Cambio climático, economía y migración; efectos de la pandemia en comunidades rurales de «El Triunfo»

. Las comunidades rurales son las más afectadas en esta pandemia. Cortesía: FONCET.

*El FONCET también ha creado campañas con causa, ya que necesita la colaboración de todos para poder llevar a cabo proyectos; con el fin de apoyar a comunidades rurales de las Áreas Protegidas para que sean capaces de resistir las agresiones económicas de la pandemia. 


El Fondo de Conservación el Triunfo (FONCET), dio a conocer que este el 2020, sería un buen año para la biodiversidad. Sin embargo, la pandemia alteró por completo el escenario, por lo que, no hubo reuniones cruciales internacionales sobre el cambio climático, salud de los océanos y la conservación de especies.

“Una víctima colateral de la pandemia, sin duda serán las acciones por la conservación de la naturaleza”, mencionó por escrito el FONCET.

Por lo anterior, las acciones del Fondo desde hace 18 años ha sido colaborar con organizaciones como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y de la sociedad civil, para realizar proyectos de desarrollo sustentable y conservación en diferentes Áreas Naturales Protegidas del estado de Chiapas.

“Estas acciones han contribuido a aumentar la resiliencia de las comunidades y de los ecosistemas, lo que resulta primordial en estos tiempos” añadieron.

Además, atendiendo la situación actual han creado la estrategia de contingencia y resiliencia para la atención a la crisis derivada de la pandemia del Covid-19, con el apoyo de Arturo Arreola del Instituto para el desarrollo Sustentable en Mesoamérica A.C. (IDESMAC), la estrategia incluye cuatro actividades claves.

Por lo anterior, la primera estrategia es la red de información desde los territorios por medio de WhatsApp, para mantener comunicación con la gente de las comunidades, socios implementadores y personal del FONCET; así conocer la situación del Covid-19 en esos lugares, la demanda de casos urgentes de salud, el estado del abasto y alimentación, las condiciones de empleo e ingresos económicos y posibles conflictos socioambientales.

“Así como la seguridad alimentaria comunitaria, alrededor del 80 por ciento de las personas más pobres del mundo y que corren riesgo de padecer inseguridad alimentaria, viven en zonas rurales” exponen.

Por lo que, la acción mencionada tiene como objetivo apoyar la producción y el abasto de granos básicos en los municipios para reducir los impactos por deforestación ante una situación de crisis alimentaria.

También, la resiliencia socioambiental y económica, la crisis derivada de la contingencia será severa en comunidades, por lo que los fondos gubernamentales no serán suficientes para mitigarla; el Fondo busca apoyar a las comunidades y organizaciones de productores a través de organizaciones con proyectos enfocados a la resiliencia que permitan la recuperación económica.

Asimismo, el sistema de monitoreo territorial, generarán mapas y estadísticas sobre las tendencias de la pandemia, procesos territoriales, migración y deforestación que les permitan tomar decisiones y medir el impacto de las acciones de la Estrategia.

Con base a lo anterior, algunos de los proyectos clave que han apoyado desde hace varios años y con la contingencia cobraron gran importancia es la de fomentar la seguridad alimentaria para fortalecer la autonomía comunitaria que a la vez permita aumentar los ingresos económicos de los productores.

“Fortalecer los sistemas productivos como maíz, frijol y café requiere una asesoría técnica especializada para que los productores adopten tecnologías adecuadas en sus parcelas para producir más y de forma sustentable”, expresó.

En la actualidad están preparando una propuesta para fortalecer el sistema productivo de frijol, cultivo adecuado en temporada intercalado con el maíz, esto bajo buenas prácticas, contribuyen en la disminución de plagas, la no quema mantiene la humedad en el suelo, así como microorganismos que viven en éste prosperen creando fertilidad y producción que beneficia los ingresos económicos.

Otro de los proyectos es la reactivación económica a través del empoderamiento de los jóvenes, el talento que la juventud ha desarrollado, el conocimiento sobre las nuevas tecnologías digitales y una capacidad de adaptación que ha hecho que sean actores importantes en la pandemia.

“Necesitamos que los jóvenes fortalezcan sus talentos y que tengan un trabajo en su propia comunidad, que los ayude a superarse y a contribuir al ingreso de sus familias. Familias unidas en las comunidades fortalece el tejido social y conservar los talentos de la juventud en las comunidades, evitando que migren, ayudará a tomar mejores decisiones en el territorio que contribuyan al desarrollo sustentable”, finalizó.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d