Exigen destitución de Procurador y Fiscal ambiental por destrucción en humedales de San Cristóbal de las Casas

Peregrinación de defensores y sociedad civil, en la celebración del Quinto Aniversario de la Declaratoria de Lugar Sagrado del Humedal de Montaña María Eugenia. Cortesía: Seminario Mirada Sur.

*Los humedales albergan una alta biodiversidad, reconocidos por los múltiples beneficios hacia el ser humano como soporte de nutrientes, actividades recreativas y educación, juegan una función relevante para las estrategias de desarrollo socioeconómico sostenible. Por otro lado, los humedales urbanos aportan diversidad biológica y estética al paisaje incluso teniendo en cuenta los impactos que genera el desarrollo de las ciudades.


 

La Red Ambiental, Consejo Ciudadano del Agua y el Territorio en la Cuenta y Guardianes del Valle de Jovel, este 19 de julio, celebraron el 5º Aniversario de Declaratoria de Lugar Sagrado del Humedal de Montaña María Eugenia y de La Kiss, en San Cristóbal de Las Casas, ecosistemas de importancia mundial por ser fuente de agua y vida para la cuidad.

Por lo anterior, realizaron una petición a Rutilio Escandón Cadenas, Gobernador del Estado de Chiapas y a Jorge Luis Llaven Abarca, Fiscal General del Estado de Chiapas, quieren una Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y Fiscalía Ambiental que sirvan.

A su vez dieron a conocer que, en San Cristóbal, ubicada en la Región de Los Altos, existen humedales de montañas reconocidos en 2011 como Áreas Naturales Protegidas sujetas a conservación por el Gobierno del Estado del Estado, también fueron reconocidos como sitios RAMSAR en 2008 y en 2012 en la Convención Relativa de los Humedales, por ser de importancia internacional, en especial por ser hábitat de aves acuáticas.

“Estos humedales han sufrido un proceso de destrucción acelerada, sin que ninguna autoridad Municipal, Estatal y Federal hallan hecho lo necesario para detenerlo, llevamos más de 12 años realizando acciones en defensa de dichas áreas, además de solicitar reiteradamente la intervención de las instituciones de los distintos niveles de Gobierno”, expresan.

Sin embargo, pese a las intervenciones solicitadas, hasta el momento, no han conseguido detener los rellenos y las construcciones dentro de los polígonos de los humedales, como consecuencia de esto, hay filtración y recarga de agua hacia los manantiales, de los cuales se abastece la población, además de brindarles otros servicios ambientales.

“Las clausuras por la falta de permiso para la construcción que realiza el municipio y las posibles sanciones a los dueños que emite la PROFEPA no han sido suficientes para nada, habitantes de San Cristóbal, hemos observado con profunda preocupación y rabia la incompetencia de la Procuraduría Ambiental del Estado de Chiapas y la Fiscalía Ambiental del Estado de Chiapas, para la protección y acción penal contra las personas que destruyen los humedales María Eugenia”, exponen.

Asimismo, mencionaron que este Humedal ha sufrido daños, por lo que desde el 2015 a la fecha han presentado 8 denuncias ante la PROFEPA, este les ha dicho que ha hecho lo que le faculta la ley.

Las Organizaciones, hasta el momento no cuentan con información de las resoluciones emitidas, no ven las acciones judiciales en el terreno de los hechos, puesto que siguen las construcciones en los humedales.

Quenvó-Cuxtitali es una reserva de 22 hectáreas en San Cristóbal de las Casas. Cortesía: Elizabeth Ruiz.

“Hay otras denuncias de daño ambiental como la Reserva de Cuxtitali en donde tampoco hay acción judicial, hemos solicitado al fiscal y al procurador dentro de la mesa interinstitucional un concentrado de todas las denuncias presentadas y procesos llevados a cabo, con las respectivas resoluciones administrativas y judiciales y no hay respuesta”, comparten.

Con base a lo anterior, observan con evidencia que, hay un nivel alto de ineficiencia y falta de compromiso con la justicia, ya que los expedientes de las diferentes denuncias que han realizado quedan atoradas o negociadas.

Por todo lo expuesto, las ciudadanas y ciudadanos exigen la destitución de Víctor Hugo Villatoro Ventura, Procurador Ambiental, así como de Vicente César Molina Zenteno, Fiscal Ambiental.

“¡Destitución para el procurador y fiscal ambiental!, ¡Destitución por omisión!, ¡Destitución!, ¡Que vivan los pueblos que luchan por la madre tierra!, ¡Que vivan!”, expresaron.

Por otro lado, entre las actividades realizadas por las organizaciones fue la peregrinación, la realización del altar maya en el lugar sagrado, así como de una ceremonia y canticos a la madre tierra.

Al finalizar los eventos, hicieron la declaratoria Quinto Aniversario, denunciaron el sucio papel que juega el Gobierno del Estado de Chiapas y el Municipio de San Cristóbal de Las Casas, al permitir y tolerar la destrucción de los humedales, pese a mesas de trabajo, el expediente no avanza. Además, la Procuraduría y Fiscalía del estado chiapaneco, no solo es omisa, sino que ven complicidad con los delincuentes ambientales.

“Los casos no avanzan, pese a que existen guardias, al levantar las denuncias argumentan que no están trabajando, el colmo de los colmos, cuando el gobierno federal decide actuar para detener en infraganti a los destructores y ecocidas, alguien les da el pitazo y ese día misteriosamente no aparece nada ni nadie en los terrenos rellenados de los humedales”, exponen.

También, en el Valle de Jovel la destrucción y codicia no cesan, las amplias verdes de las colonias son apropiadas por manos privadas, áreas de humedales de montaña son rellenadas, buscan privatizar el líquido, por lo que, la sed de ganancia no tiene fin.

“Tal es el caso del abandono institucional que tiene en la defensa del patrimonio cultural, basado en una lógica de ganancia, en una lógica clientelar, se permite la liquidación de la vegetación original, la transformación del hábitat de decenas biológicas y lo más importante, la ruptura cultural que tiene para miles de personas contar con un lugar sagrado en el que, los seres humanos nos podamos encontrar con la madre tierra”, expresan.

Además, desde hace 5 años hay una lucha de resistencia en el humedal María Eugenia, por la devastación ambiental que estaba desarrollando el Grupo Constructor Peje de Oro, dicho humedal se encuentra en el polígono internacional del sitio RAMSAR, eso obligo a las autoridades ambientales y la clase política a intervenir y suspender la obra.

“El día de hoy nos enteramos que, la empresa ha puesto un amparo que busca continuar con las obras, sin importarle que miles de personas se queden en un futuro sin agua, consecuentemente con un futuro muy complicado, los bosques del Valle de Jovel se encuentran bajo amenaza”, comparten.

Añaden que, ven con preocupación que áreas naturales como Quenvó Cuxtitali y Alcanfores, se encuentran a la mira de quienes buscan solo obtener más dinero, sin importarles el daño que le hacen a la naturaleza.

Francisco, estudiante de secundaria y defensor dijo que, le ha pedido al Gobierno que atienda los problemas ambientales, en especial los que padecen en San Cristóbal, pero en el día de la celebración del Quinto Aniversario les pide a los jóvenes que visiten zonas verdes protegidas y disfruten de la naturaleza para poder defenderla.

“Apoyemos al movimiento ambientalista, protejamos lugares sagrados como este humedal, sólo así tendremos mañana, no dejemos en manos de nadie esta tarea, seamos parte de la solución, todavía estamos a tiempo, ¡Que viva el humedal de María Eugenia! ¡Que viva la madre tierra!, menciona.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d