¡Basta ya de encubrir la verdad!; a 5 años del caso Narvarte, sigue pendiente la justicia para los 4 feminicidios y un homicidio

Conversatorio Narvarte 5 años: Pendientes de libertad y justicia a través de Articulo 19. Cortesía: Articulo 19.

“Este caso representa la violencia que estamos viviendo en México, cada una de las personas, con sus historias que ya contaron, historias que le dan carne y vida, nos toca el corazón, representa esta situación de violencia que vivimos en el país, y la respuesta de estado que ha sido la denegación de justicia y la impunidad”, dijo Pedro Faro


El feminicidio de Yesenia Quiroz, Mile Virginia Martín, Olivia Alejandra Negrete, Nadia Vera y homicidio de Rubén Espinosa perpetrado en el departamento 401, del Edificio 1909, de la calle Luz Saviñón, en la colonia Narvarte de la Ciudad de México, el 31 de julio de 2015, es un crimen que se mantiene en la impunidad.

A través de Articulo 19, se realizó el conversatorio Narvarte 5 años: Pendientes de libertad y justicia, en donde participaron familiares de las víctimas, como de Leopoldo Maldonado, subdirector de la organización defensora de derechos relacionados a libre expresión Artículo 19, Pedro Faro, director del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas y Carmen Aristegui, periodista.

Gabriela Mejía, hija de Alejandra, compartió que madre siempre fue una persona alegre, positiva, siempre veía por su familia, amante de la música, disfrutaba cocinar, amaba las flores, disfrutaba estar y convivir con su familia, quien siempre brindo apoyo a las personas que las rodeaba.

A su vez, dijo que su vida y la de sus hermanas, después de lo ocurrido ha sido difícil, cada una ha vivido su duelo de manera diferente, sin embargo, todas perdieron el pilar de la familia, en lo personal, para Gabriela fue un poco más difícil porque se siente sola, además en ese entonces ella se encontraba embarazada y no tuvo quien la apoyara, posterior a ello cayo en depresión, pero fue salió adelante por su hijo.

“Me hace falta mi madre, que juegue con sus nietos, que me de sus consejos y todo ese amor de mamá que tenía para darnos”, expresó.

Nieto añadió que, lo que necesita hacer el estado es investigar a fondo en el caso Narvarte para dar con los responsables y que no haya impunidad, hacer valer el derecho de las familias de acceso a la justicia y a la verdad. Además, que Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y Ernestina Godoy Ramos, Fiscal General de Justicia de la Ciudad de México, trabajen en esclarecer el caso.

Por su parte, Patricia Espinosa, hermana de Rubén, dijo que después de 5 años transcurrido aún se sigue buscando justicia, hay muchas preguntas no resueltas, algunas son: ¿Quién planeó y ordenó asesinar a 5 personas en una céntrica colonia de la Ciudad de México a plena luz del día?, ¿Por qué fueron asesinadas y asesinado?, ¿Son todos los autores materiales los que se encuentran privados de la libertad hasta el día de hoy?, ¿Por qué aún no se esclarecen los delitos?.

Mirtha Luz Pérez, sostiene hasta el último momento la foto de su hija. Cortesía: Alejandro Tello.

Asimismo, añadió que con tantas preguntas sin resolver es indispensable que se siga exigiendo justicia, que se siga empujando a esclarecer que paso y porque, para que no vuelva a ocurrir lo mismo, ya que el olvido, la impunidad y el desinterés produce resentimiento y desinterés.

“La exigencia de justicia es una forma de dignificar nuestra lucha, de decirle a Rubén, a Nadia, a Mila, a Yesenia y Alejandra, que como sociedad exigiremos por ellos y por las miles de víctimas, para que un día se generen condiciones en las que no nos de miedo a salir”, expuso Espinosa.

Espinosa mencionó que, como sociedad lo que se debe hacer es exigir que se esclarezcan los hechos, que las personas responsables sean sancionadas como corresponda, y que envíen mensajes claros a las autoridades, que actos como el ocurrido no tienen lugar en la sociedad, así como el trabajo en conjunto con las autoridades.

Acerca de Rubén compartió que, fue un niño amado, consentido, con un carácter firme desde pequeño, rebelde, juguetón, bromista y expresivo, responsable y perseverante en alcanzar sus metas, era alguien que quería a su familia y amaba a su madre. Pese a ser un fotógrafo autodidacta sabía sobre su trabajo, compartía sus conocimientos y era muy amigable.

Angie Martín, hermana de Mile, contó que para ella han sido 5 años de incertidumbre, muy difícil de asimilar. Sobre Mile dijo que era una mujer guerrera, su familia siempre fue su motivación, por eso es por lo que decidió ir a México,

Por otro lado, Indira Alfaro, mamá de Yesenia, comentó que su hija desde bebé siempre mostró una hermosa sonrisa, le gustaba ir a la escuela, desde pequeña era un poco vanidosa, era buena hija, hermana y tía, una chica incondicional, vivió feliz, aunque también sufrió y lloró.

“Estos 5 años han sido muy difíciles para toda la familia, cuando a una madre le quitan a un hijo o una hija, es algo muy fuerte, una madre se queda partida en mil pedazos, la vida no vuelve a ser la misma, el tiempo no sana las heridas… aunque aun hay cosas que nos impactan en la vida”, expresó.

Alfaro añadió que, hay mucho dolor e impotencia al ver que padece la impunidad y no hay justicia. Dijo que el gobierno pasado les decía tenia la buena voluntad de esclarecer el crimen, pero nunca se concretó nada, la Procuraduría solo se dedicó a obstaculizar la investigación, a filtrar parte de los expedientes y a revictimizar a las víctimas.

La madre dijo que, a pesar de la recomendación que hizo el Centro de Derechos Humanos, mucho de los puntos no se han concretados, y para tener tranquilidad necesitan saber que paso, quien o quienes lo ordenaron, seguirá existiendo esto hasta que no se sepa la verdad.

“Esta nueva administración ha tenido la voluntad de retomar el feminicidio y homicidio desde cero… aunque la investigación aún sigue estancada”, dijo.

Respecto a Carmen Aristegui mencionó que, la memoria colectiva como un eje principal, es un elemento esencial de la vida de las personas y de los países, que permita seguir exigiendo justicia y el esclarecimiento de hechos lamentables como los que se recuerdan como el caso Narvarte. No dejar que el paso del tiempo la exigencia de esta justicia pierda valor.

“El punto más importante ahora es recordar, no dejar que el tiempo deje el caso Narvarte como un asunto que ocurrió un día en una colonia de la Ciudad de México… es un tema donde la justicia aún no ha llegado… comportamientos torcidos al final de cuentas de autoridades investigadoras que no lo eran, autoridades que tenían una obligación de esclarecer los hechos, dieron una suerte de carpetazo al tercer mes”, expresó la periodista.

La organización defensora de derechos relacionados a libre expresión Artículo 19 emitió un pronunciamiento en el marco del tercer aniversario del Caso Narvarte. Cortesía: Artículo 19.

Desde el FRAYBA, han aprendido que la memoria significa resistencia y esperanza, que la memoria crea horizontes de lucha donde los pueblos, comunidades, familias, cada persona, se articulan en objetivos comunes para sustentar acciones políticas, para no renunciar en el conocimiento de la verdad y la justicia, esto como reacción ante la impunidad generada por el Estado.

Asimismo, el estado mexicano se ha caracterizado por gobiernos llenos de violencia más descarnada, como el cinismo de funcionarios para mantener un sistema legal corrupto. La referencia de impunidad relacionada al acceso a la justicia sigue siendo dramática con un 90% en el país.

“Los expedientes penales y las carpetas de investigación están manchadas de violaciones graves a los derechos humanos”, exponen.

Pedro Faro, mencionó que, el crimen de Narvarte es una de estas situaciones, que impactaron, lo que saben es que, el caso transita en la torpeza de las investigaciones y la indiferencia del gobierno. 5 años donde las familias han enfrentado impunidad, pues el gobierno lo ha hecho todo mal y de manera deliberada.

Sin embargo, como parte de la sociedad que, conocen esta injusticia, como parte del pueblo, se rebelan a esta situación de impunidad y seguirán rompiendo los muros del deshonor de todas las maneras posibles, saben que la voz de las familias y de sus redes de apoyo no cesarán.

“Estaremos hasta que se levante de las cenizas la luz de la justicia, verdad y memoria, porque su legítima lucha crece, abre corazones y une los caminos de quienes desde abajo vamos reconociéndonos en el dolor, en el digno furor de la palabra y la memoria”, finalizó.

Es importante mencionar que, Patricia Espinosa leyó la carta que enviaron a Ernestina Godoy Ramos, en ella menciona que desde el 2015, el Gobierno de la Ciudad de México promovió una versión de los hechos, aseguraba que los 5 asesinatos fue la consecuencia de un robo y que Mile conocía a los atacantes por temas vinculados a drogas.

Por lo anterior, añaden que no fue investigado, pero que si revictimizó y desestimó las amenazas que Rubén y Nadia sufrieron, recordaron que el primero, como periodista fue amenazado de muerte y la segunda como activista fue detenida de forma arbitraria y recibió amenazas del Gobierno de Javier Duarte en Veracruz.

Pocos días después, para fortalecer la versión, la Procuraduría filtro a medios de comunicación fotos explicitas del crimen, datos de la investigación e información personal de las víctimas, constituye una violación de derechos humanos y contraviene protocolos de actuación en la investigación de delitos y estándares internacionales de derechos humanos.

También, solicitaron establecer la verdad sobre lo ocurrido el 31 de julio del 2015, aclarando como fueron los hechos, identificar a la totalidad de los autores materiales e intelectuales responsables, y establecer cual fue el motivo del crimen. Así como cumplir con los compromisos asumidos el 6 de marzo del 2019, por la Procuradora de Justicia de la Ciudad de México en ese entonces.

Al mismo tiempo, avanzar con la investigación, incluyendo aquellas que relacionan el Gobierno de Javier Duarte y las amenazas contra Rubén y Nadia por su trabajo periodístico y de defensa de los derechos humanos.

Además, que en cumplimiento de la recomendación 04/2017 de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, la Fiscalía de la Ciudad de México investigue y establezca las responsabilidades administrativas y penales a todos los niveles de quienes filtraron información, manipularon o incurrieron en omisiones dentro de la investigación, con el fin de garantizar la no repetición.

Así como, una reunión entre Claudia Sheinbaum, con la Fiscal General de Justicia de la Ciudad de México, las familias de las victimas y sus abogados, para que den a conocer los avances de la investigación.

“¡Basta ya de tener una fiscalía que filtra información y fotografía de feminicidios para derivar la opinión publica!… ¡Basta ya de encubrir la verdad!”, finaliza.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: