«Las cárceles no alcanzarán para meternos a todos”; trabajadores de la salud marchan para exigir la liberación de Grajales Yuca

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Unos 500 médicos, enfermeras y trabajadores de diversos hospitales públicos y hasta privados, así como amigos y familiares, marcharon hoy para exigir la libertad del médico Gerardo Vicente Grajales Yuca, quien fue acusado del delito de abuso de autoridad por la Fiscalía General del Estado (FGE) tras la denuncia penal que puso en su contra, la hija de un político chiapaneco que falleció de Covid-19.

Con sus batas blancas, cubrebocas y caretas, médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (ISSTECH), miembros de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSSA) y de diversos colegios de médicos, marcharon esta mañana.

Desde la Diana la Cazadora, en el oriente dela capital del estado partieron con consignas, pancartas y lonas con la imagen y el nombre del urgenciólogo Grajales Yuca.

Exigieron su libertad y un juicio justo hacia el galeno detenido el pasado sábado por elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE), a quien señalan del delito de “abuso de autoridad”.

Según la FGE “en su calidad de servidor público del área COVID del Hospital de Especialidades Vida Mejor, dependiente del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (Isstech), solicitó a la persona denunciante equipo e insumos para tratar a su padre, siendo que de acuerdo con la Secretaría de Salud del Estado el nosocomio cuenta con los medicamentos y el equipo necesario para atender a los pacientes”.

La denunciante es la hija del exdiputado local por el PRI y también por el PAN, Mguel Arturo Ramírez López, un político que también militó en el PVEM y fue líder del partido político local, Mover a Chiapas. Quien falleció de Covid-19 el pasado 7 de julio en la Clínica Covid del ISSTECH, a donde fue ingresado sin ser derechohabiente.

Hoy los médicos, salieron a las calles para exigir la libertad del médico, y señalaron que en los hospitales y clínicas de Chiapas no hay suficientes insumos, ni ventiladores, ni monitores, ni equipos de protección, ni medicamentos, lo cual se ha “normalizado” el que los médicos pidan a los familiares de los pacientes consigan fuera esos medicamentos, pero que eso no es culpa de los médicos sino del sistema estructural y las carencias en las cuales se desempeñan.

Y si el paciente no es derechohabiente, con mayor razón, se le exigen cubrir muchos gastos para no erogar los recursos que sí son para los derechohabientes.

Víctor Hugo Zavaleta, ex líder del sindicato de trabajadores de la salud, dijo que donde sí hay un “abuso de la autoridad” es por parte de la FGE al proceder de esa forma contra el médico Grajales Yuca, pues en otros casos donde servidores públicos han saqueado el sistema estatal de salud publica el gobierno ha sido omiso o cómplice de ello y los responsables siguen impunes.

Otoniel Gutiérrez, médico del ISSSTE, dijo que el atropello a los derechos del médico Grajales Yuca, no sólo es una violación a sus derechos humanos del médico en particular, sino que agravia a toda la comunidad médica de Chiapas, a la cual se le criminaliza su labor.

Dijo que lo que el médico detenido hizo es lo que muchos de sus colegas ha hecho en los hospitales públicos, pedirle a los familiares de los pacientes que consigan en otro lado lo que el hospital no tiene.

“Si eso es un delito, las cárceles no alcanzarán para podernos meter a todos”, dijo el médico traumatólogo.

Otro médico, Juan Carlos Camacho, expuso en la marcha que esto es una actitud arbitraria de la FGE, dijo que no está en contra de un proceso penal que se le pueda seguir a un médico, pero que este sea un trato justo y en libertad, porque su presunto delito no ameritaba prisión preventiva.

Los médicos en la marcha denunciaron las agresiones físicas que han sufrido por parte de los pacientes y sus familiares, pero nadie ha sido perseguido y encarcelado por esas agresiones, sin embargo la justicia fue expedita en el caso de un médico señalado.

Unos 12 colegios de médicos en Chiapas se pronunciaron a favor de la libertad del galeno preso, de igual forma la Sección 50 del SNTSSA y muchos otros grupos y organizaciones civiles y magisteriales.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: