Investigadores visibilizan falta de compromiso para el manejo de los residuos sólidos en el Ejido Los Ángeles, Villaflores

Los Ángeles se localiza en el Municipio de Villaflores, es la que más habitantes tiene dentro del municipio.

*Para los investigadores, el propósito del trabajo que realizaron es el de analizar las relaciones entre los actores involucrados en el manejo de los residuos sólidos (RS) dentro de un marco de gobernanza; asumiendo que la generación y manejo de los RS están relacionados con el contexto histórico y geográfico, con las relaciones de poder y los modos de vida.


Investigación: ¿Gobernanza de los residuos sólidos? Estudio de caso sobre el ejido Los Ángeles, Reserva de la Biósfera La Sepultura, Chiapas.

Julio César Figueroa Sánchez y Juana Cruz Morales, investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo, mencionan que, se tienen pocos estudios sobre la generación y manejo de residuos sólidos (RS) en las comunidades rurales que se encuentran dentro de las Áreas Naturales Protegidas. Por ello, realizaron un trabajo de investigación, con el fin de conocer cuáles son las relaciones sociales dentro del ejido Los Ángeles, en el municipio de Villaflores.

El lugar del estudio se encuentra dentro de la Reserva de la Biósfera la Sepultura, en torno al manejo de los RS mediante un marco analítico de gobernanza. Aplicaron entrevistas para conocer a los actores involucrados y las acciones que han implementado en los últimos años; en los resultados encontraron que, la clínica comunitaria es el actor local con resultados más constantes al regular el manejo de los RS a través de la participación de las mujeres.

Entre los actores locales, las relaciones que tienen que ver con el manejo de los RS son casi inexistentes; sin embargo, entre los actores externos observaron una mayor conexión y cooperación para lograr los objetivos. Concluyen que no hay una gobernanza de los RS, sino relaciones jerárquicas en donde su manejo obedece a políticas y reglas de actores externos gubernamentales como privados.

Los investigadores mencionan que, en México, la descentralización comenzó en 1982, con la crisis de la deuda, se planteó por primera vez reducir la relevancia de los gobiernos nacionales y descentralizar decisiones para hacer de las iniciativas locales y personales, estrategias de desarrollo.

Es así, como la importancia de la descentralización radica en que no sólo se ceden decisiones, involucra aumentar el poder, la autonomía de decisión y de control de los recursos, responsabilidades y competencias de las colectividades locales, en la disminución de los órganos del Estado central.

Implica una reforma política, administrativa y que los recursos se transfieran a las autoridades de las poblaciones locales, representativas y responsables de ellas. Es decir, cambios entre los que deciden y quienes son objetos de las decisiones, pues va de la mano con la participación y con la representación.

Figueroa y Cruz, añaden que, el año siguiente y como parte de las reformas constitucionales de esos momentos, buscaron reactivar el papel político-administrativo del municipio, asignándole los servicios públicos de su demarcación. El Estado facultó al municipio el servicio público de limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de RS.

Además, la descentralización también se aplicó en la política ambiental, como parte de un proceso en el cual se permitió la participación de otros actores. En México, como en muchas otras partes del mundo, las Áreas Naturales Protegidas (ANP) se convirtieron en una de las principales herramientas de las políticas de conservación.

Las ANP están a cargo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) que es un órgano descentralizado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). La ley que rige a las ANP es la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) y su Reglamento en materia de ANP.

Derivado a lo anterior, dentro de un ANP, está prohibido arrojar, verter o descargar cualquier tipo de desechos orgánicos, residuos sólidos o líquidos o cualquier otro tipo de contaminante que perjudique al suelo o fuentes de agua. En caso de incumplimiento se harán acreedores de una sanción conforme a la Ley General de Responsabilidad Ambienta.

De acuerdo con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR) y en su reglamento se definen a los RS como Residuos Sólidos Urbanos (RSU), peligrosos y de manejo especial, el primero refiere a los generados en las casas habitación, que resultan de la eliminación de materiales que se utilizan en actividades domésticas, que provengan de cualquier actividad en los establecimientos o en la vía pública.

A su vez, el segundo son aquellos cuyas características los hacen riesgoso, en esta se encuentran los residuos agrícolas, y el tercero son los generaos en los procesos productivos, que no son peligrosos ni pertenecen a los RSU, o son producidos por grandes generadores.

Los investigadores exponen que, el término de gobernanza ha sido utilizado en el desarrollo y la política pública desde la década de los ochenta, parte de una estrategia del Estado ante los procesos de descentralización, dirigidos a fomentar la participación de actores no gubernamentales y mejorar los resultados de las políticas públicas y la gobernabilidad.

“En términos generales la gobernanza hace referencia a formas específicas de administración dirigidas al desarrollo social en diferentes escalas global, nacional, regional y local”, mencionan los investigadores.

Asimismo, citan a Bruno Revesz, quien plantea que, en los procesos de gobernanza, los procesos de orientación y definición de políticas públicas mantienen tres lógicas el pueblo gobierna, el capital gobierna y El Estado gobierna.

El primero refiere a que, los gobiernos son los agentes perfectos del público, en su competencia por obtener apoyo, los políticos ofrecen las políticas preferidas por los ciudadanos; en el segundo, el gobierno no puede ni debe emprender acciones contrarias a los intereses de los dueños de los recursos productivos, los Estados son apremiados por la economía; para el tercero, los gobiernos prosiguen políticas que reflejan los valores y los intereses de los gerentes del Estado, estos son instituciones autónomas.

Ante lo expuesto por los autores, la investigación consistió en un estudio de caso, identificaron actores clave y diseñaron una entrevista con la información obtenida en el primer acercamiento comunitario. A partir de estos, identificaron a más actores relacionados con el manejo de los residuos.

La Sepultura, este lugar fue decretado como Reserva de la biosfera el 5 de junio de 1995, es una zona sujeta a conservación ecológica por parte del estado de Chiapas. Cortesía: Más México.

Cabe mencionar que, el ejido Los Ángeles se encuentra dentro de la Reserva de la Biósfera de la Sepultura (REBISE) y pertenece a la Cuenca Alta del Río El Tablón (CART). Forma parte del municipio de Villaflores, que a su vez pertenece a la región socioeconómica de La Frailesca.

Las actividades económicas principales son la agricultura y la ganadería, algunas familias complementan sus ingresos con los envíos de familiares que migran a Estados Unidos; otras con los programas que otorga el gobierno. En general, las familias no se dedican a una sola actividad económica.

Figueroa y Cruz exponen que, después de la fundación de la comunidad, la actividad principal de los pobladores fue el cultivo de maíz. La economía local giraba en torno a la siembra y cosecha de este grano, sin embargo, para los años noventa, la actividad entró en declive. El cierre de las instituciones paraestatales y la apertura del mercado provocó que el cultivo de maíz se volviera una actividad no rentable.

“Nuestros hijos no tenían la necesidad de salir a otro lado porque nosotros mismos les dábamos trabajo ahí. Empiezan los problemas cuando se termina el precio de garantía del maíz, el gobierno nos deja desamparados completamente. Poco a poco nosotros fuimos dejando la producción de maíz y fuimos pensando qué más teníamos que hacer para mantener a nuestros hijos, a nuestra familia”, expresó un ejidatario en una conferencia

Por otra parte, en 1998, la entrada en vigor del decreto de la REBISE y su administración por parte de CONANP, comenzó a regular otras actividades que complementaban los ingresos familiares; se prohibió el uso del fuego y la extracción de palma camedor. La respuesta de los productores ante esto fue la ganadería y la migración.

“Dichas actividades reemplazaron a la agricultura como principal fuente de trabajo y tuvieron fuertes impactos económicos en la vida de los pobladores, puesto que comenzaron a obtener ingresos extras que les permitieron invertir en diversos negocios de bienes y servicios”, exponen los investigadores.

También los servicios públicos de salud y educación de la CART se concentraron en el ejido, provocando que los habitantes de otras comunidades comenzaran a visitar con regularidad el lugar. Otros servicios como el pago de subvenciones y la entrega de apoyos sociales, agrícolas y ganaderos también se efectuaban ahí.

La construcción y modernización de la infraestructura, en particular caminos y carreteras, promovieron una mayor apertura comercial hacia otros ejidos y poblados, facilitando la llegada de comerciantes de otras partes de la región y de negocios temporales como cenadurías, el tianguis y las tiendas de agroquímicos.

Los Residuos Sólidos se convirtió en un problema socioambiental. Cortesía: Vida más verde.

Los investigadores mencionan que, por lo anterior, se creó las condiciones para que la población local tuviera al alcance una gran variedad de artículos agroquímicos e insumos para el campo, alimentos procesados, ropa, electrónicos y plásticos, dando pie al aumento en la generación y la diversidad de RS.

“No había tantos residuos, así como las botellas, ni bolsas, ni plásticos, nada; ni casi cosas enlatadas, no había. Se consumía lo que se producía, se comía más sano, no había refresco embotellado, casi no había, tal vez había, pero no había venido por acá. Se consumía lo que se producía, por ejemplo, el frijol se va a la misma tierra, se pudre y no queda como un desecho que se queda ahí ensuciando”, expuso Isabel.

Asimismo, la generación de Residuos Sólidos se convirtió en un problema socioambiental. Durante las décadas de 1990 y 2000, la quema fue la forma más común de tratamiento de la basura, en el año 2003 dispusieron el primer basurero comunitario.

“Había un lugar en donde se tiraba, pero no había un control de manejo bien. La gente tenemos la costumbre de tirarlo. Allá nos dijeron que lo tiráramos. Allá por la bodega estaba el primero. Lo que se quemaba lo quemábamos, pero lo que no, ahí se quedaba enterrado, luego lo cambiaron porque ahí se hizo el Telebachillerato”, mencionó un ex comisariado.

Los investigadores añaden que, al no haber un control de los Residuos Sólidos que se depositaban y al estar cercano al río, el basurero mismo se convirtió en un problema para la comunidad durante el periodo 2007-2014. La lluvia arrastraba la basura al interior del río.

Entre la población, la idea daba un mal aspecto y causaba enfermedades, sobre todo a los niños; la CONANP, la clínica comunitaria y otras instituciones comenzaron a presionar para buscar alternativas. En el año 2014, los habitantes cooperaron para comprar el terreno en donde se estableció el nuevo basurero comunitario.

“Actualmente, los pobladores de Los Ángeles vierten 53 % de los RS generados en el basurero. El resto se quema, entierra o separa para su reciclaje”, comentan Figueroa y Cruz.

Con el paso del tiempo, varios actores se han involucrado, para crear alternativas para el manejo de los RS en la comunidad. En el año 2010 desde la CONANP con ayuda de estudiantes de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH) y técnicos de la REBISE realizaron un estudio de factibilidad para la construcción de un relleno sanitario en los márgenes de la CART.

Las localidades elegidas para el estudio fueron Los Ángeles y Tres Picos. El objetivo era conocer las características cuantitativas y cualitativas de los residuos generados para que en el corto plazo se diseñarán sistemas de gestión que minimizaran al máximo los impactos ambientales, pretendían hacer una propuesta de manejo, proyectar la generación de RS en 20 años, en catorce ejidos de la región, y estimar las características de un relleno sanitario para las comunidades de la CART.

“Aunque no se construyó el relleno sanitario, este estudio sentó las bases para instalar un centro de acopio y separación de RS en Los Ángeles”, comparten los investigadores.

Para el 2015, una ingeniera química, voluntaria en la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), realizó una estancia científica de tres meses en el ejido, se dedicó a trabajar la gestión de residuos sólidos. Su trabajo consistió en impartir charlas grupales sobre consumo y basura, uno de los problemas a los que se enfrentó fue la apatía de las personas, por lo que recurrió a realizar talleres sobre temas de más interés entre la población, como la elaboración de artículos para la higiene.

En los talleres incluía el tópico de los RS, se coordinó con la enfermera y la doctora de la clínica comunitaria, quienes ayudaron, los resultados fue el acopio de plástico PET y el contacto con la empresa privada “Conciencia Ambiental Reciclados S.C.” dedicada a comprar dicho plástico.

“Las actividades de la ingeniera química marcaron la pauta para emprender una estructura más organizada para el manejo de los RS dentro de la clínica comunitaria”, añaden Figueroa y Cruz.

Los estudiantes acopian plástico y recipientes de aluminio, reciben a cambio un pago por cada kilo reunido. Cortesía: Residuos Sólidos y SIG.

En el 2017, la escuela Telesecundaria y el Telebachillerato ambas escuelas realizaron un convenio de colaboración con Ecología y Compromiso Empresarial (ECOCE), una asociación civil que se dedica al acopio y reciclaje de empaques y envases de plástico PET. Los estudiantes se encargaban de acopiar plástico y recipientes de aluminio en las instalaciones de ambas escuelas.

Posterior a ello, las botellas acopiadas eran transportadas desde la comunidad hacia Tuxtla Gutiérrez por camiones de ECOCE, a un centro de acopio más grande. En la actualidad, las escuelas reciben a cambio un pago por cada kilo reunido que, utilizan para comprar artículos de papelería y otros productos.

Es así como Figueroa y Cruz mencionan que, en el contexto de Los Ángeles, el reciclaje cumple la función de legitimar el modo de producción capitalista y el desecho, es decir, no hay un verdadero compromiso socioambiental, además de que los programas se usan para cubrir el verdadero problema estructural del sistema.

El reciclaje se convierte en un medio para normalizar el desecho y el consumo. Al mismo tiempo, los pobladores locales son señalados como los responsables directos de la generación de los RS, obligándoles a pagar los costos socioambientales de su manejo.

Otro aspecto importante es que no se toman en cuenta las élites locales y el poder que ejercen sobre los espacios de representación social, dejando fuera la verdadera demanda social. Este fenómeno provocó, en parte, el cierre del centro de acopio comunitario en Los Ángeles.

Por último, añaden que, la gobernanza generada en torno a los RS es consecuencia de reglas impuestas por otros actores que buscan generar gobernabilidad, es decir, obediencia cívica. Estas cuestiones parecen más una buena gobernanza, que busca impulsar preceptos y reglas preestablecidas y que tiene como consecuencia, imponer un régimen jerárquico de gobernanza conservacionista y ecoeficientista o mercantilista.

“Lo que nos lleva a pensar que la participación de las comunidades locales en el manejo de su entorno y de sus problemas está manipulada para continuar con el sistema económico regente. Además, se observan alianzas entre el sector privado capital y las instituciones del Estado que fomentan el reciclaje del PET, responsabilizando a los pobladores en el manejo de los RS”, finalizan.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: