Tras terremoto del 2017, actividad sísmica ya se ha normalizado: Silvia Ramos

Cintalapa, Chiapas. 18 de Septiembre de 2017.
La senora Luz Garcia Lopez y su esposo el senor Alfonso Rodriguez Clemente posan en los escombros de su casa
Elementos de la Marina trabajan en el derrumbamiento de 170 casas afectadas por el sismo del pasado jueves 7 de Septiembre pasado en el ejido Lazaro Cardenas del municipio de Cintalapa en el estado de Chiapas. La ayuda que ha llegado a las mas de 400 familias afectadas consiste unicamente en una pequena despensa del DIF Estatal.
Foto: Moyses Zuniga Santiago

*Tras suscitarse el primer movimiento telúrico importante después del terremoto de mayor intensidad en 100 años, la experta menciona que la actividad sísmica se ha normalizado.


Silvia Ramos, directora del Instituto de Investigación y Gestión de Riesgos y Cambio Climático de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), recordó que Chiapas es uno de los estados del país más proclives a los sismos, por lo que hizo un llamado a la ciudadanía para que durante esta contingencia se fortalezca el programa de protección civil en las familias de la entidad.

“Debemos hacer conciencia y ver lo susceptibles que somos para crear o fortalecer nuestro programa de protección civil. Ahora que nuestras familias están en confinamiento es muy importante tomar ese tema de la vulnerabilidad por otro tipo de fenómenos como los sísmicos, los volcánicos y las inundaciones.” concluyó.

En lo que va del 2020 el estado de Chiapas ha sido epicentro de mil 618 sismos, lo que representa el 10 por ciento de actividad en el país, pues hasta este miércoles se tiene un registro a nivel nacional de 16 mil 188 eventos sísmicos.

Según el Servicio Sismológico Nacional (SSN), Chiapas se posiciona en el cuarto lugar en la clasificación general solo por debajo de Oaxaca con 6 mil 757 (41.74 %), Michoacán con 3 mil 925 (24.25%) y Guerrero con 2 mil 131  (13.16 %).

“En Chiapas tenemos por año un aproximado de 3 mil sismos, así que las cifras que tenemos hasta este mes de junio nos indica que estamos en un año normal de actividad sísmica, a diferencia de 2017 cuando los números se incrementaron casi al triple por el sismo del 7 de septiembre”, mencionó Ramos Hernández.

La experta ha mencionado en diferentes ocasiones que los movimientos telúricos representan una liberación de la energía del centro de la tierra, sin embargo, tras un terremoto como el del 7 de septiembre de 2017 se liberó tanta energía que durante al menos 3 años se mantuvo con una actividad tranquilo.

Al respecto del movimiento de magnitud de 7.5 con epicentro a 23 kilómetros al sur del Crucecita, Oaxaca, la Secretaría de Protección Civil del Estado activó el monitoreo en las 15 regiones de la entidad donde hasta el momento no se reportan afectaciones, ni personas lesionadas.

El Centro de Alertas de Tsunamis de la Secretaría de Marina informó mediante boletín que se esperaban posibles variaciones anormales en el oleaje en la región donde se suscitó el sismo, ante ello, la dependencia estatal mantiene monitoreo.

La Dirección de Rescate Aéreo Halcones mantiene protocolo de verificación sobre la geografía chiapaneca para detección de posibles daños.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: