Desorden institucional complejiza labores de conservación forestal en Chiapas

La siembra, sobre todo de café y maíz, ha disminuido debido al cambio climático. Lo que preocupa a los expertos en medio ambiente. Cortesía: Fertilab.

*De acuerdo a un informe de los especialistas en medio ambiente, en un aproximado de 30 años, Chiapas puede sufrir graves consecuencias en el impacto a la agricultura, lo que afectaría directamente a la economía de sus habitantes.


REDD+ son las siglas del plan de Reducción de Emisión de Dióxido de Carbono por Deforestaciones y Degradación Forestal, desde el 2010, la Estrategia Nacional de Reducción de Emisión de Dióxido de Carbono por Deforestaciones y Degradación Forestal ya buscado contribuir a la preservación de los ecosistemas mexicanos y frenar el impacto del cambio climático.

La organización GYBN México, realizó un informe acerca de la importancia de las estrategias que se han buscado implementar para el funcionamiento de dicha estrategia en el país, así como desmentir algunos de los mitos más comunes alrededor de éste y a los avances de la ENAREDD+ en las zonas agrícolas del país, sobre todo los estados del sureste, por ejemplo, en Chiapas.

http://www.facebook.com/story.php?story_fbid=287934429112527&id=207078003029251&scmts=scwspsdd&extid=6u5JIdlnv21CpuiR

Juan Carlos Franco Guillén, presidente de Crecopia Soluciones Locales a Retos Globales A.C. detalló que con esta estrategia es importante asegurar una permanencia de carbono existente en las zonas forestales, además de generar carbono adicional para no perder los elementos que propicien un balance correcto en la ecosfera de la tierra.

Todas las instituciones deben participar de manera activa en la sustentabilidad de los ecosistemas. Cortesía: Gobierno de México.

Referente el ENAREDD+, comentó que «con la implementación de este acuerdo, esa pérdida gradual de carbono en los ecosistemas forestales pueda mantenerse y recuperarse en un proceso». En el caso de México, señaló que dichos procesos deben realizarse desde una visión que active un desarrollo rural sustentable, en donde se garantice el cumplimiento de las acciones que contribuyen a la conservación.

De acuerdo a Franco Guillén, esta estrategia es compleja, puesto que a nivel nacional, las autoridades deben estar alineadas de tal forma que la sociedad también se involucre dentro de las actividades para la conversación de los ecosistemas. Sin embargo, debido al desorden institucional, reconoció que es un reto enorme, para que México tenga otros agentes de desarrollo.

En Chiapas, los ecosistemas forestales en las que imperan las actividades agrícolas, se han visto bajo amenazas debido al acelerado cambio climático, el cual ha sido producto de las altas emisiones de gases de efecto invernadero, así como del desbalance en las cantidades de Dióxido de Carbono, lo que significa una pérdida en cuanto a la producción de alimentos como el café y el maíz.

La zona de la Frailesca, alberga gran cantidad de vida silvestre y es el punto de mayor aptitud para la siembra de dichos granos. Sin embargo, la situación climatológica ha afectado el suelo dónde se realizan dichas plantaciones, por lo que se estima que en un plazo de 30 años, las cosechas se vean reducidas considerablemente, lo que impactaría a la economía y sustento de las familias que dependen de dicha actividad.

Aunque los efectos de un clima en constante cambio no afectan exclusivamente a los bosques nubosos de Chiapas, este estado ha sido particularmente deteriorado. Ha perdido el 55% de sus bosques nativos, que fueron deforestados fundamentalmente para la producción de café, maíz y la ganadería, que ocupa un tercio de la superficie terrestre del Estado.

Estas cifras asombrosas exacerban otros problemas climáticos que enfrenta la entidad: la degradación de los suelos, las sequías, los incendios forestales y la pérdida de la biodiversidad nativa, lo cual afecta a los principales lugares turísticos. Sumado a la baja productividad agrícola y ganadera, la perspectiva social de Chiapas es aún más drástica: el 78% de la población vive en la pobreza extrema y los niveles de inmigración continúan aumentando cada año.

«REDD+ no es un asunto de gobiernos, no es un asunto solo de campesinos, es asunto de todos» resaltó, haciendo la reflexión y la invitación adecuada para que la sociedad se involucre en las acciones a realizarse para lograr un manejo sustentable del territorio.

Por su parte, Lesly Tulia Aldana Marquez, maestra en conservación, señaló que el mecanismo REDD+  en México, si bien no frena la tala de árboles, si busca realizar esta acción bajo la sustentabilidad, promoviendo el uso racional de los recursos naturales, manteniendo la cobertura de los árboles en las zonas forestales. Acciones con las que las actividades rurales no afectan el comportamiento climático del entorno.

“Si seguimos trabajado de manera aislada, cada uno con pequeños proyectos, no vamos a lograr un desarrollo integral, por lo que los compromisos que tenemos para luchar todos contra el cambio climático, debemos trabajar desde todos los sectores, incluso las entidades de gobierno” finalizó Aldana Marquez.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d