“Les dieron prioridad a ellos”; Citlali Pérez, joven estudiante que sufrió acoso, posible secuestro y violación denuncia injusticia por liberación de sus agresores

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*“En Chiapas las cosas se están haciendo bien, la seguridad y la justicia también son buenas noticias, hoy nuestro estado ocupa el segundo lugar a nivel nacional en incidencia delictiva con menor tasa en la comisión de delitos, estas cifras son posibles por el trabajo coordinado y en unidad”, declaró el fiscal general, en la Entrega de Equipamiento para el Fortalecimiento y la Dignificación de las y los Policías Municipales en Tuxtla Gutiérrez.


Citlali Edith Pérez Marina, estudiante de medicina, quien se dedica a vender una variedad de artículos para pagar sus estudios universitarios, contó a través de su cuenta en Facebook que, el pasado 11 de agosto, se encontraba en el municipio de Villaflores, pues tenía que entregar ropa; tuvo que quedarse a dormir en el domicilio 1ª Avenida Norte entre 7ª y 8ª Poniente, Barrio Reforma; a media noche decidió salir a tirar basura a los contenedores, los cuales se encuentran en un aproximado de 5 metros de distancia de la casa donde se estaba quedando.

Por lo anterior, cuando estaba poniendo la basura en el contenedor, un vehículo modelo Pointer de color negro, se detuvo frente a ella, el chofer sacó la mano izquierda y la tomo de la playera en la zona de su busto, puso en reversa el carro, jalándola hasta la esquina, ahí se detuvo, en ese momento el copiloto y otro sujeto que iba sentado en la parte trasera descendió.

A su vez, añadió que, ambos comenzaron a jalarla de la playera y del brazo, porque forcejeo con todas sus fuerzas, con una maleta que ella sostenía en la mano izquierda le pegó al copiloto. Una vecina de esa zona se percató así que abrió la puerta de su casa, además se acercaba otro carro, dando pie a que ambos sujetos la soltaran.

Pérez Marina, aprovechó ese momento para a correr y esconderse atrás de un carro estacionado, al caminar se encontró una patrulla de la policía municipal, les pidió ayuda gritando con desesperación por lo que había sucedido. Les dijo que, había un pointer color negro que la venía siguiendo, quisieron llevarla y la habían arrinconado en una esquina, la policía se encargó de acompañarla hasta su casa, le preguntaron quiénes eran los hombres y lo que estaba pasando.

Por otro lado, el pointer trato de huir, pero una camioneta avalanche de color vino, le cerró primero el paso, también lo hizo la patrulla. Ante esto, la joven aprovecho para correr en dirección a la casa donde se estaba quedando, ahí salieron todas las personas que estaban adentro al escuchar los gritos que daba.

Por ello, la auxiliaron, juntos regresaron donde se encontraba el pointer, los sujetos se encerraron dentro del vehículo, no querían bajarse, a pesar de que la policía se los había pedido, estuvieron alrededor de 5 minutos y bajaron, ahí fueron detenidos por la policía, estos les pidieron que fuera a denunciar ante el ministerio público.

“Esto lo puede corroborar C. Luis Armando Pérez Gurgua, Elba Gurgua Teco, así como todos los vecinos que se encontraban en ese momento ya que me manifestaron que ellos declararían los hechos que habían sucedido, de hecho, si no es por los policías municipales los hubieran linchado, ya que se estaban juntado todos los vecinos para apoyarme, pero la policía se los llevó a la fiscalía”, manifiesta por escrito la víctima.

Todo lo anterior expuesto, fue lo que narre esa noche Pérez Marina. Por lo sucedido se encontró en un estado de shock, por esa razón no pudo desahogarse por completo, pues los sujetos le tocaron sus partes íntimas, quisieron secuestrarla y llevarla por la fuerza.

“Ellos me decían que me iban hacer de todo, que tenía que estar con ellos, porque me deseaban, que dejara de forcejear o lo lamentaría. Esas y muchas más palabras que hasta me penetran mi ser, que ahora me dan vuelta en mi cabeza cada que me acuesto a dormir, el pensar que me hubieran secuestrado y quien sabe que me hubieran hecho estas personas, por eso no me canso de dar gracias a dios de poder protegerme y a las personas que me ayudaron a que no me secuestraran y violaran”, expuso la joven.

Además, aclaró que nunca había visto a estos sujetos; sin embargo, expresó coraje, pues confió en que la Fiscalía la ayudarían, que dicha situación no quedaría impune y se haría justicia.

El mismo, de los hechos ocurridos, estando en la Fiscalía, antes y después de dar su declaración se le acercó una persona del sexo masculino de unos 45 años, quien dijo ser el padre de unos de los detenidos, le manifestó, que le contara lo que había ocurrido, pues desconocida lo que su hijo había hecho, pero que lo arreglaría de forma armoniosa, con dinero para que no pasara a mayores.

Por lo que, la joven hice caso omiso y se retiró de forma inmediata, después de su declaración se volvió a cercar la misma persona, junto con el padre de otro detenido, en conjunto le ofrecieron la cantidad de cuarenta mil pesos, para que se retractara de todo lo que había declarado y que había sido una confusión.

Asimismo, mencionó que, no se vendía por dinero, lo único que quería era que fueran castigados por la ley. Los padres de los detenidos muy molestos le dijeron que no había problema, conocían al Fiscal y le ofrecerían más dinero en conjunto para que sus hijos fueran liberados y que se cuidara, pues cuando salieran iban a cumplir con lo que habían iniciado, para que se le quitara andar denunciando a sus hijos, por ello decidió refugiarse en otra parte por temor a su vida.

La joven agregó que, primero confió en el Ministerio Público, quien le tomo la declaración y le dijo que no se preocupará pues su caso no quedaría impune, debido a que la quisieron secuestrar y violar. Los delitos por los cuales investigarían eran abuso sexual agravado por que eran más de dos personas, además habían empleado violencia para poder lograrlo.

También, estaban estableciendo la asociación delictuosa, ya que eran tres personas quienes habían actuado de noche para cometer los delitos castigados por la ley, así que no debía preocuparse, ya que los detenidos irían a la cárcel y le harían daño.

“Mi sorpresa fue que el día 12 en la tarde, me marco el Fiscal del Ministerio Público, el cual se llama Wilson Zavaleta Serrano, el cual me manifestó que donde me encontraba, porque necesitaba hablar urgentemente conmigo, por tal motivo me dirigí en compañía del C. Luis Armando Pérez Gurgua y Gabriel de Jesús Camacho Toledo a la Fiscalía de Villaflores”, compartió.

Estando en el Ministerio, Zavaleta Serrano le dijo que, su carpeta de investigación no procedería, ya que no era considerado como grave y que no tenía ninguna relevancia para que se siguiera el procedimiento. Además, era mejor llegar a un arreglo con los detenidos para que estos ya no la molestaran y se comprometieran a no agredirla, que sólo tenía que firmar el desistimiento.

“A lo cual le conteste que no estaba de acuerdo con todo lo que me decía ya que era algo delicado, diciéndole que si me tenían que matar para que fuera grave, el cual muy enojado me contestó que hiciera lo que quisiera, que ya no me iban apoyar en ningún momento y que mi asunto lo remitirían a otro lado para que le dieran seguimiento, y que lo más seguro es que se fuera al archivo”, mencionó Pérez.

Ante tal situación, la joven respondió con impotencia que iría a hablar con los jefes del Fiscal, para decirle lo que estaba sucediendo. El Ministerio Público le contestó que no había problema ya que su jefe e incluso el Fiscal General tenían conocimiento de todo, y que ella no podría hacer nada, así que decidieron retirarse del lugar.

Al siguiente el día por la mañana, en compañía de su familia, fueron a la Fiscalía para darle seguimiento a su demanda, se llevaron la sorpresa de que los detenidos ya habían sido liberados. Al preguntar con una persona, quien dijo ser Ministerio Público, sin dar más datos, con nervios le contestó que los sujetos estaban libres y que no podían hacer nada, ya que era instrucción del Fiscal General, por este motivo los padres de la víctima se enojaron y se retiraron llorando de impotencia ante tal situación.

“Quiero también decir como radicalmente las autoridades cambiaron todo a favor de los detenidos, como ellos ya no me defendían ahora yo era la que tenía que echarme para atrás, como había cambiado el trato hacia mi persona”, expuso la víctima.

Ante lo anterior, aclaró que, nunca estuvo acompañada de un Asesor Jurídico, de un trabajador social, mucho menos de una psicóloga, antes o después de su declaración para que la orientaran. Hasta el final le mandaron a hacer dictámenes victimológicos y psicológicos, donde tiene afectaciones.

Asimismo, el dictamen médico que le practicaron demuestra que presentó lesiones, realizadas por los sujetos. En el mismo informe de la policía que los detuvo manifestó que, se percataron que una persona del sexo femenino quien vestía blusa roja y pans color gris, estaba siendo sujetada por tres personas del sexo masculino; la persona del sexo femenino les gritó que la auxiliará, por lo que de inmediato descendieron de la unidad.

La estudiante, añade que, según las autoridades los dejaron en libertad por no ser delito grave, y que no había peligro de sustracción cuando en su mismo informe dice que los inculpados proporcionan otros domicilios y que son comisionados, trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad. Además, ya no integraron los demás delitos, ya no recabaron las testimoniales.

“Los apoyaron a ellos, únicamente les dieron prioridad a ellos, que injusticia”, expresó la joven.

Ante lo expuesto, hace responsable a Jorge Luis Llaven Abarca, Fiscal General del Estado de Chiapas, de lo que le pueda pasar a su persona, familia, como sus bienes.

“Porque según sus empleados él tenía conocimiento, acaso el protege este tipo de personas, mi pregunta amigos, ¿Acaso tengo que ser hija de un funcionario político para que pueda tener justicia?, o acaso ¿Tengo que dar dinero como lo dieron los sujetos que quedaron en libertad para tener justicia, ¿Me tuvieron que haber secuestrado?, ¿Me tuvieron que haber asesinado? o ¿Me tuvieron que violar?… lo que más se pregona en el estado a la seguridad para las mujeres, donde esta es mi pregunta”, expuso la estudiante.

Por último, en otra publicación, informó que recibió llamadas de números desconocidos de los cuales, no contesta por temor. Espera que la Fiscalía no haya filtrado su número, porque recibió un mensaje de una supuesta Fiscal del Ministerio Público.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: