Mitad de los homicidios dolosos sucedidos en Chiapas entre abril y junio fueron cometidos con armas de fuego

Reporte de incidencia delictiva. Segundo trimestre 2020, correspondiente a periodo de abril a junio de 2020, en Chiapas y en los tres municipios más poblados de la entidad. Cortesía: Observatorio Ciudadano.

*En Chiapas entre abril y junio 2020 se abrieron 949 carpetas de investigación por Violencia Familiar, registrando en promedio 73 carpetas de investigación a la semana. Además, 1 de cada 2 homicidios dolosos son hechos con armas de fuego en Chiapas; y más de la mitad de este delito dentro del Estado, sucede en accidentes de tránsito.


Carmen Villa, Enriqueta Rincón y Leonel Fernández Novelo, a través de El Observatorio Ciudadano de Chiapas, emitieron el Reporte de incidencia delictiva: Segundo trimestre 2020, correspondiente al mes de abril a junio; en Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de Las Casas y Tapachula, los municipios más poblados de la entidad. Los datos son analizados por el equipo de investigación del Observatorio, datos oficiales de carpetas de investigación, registrados en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Villa expuso que, datos analizados de la SESNSP de junio, quien observó a nivel nacional, una disminución importante en algunos de los delitos. En Chiapas, hubo una disminución muy notoria, que llamó la atención porque no se había presentado, esto va con relación a que sucedió en el contexto de la pandemia, es decir, del distanciamiento social.

Rincón presentó los hallazgos que obtuvieron de abril a junio, mencionó que, en comparación al trimestre anterior, las llamadas de denuncia fueron bajas. Sin embargo, la violencia se vio marcada en el robo de los delitos patrimoniales.

En el estado, el delito de robo a vehículo automotor presentó el mayor número, del total de casos que son 172 carpetas de investigación, un 39% está dirigido a este delito; el 38.8% fue con violencia y el 61.2 por ciento sin violencia. El delito que presentó mayor violencia fue el robo a negocio, con un 78.6 por ciento de los casos, el resto sucedió sin violencia, seguido por el delito de robo a transeúnte con el 73.3% con violencia y el 26.7 por ciento ocurrió sin violencia.

Asimismo, en Tuxtla Gutiérrez, la tasa trimestral por robo de vehículos fue del 27% más alta que los doce meses anteriores, pasando de 11.98 tasa por cada 100 mil habitantes en 2019, a 15.25 en este periodo.

Además, a nivel estatal, 4 de casa 5 robos a casa habitación suceden con violencia, este delito se vio en aumento en los últimos dos años, en el período actual presento 82.3 de las averiguaciones. A nivel nacional, 12.7 de las averiguaciones fueron reportadas con violencia. Para los 3 municipios chiapanecos, todas las averiguaciones presentan violencia.

Lo anterior, se liga con el uso de arma, en Chiapas, 1 de cada dos de los homicidios dolosos se cometen con arma de fuego, la línea de tendencia en el uso de esta arma a tenido aumento desde 2015; de abril a junio del presente año, representaron un 50.9% de las averiguaciones. En la capital chiapaneca, la tasa por homicidio doloso tuvo un aumento del 98%, un 0.92 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes, en 2019 fue de 0.47.

Más de 20 embajadas en el mundo manifestaron su preocupación por el incremento de la violencia contra las mujeres y las niñas en México por el impacto de COVID-19. Cortesía: Joselin Zamora.

Respecto al delito de violencia familiar, observaron cifras drásticas en el periodo analizado, en Chiapas hubo un promedio de 73 carpetas de investigación a la semana, reportaron una tasa de 17.4 carpetas de investigación por cada 100 habitantes. En Tapachula la tasa municipal es más alta que la tasa nacional, a la semana en promedio abrieron 20.8 carpetas por este delito.

“Cabe resaltar que los obstáculos que se han tenido para la denuncia de estos meses de confinamiento”, expuso Enriqueta Rincón.

Acerca de la violación sexual, en este periodo se iniciaron 103 carpetas de investigación, dando un total de 7.9 carpetas en promedio a la semana en el Estado, en los municipios de estudio se ve acentuado este delito más que a nivel nacional.

Por su parte, Villa añadió que, de los hallazgos que hicieron en este reporte, quizás son tendencias, que han señalado de manera sistemática, cuando realizan el análisis de incidencia delictiva en el Estado y los municipios. Primero, la tendencia en la modalidad que se cometen algunos delitos en Chiapas es contraria a la tendencia nacional y de otras latitudes en México.

“En Chiapas y en los municipios analizados, muchos de los delitos que se comenten con el uso de violencia… en el robo a casa habitación y el robo a negocio, son cometidos con el uso de la violencia. Es una tendencia que aumenta mes con mes”, expuso. Villa.

Por ello, la recomendación que le hace a las instituciones no sólo es la de entender el número de carpetas de investigación, sino con información que acumulan los primeros respondientes, para saber como se comete el delito, así entender el fenómeno de la violencia, para generar estrategias y acciones orientadas a responder el tipo de conducta criminal, que suelen tener una tendencia contraria al resto del país.

A su vez, dijo que, un llamado de importancia que hacen, referente al aumento del uso de arma de fuego en los distintos delitos. Un asalto puede llegar a desencadenar un homicidio, por lo que, no sólo se debe atender el tema de robo con violencia, sino también de las armas que se manejan y el incremento en el uso.

Por otro lado, señaló que, son los delitos que afectan a mujeres, como son la violencia familiar, violación sexual y en específico feminicidio, recabaron mucha información e incluso formularon una hipótesis sobre las carpetas de investigación, en tema del confinamiento y del poco acceso que existe y puede existir derivado del distanciamiento social para hacer las denuncias.

“Creemos que el análisis que hay que hacer, a partir de la disminución de las carpetas, no de estar en el sentido de celebrar la disminución de la incidencia delictiva, sino que pudiéramos recomendar y observar los protocolos de denuncia y las limitantes que las victimas encuentran, para ese ejercicio de la denuncia en el contexto de la pandemia y el distanciamiento social”, comentó Villa.

Debido a la pandemia los poderes Judicial y Legislativo, suspendieron labores. Cortesía: Poder Judicial del Estado de Chiapas.

Con base a lo anterior, es necesario que revisen cuales son los mecanismos y herramientas disponibles para la presentación de denuncias en un contexto de aislamiento, no sólo desde la denuncia formal o solicitud de auxilio en caso de estar viviendo alguna violencia. En términos de transparencia, cual es la información que tiene que estar visible y disponible, para que una posible victima o victima de violencia pueda recurrir a estos y solicitar ayuda.

Villa añadió que, el tema de seguridad es un tema vinculado a la justicia, por ello, deben estar alerta a lo que sucede después de la realización de una denuncia, así como hacerse del conocimiento de cuáles son los procesos que siguen para darle continuidad al caso. De acuerdo, a un análisis de Transparencia Mexicana, existen 3 poderes judiciales, que no han reactivado sus actividades al 100% al mes de junio, que abarca el análisis del reporte del observatorio.

“Son tres estados, uno de ellos es Chiapas, se encuentra en estos tres estados que se encuentran prácticamente cerrados, han suspendido la tramitación presencial, salvo algunos casos, no cuentan con la opción de un tribunal digital. No podemos alcanzar paz, sino podemos tener acceso a un proceso de justicia, se vuelve un componente importante para medir la seguridad”, expuso.

Por su parte, Fernández comentó que, es importante que se entienda y se atienda, la comunicación con las autoridades, por lo que el reporte emitido, no sólo debe ser de utilidad para conocer que delitos están a la baja y los que se encuentran en alta, sino las características.

En el primer reporte del 2020, independiente de la pandemia, se encuentran características puntuales de los delitos, en este caso es el uso de la violencia, observaron que ha aumentado, así como aquellos que atentan contra la integridad, es decir, el homicidio y feminicidio, como el homicidio culposo como los que tienen que ver con los patrimonios.

“El hecho de que los porcentajes sean tan elevados en el uso de la violencia, nos habla de la forma en la que están cometiendo los delitos, este es una de las principales utilidades que tiene este tipo de reportes”, mencionó Fernández.

También, añadió que, en el tema de las políticas de prevención, persecución y aquellas que dan justicia a las víctimas, tienen que contemplar las características de estos delitos. Aunque hubo descensos importantes, va con relación al descenso de las denuncias por la pandemia, la violencia no solo bajo, sino creció en otros casos.

Es así como, la autoridad debe tomar la información y utilizarla como un punto de partida, para responder a las preguntas sobre el aumento a la violencia, que sucede en Chiapas incluyendo el tema de prevención y reinserción.

“El punto más importante, que estamos viendo a nivel nacional, no se puede hablar de resultados positivos en materia de seguridad a pesar de los descensos, es otras de las características de la información, la evaluación no está en función de que tanto sube o bajan los delitos, sino de la forma en que se cometen”, expuso.

Desconexión entre policías con fiscalías y ministerios públicos, evita que estos sean un medio para realizar denuncias. Cortesía: UNEVIG.

Otra de las cosas que observaron, es que el sistema esta impidiendo tener una forma fácil de denuncia y acceso a la justicia, la pandemia no debió afectar la capacidad de denunciar de las personas, pues deberían tener seguridad de poder hacerlo incluso desde sus casas en dispositivos virtuales, incluso el acceso de forma física contemplando las medidas de seguridad.

En el tema de justicia, no puede esperar a que finalice los efectos de la pandemia, porque los delitos siguen, las victimas se mantienen, la violencia crece y no hay condiciones para poder reducir esto. Algo más que se reflejo ante la situación actual, es la desconexión entre policías con fiscalías y ministerios públicos, si a comunicación se encontrara bien, estos podrían ser un medio para que las denuncias se emitan.

“Para los delitos de violencia familiar y los que tienen que ver con género, en todo el país fueron los delitos que más han aumentado, no se ha visto la capacidad de dar justicia a estas víctimas. Lamentablemente no solo se trata de números, sino que las personas, particularmente las mujeres se sientan en confianza y en seguridad, no sólo para hacer la denuncia sino de buscar justicia”, finalizó.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: