Sobreexplotadas, con el peor sueldo del país y sin oportunidades de superación; así es el oficio de trabajadora del hogar en Chiapas

Secretaría de Igualdad de Género.

*El informe señala que las trabajadoras domésticas no cuentan con seguridad social pese a las largas jornadas de trabajo a las que están expuestas, además, los empleadores sobre explotan a las mujeres, haciendo trabajar hasta a dos de ellas en la misma casa.

Gabriela Bensusán y Nelson Florez, investigadores de Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en México (Flacso), dieron detalles de su investigación “El Mercado Laboral de las Trabajadoras del Hogar Remuneradas en Chiapas”, en la que se afirma que Chiapas, es el estado del país que menos paga por el trabajo doméstico.

A nivel nacional, se estima que hay 2,161, 767 mujeres que se dedican al trabajo del hogar; en Chiapas existen 71, 654. Al hablar de trabajadoras del hogar se contempla: cuidadoras, cocineras, etcétera, quienes representan un 3.3% en las cifras nacionales. Bajo estas cifras, se calcula que, en nuestro estado, solo 1 de cada 4 trabajadoras del hogar reciben un salario fijo.

Así mismo, Chiapas registra un mayor porcentaje en cuanto a la informalidad con la que se desempeña este oficio en comparación con la media nacional, lo que deriva en que el sueldo recibido por la realización de las labores domésticas sobrepase por muy poco la mitad del sueldo estimado en todo el país, ya que por hora reciben alrededor de $24.2 pesos.

Voces Feministas.

 “Los promedios de ingresos para las trabajadoras del hogar en Chiapas son mucho menores en relación a los niveles a nivel nacional” señalaron. Además, el documento expone que en Chiapas existe un exceso de oferta para la las trabajadoras del hogar, puesto que se estima que hay empleadores que cuentan hasta con dos personas de servicio, lo que puede traducirse en una explotación del trabajo.

En Chiapas, debido a la situación de pobreza que se registra en todo el estado, las mujeres que se dedican al empleo doméstico comienzan a partir de los 12 años de edad, lo que para los expertos es preocupante porque, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo (LFT), a nivel nacional dicha ley  prohíbe la contratación de menores de 15 años.

Aunado a ello, se registra una mayor incidencia en la contratación de mujeres con una escolaridad muy baja, es decir, casi el 50% de las mujeres chiapanecas que trabajan en los quehaceres domésticos apenas concluyó la educación primaria, mientras que el 60% de los empleadores cuenta con estudios de licenciatura.

En el informe, además, se resaltó el hecho de que la mayoría de las empleadas domésticas residen en localidades rurales, por lo que se registra un gran numero de desplazamientos hacia las zonas urbanas para poder seguir trabajando, lo que simboliza un mayor gasto para ellas frente al poco salario que reciben por su trabajo por parte de sus empleadores.

“Cerca del 70% de las trabajadoras del hogar en Chiapas apenas reciben un salario mínimo, en comparación con los estándares nacionales” observaron los autores, factor que puede verse afectado debido a las condiciones económicas del estado, por lo que debes realizar una sobre jornada de más de 48 horas de trabajo a la semana para poder adquirir los ingresos para sus familias.

Además, el 100% de las mujeres que laboran en los hogares chipanecos no cuenta con seguridad social que les permita afrontar a cualquier emergencia que se les presente, debido a que al menos el 55% de sus empleadores tampoco cuenta con éste, por lo que se les hace imposible ofrecerles a sus empleadas los servicios y prestaciones de ley que por derechos les pertenecen.

Cortesía: Secretaría de Igualdad de Género.

Al respecto, Helmunt Scwarzer, comisionado de la OIT en México,  declaró que “los actores de gobierno tienen el compromiso de identificar el rol que les corresponde dentro de este tema, para colaborar a realizar una estrategia de formalización. A largo plazo, eso sería un buen resultado de nuestra colaboración dentro del proyecto”. Así mismo, destacó la voluntad de seguir colaborando en dicha iniciativa.

Por su parte, Belén Saenz, representante de ONU Mujeres en México señaló que, a nivel nacional, se cuenta con un registro de entre 11 y 18 millones de personas que se dedican al trabajo doméstico remunerado, donde el 93% de esa totalidad son mujeres. Esta cifra abarca en promedio hasta 14% del empleo que tiene las mujeres en esta región del continente americano. México, se encuentra en la lista de los países con la cobertura de seguridad social más baja para las mujeres trabajadoras del hogar, por debajo del 10%.

Resaltó que, para el caso de Chiapas, conforme a los criterios del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) ninguna trabajadora del hogar se encuentra fuera de la situación de pobreza, por lo que es importante poner en marcha las correctas políticas públicas ante la falta de un sistema de seguridad para ellas.

Belén Saenz, representante de ONU Mujeres en México

Así mismo, mencionó que dicha falta de cobertura de protección y cuidados recae desproporcionalmente en las mujeres, por lo que las trabajadoras domésticas se ven limitadas a la hora de ejercer sus derechos económicos.

Finalmente, Bersunsán y Florez propusieron diversas acciones estratégicas para apelar a la formalización del trabajo doméstico en Chiapas, a pesar de los obstáculos que puedan encontrarse en el camino hacia el diseño de políticas focalizadas en el tema, como la existencia de un Sindicato de trabajadoras que velen por el bienestar de las mujeres que se dedican a esta labor.

 

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
%d