS, LO MATAMOS». Al bajar alcance a ver de dos a tres elementos de la fiscalía con sus gorras, una casa abandonada de fondo y dos camionetas más con civiles altamente armados con pasamontañas. Después supe que nos tiraron en la zona de ‘Los Olivos’.

«8.-Corrimos y después de varios minutos por lo retirado que estaba, logramos llegar hasta una avenida Eloy, Braulio y yo, donde pedimos un taxi inmediatamente y a través del celular del taxista que generosamente nos prestó logramos comunicarnos con nuestros familiares.

«Lo mismo sucedió con mi novia y Regina, el mismo terror psicológico lo vivieron ellas, afortunadamente salieron con vida de esta situación.

«Esta es la historia de terror en donde pudimos haber sido una cifra más de muertos en el Estado y el país.

«Ahora más que nunca puedo decir que a Giovanni LO MATÓ LA POLICÍA.

«No me interesa el contexto político en el que estamos inmersos, no me interesa que se echen la culpa como siempre entre instituciones, no me interesa si algún inadaptado después de esto se atreve a decir que nos lo buscamos «por revoltosos». ¡ES MOMENTO DE ABRIR LOS OJOS!….. ¡AHORA MÁS QUE NUNCA, NO DESCANSAREMOS HASTA QUE SE HAGA JUSTICIA!».

* Esta publicación es posible gracias a la Alianza de Medios. Consulta aquí la publicación original.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d