Reportan 74 agresiones armadas hacia familias desplazadas de Aldama, Chalchihuitán y Chenalhó

Presentación de la carta pública: alto a la violencia en comunidades desplazadas forzadas en Chiapas. Cortesía: Frayba.

*En el estado de Chiapas, hay un total de 10 113 víctimas de desplazamiento forzado, así como de la violencia paramilitar y criminal de grupos armados, quienes son protegidos por funcionarios de los gobiernos municipales y estatal, movidos por intereses oscuros y de despojo.


El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C. (Frayba), presentaron Preservar la vida, carta pública: alto a la violencia en comunidades desplazadas forzadas en Chiapas, con la participación de Pedro Faro, director del Frayba y Ofelia Medina, actriz y defensora, con el objetivo de evidenciar el desplazamiento forzado, en específico de la zona de los Altos de Chiapas.

Por lo anterior, dieron a conocer que, en el mes de junio y los pocos días de julio, la Comisión Permanente de los 115 Comuneros y Desplazados de Aldama reportaron 74 agresiones armadas en san Pedro Cotsilnam, Yetón, Tabak, KoKo’, Xuxch’en, Tselepotobtic, Chivit y la cabecera municipal de Aldama.

Medina hizo la lectura de la carta realizada por Frayba y el Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México A.C. (FISANIM – Fideo), manifestaron su alta preocupación, por los hechos de violencia y la urgencia en la que viven las personas en situación de desplazamiento interno forzoso de los municipios de Aldama, Chalchihuitán y Chenalhó.

Por ello, las organizaciones, exigieron justicia y el alto a la violencia que denunciaron la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, la Comisión Permanente de los 115 Comuneros Desplazados de Aldama y el Comité Autónomo de Desplazados Internos Chalchihuite.

“Vemos con temor que la constante escalada de violencia parece no tener fin y en los últimos meses los ataques con armas de fuego de alto calibre son a diario. Anteriormente disparaban desde barricadas lejanas, ahora los disparos son directamente a los campesinos y comuneros cuando van a sus cultivos”, expresó Medina

Es importante mencionar que, en la actualidad hay un total de 2 036 personas víctimas de desplazamiento forzado en el municipio de Aldama.

Por ello, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación No. 71 /2019, sobre el caso de violaciones a los Derechos Humanos, a la integridad personal e interés superior de la niñez, en agravio de comunidades indígenas del municipio antes mencionado, así como a la pérdida de la vida de 3 víctimas.

Por su parte, el Comité Autónomo de Desplazados Internos Chalchihuite denunció 8 agresiones en Kanalumtik, en los puntos de Tsamtechen y Tseleltik, la comunidad de Pom en el tramo Chacojton, Cruz Cacanam de Chalchihuitán, y Las Limas comunidad límite de Chenalhó.

Comunidades del Pueblo Maya Tsotsil de Chalchihuitán en mayor riesgo de crisis humanitaria. Cortesía: Frayba.

En el caso de Chalchihuitán son 1 237 personas víctimas de desplazamiento forzado, la CNDH emitió la recomendación 87/2018, sobre el caso de personas víctimas de desplazamiento forzado interno en diversas comunidades de los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó.

Asimismo, cuentan con la Medida Cautelar No. 882-17 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a favor de 10 comunidades indígenas tsotsiles de Chalchihuitán y una de Chenalhó, que se desplazaron de forma forzada desde noviembre de 2017.

Respecto a la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, manifestaron las amenazas e intimidación que viven de forma constante las 31 personas desplazadas de Los Chorros, además de la ineficiencia de las autoridades municipales y del Estado de Chiapas, para poner un alto a las acciones de violencia en Chenalhó.

Es así como, Las Abejas de Acteal cuentan con la medida cautelar CEDH/VARSC/MPC/069/2020 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en el expediente CEDH/805/2019.

“Todo lo anterior es del extenso conocimiento de los funcionarios municipales y estatales, su respuesta ha sido escasa, lenta, inadecuada e ineficiente puesto que la situación se agrava cada día”, mencionó la defensora.

Además, El Consejo Estatal de Atención Integral al Desplazamiento Interno del estado chiapaneco, no ha cumplido con su cometido. También es de su conocimiento que, la situación de emergencia alimentaria de las familias en situación de desplazamiento forzoso es cada vez más grave.

“Como organizaciones de derechos humanos vemos la necesidad de que la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas para el Estado de Chiapas, realice un trabajo urgente para atender a las víctimas de desplazamiento forzado en Chiapas”, expuso Medina.

Por otro lado, las organizaciones de las comunidades desplazadas han tenido incontables reuniones y acuerdos con autoridades municipales y estatales, han hecho viajes a la Ciudad de México para consultar con autoridades de la Secretaría de Gobernación, diputados y senadores.

A su vez, funcionarios de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Migración y Población han visitado la zona, han mantenido reuniones con autoridades municipales, estatales, con los representantes de los desplazados y el Frayba.

“A la fecha no ha habido solución a la violencia”, añadió la actriz.

FISANIM – Fideo y el Frayba, manifestaron el 26 de mayo pasado, la urgencia de la atención a las comunidades desplazadas, debido a la pandemia se encuentran en un estado alto de riesgo, por falta de infraestructura de salud y una crisis alimentaria.

Por su parte, ambas organizaciones de derechos humanos exigen un alto a la violencia paramilitar en Chiapas; que se reconozcan, atienda de manera urgente y prioritaria la emergencia alimentaria que padecen las personas en desplazamiento interno forzado de las comunidades de Aldama, Chalchihuitán, Los Chorros, Chenalhó.

“Volveremos a nuestra tierra, tierra que nos vio crecer”. Cortesía: Chiapas denuncia.

Así como la situación crítica de San Antonio Patbaxil, Carmen San José del municipio de Chilón, desplazados de la zona baja del municipio de Tila que se encuentran en el municipio de Palenque; los de Viejo Velasco municipio de Ocosingo, del municipio de Pueblo Nuevo Solistahuacán; San Pedro Hidalgo y San Pedro la Grandeza del ejido Jotolchen, municipio de San Andrés Duraznal, y Banabil del municipio de Tenejapa.

“Lanzamos esta carta y quienes nos estén escuchando que se sumen a la firma de esta carta, para evidenciar el desplazamiento, pero también con la eficiencia de que el Gobierno, ya fue de manera efectiva, de fondo, a las raíces de estas situaciones tan criticas que están pasando en las comunidades y pueblos de Chiapas, por la violencia generaliza, la violencia paramilitar”, comentó el director del Frayba.

Por último, Ofelia Medina dijo que, hay que unirse a esta petición de justicia y de tratamiento digno, de acuerdo con los estándares nacionales e internacionales. El tratamiento que se le da a los desplazados en el Estado es inhumano e indigno, por ello se tiene que hacer algo.

“Hay muchas propuestas, unámonos a las organizaciones, tengo el gusto de manifestar que, gracias al apoyo de la Sociedad Civil, que a partir de la conferencia que dimo en San Cristóbal, ya hemos logrado juntar para poder llevar una ofrenda a las familias de los 115 comuneros de Aldama”, finalizó.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: