INAH alerta de alta concentración de vestigios arqueológicos que podrían verse dañados por el Tramo 1 del Tren Maya

Todos los estados consultados mostraron su conformidad con participar en este proceso. Cortesía: Tren Maya.

*Especialistas determinaron el proyecto es viable, pero que se debería acompañar de los programas y trabajos apropiados para evitar afectaciones al patrimonio arqueológico.

*El INAH determinará, metro por metro, la factibilidad del proyecto que se presentó, una vez que se realicen y se cuente con los resultados de los sobrevuelos con LIDAR, técnica de teledetección óptica, la cual permite obtener una muestra densa de la superficie y detectar la concentración de vestigios culturales. En tanto no se lleven a cabo los dictámenes correspondientes, no se podrán efectuar trabajos constructivos.


El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que en el Tramo 1 del Proyecto Tren Maya, el cual comprende 224 kilómetros de Palenque, Chiapas a Escárcega, Campeche existe una alta presencia de vestigios arqueológicos, por lo que iniciarán una investigación para determinar si éstos podrían verse dañados por la obra.

En 2018, el Instituto fue notificado del Proyecto, de forma inicial, mencionaron que en dicho tramo existía un alto potencial arqueológico que podría estar en riesgo por el Tren Maya, la cual recorrerá cinco estados de la península de Yucatán (Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo), a lo largo de casi 1,500 kilómetros.

Desde ese momento, el INAH solicitó al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) los trazos de la ruta. Fue hasta el 23 de enero de 2020, día que el Consejo de Arqueología del INAH determinó que el proyecto es viable, pero que se debería acompañar de los programas y trabajos arqueológicos apropiados para evitar afectaciones al patrimonio arqueológico.

El Consejo de Arqueología comentó que es necesario una investigación científica profunda el cual permita un mayor conocimiento de la historia antigua de los mayas de estas regiones, ya que consideró que, en un área de influencia de 30 kilómetros del Tramo 1, debido a que el Tren Maya será de alta velocidad, requeriría de curvas muy amplias para evitar accidentes.

En ese margen de 30 kilómetros se tienen 1,773 sitios inscritos en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos, que van desde concentraciones de materiales y sitios de carácter gráfico-rupestre, hasta monumentales.

Por lo que, se realizará un levantamiento topográfico con tecnología LIDAR (Light Detection and Ranging, es decir, detección por luz y distancia), el cual permitirá avanzar en la interpretación del terreno a ser impactado, definir áreas críticas, hacer las verificaciones en el campo y establecer estrategias coordinadas con el FONATUR y las empresas constructoras.

El INAH dentro de su diagnóstico preliminar mencionó que el Tren Maya incidirá en 31 zonas arqueológicas abiertas oficialmente a la visita pública; en 19 zonas arqueológicas con algún grado de visita; en 1,773 sitios arqueológicos (de diversas características) inscritos en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos, Históricos y Paleontológicos; así como en 42 cenotes.

Con los primeros resultados de la prospección LIDAR, llevada a cabo mediante un convenio con el FONATUR y con recursos propios, se han hecho las interpretaciones correspondientes al Tramo 1 (Palenque-Escárcega), donde se ubican Palenque, Pomoná, Moral-Reforma y 480 sitios arqueológicos registrados, entre ellos Aguada Fénix, recientemente descubierto, con el fin de hacer del conocimiento del FONATUR los puntos críticos con alta presencia de vestigios arqueológicos, mismos que se encuentran en proceso de valoración.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: