¿Qué es el grooming y sexting y por qué los jóvenes minimizan los riesgos de internet?

Foro: «Grooming y Sexting, el cuidado de Niñas, Niños y Adolescentes”, impartido por Julio César Maza Solís. Cortesía: FGE Prevención Chiapas.

*El 80 por ciento de los casos de sexting, ciberacoso, sextorsión contra menores de edad son ocasionados por otros menores, el resto proviene de adultos. Facebook ha dado a conocer que, al menos 80 millones de perfiles registrados son falsos y muchos de ellos son usados para entablar un vinculo con menos de edad.


Julio César Maza Solís, Licenciado del departamento de la Fiscalía de Derechos Humanos en Chiapas, quien habló acerca de los riesgos que hay en internet, pues dentro del hogar, incluso los más pequeños hacen uso de las tecnologías de la información. Existen muchas conductas delictivas que se realizan a través del internet por lo que busca alertar a la población.

Maza Solís mencionó que, con datos de investigaciones, estima que el 85% de los menores de edad consideran que no existen riesgos en internet. Cuando se trata de las tecnologías, muchos padres y madres consideran que sus hijos son expertos en esta materia, sin embargo, ellos tienen ese sentimiento de malicia, así que no consideran que existan personas que les quieran hacer daños.

Por ello, recomendó a los padres que deben perder el miedo a usar las tecnologías e instruirse para el manejo de estas, pues para educar a un niño de hoy, deben ser padres del hoy. La gran mayoría de los niños de 4º a 6º grado de primaria, tienen redes sociales sin que sus padres tengan conocimiento de esto.

Asimismo, mencionó que, uno de los delitos más comunes es el robo de dispositivos móviles a niños y adolescentes. Muchos niños en la calle manejan sus dispositivos móviles que por cierto son de altos precios, junto a esto la situación de la pandemia ocasionó que el uso de internet y las tecnologías incrementara.

“Hay páginas como las de Ana y Mía que fomentan la anorexia y Boys lovers que hacen retos sexuales, sino hablas de sexo con tu niña o niño, posiblemente lo investigue. En internet hay más de 50 millones de páginas de páginas que hablan de sexo”, compartió.

A su vez, dijo que es importante que, se conozcan los sitios en internet, las redes sociales, Google, correos y todo aquello que puede ver en internet constituye tan solo el 4% de la red, el 96 por ciento, se encuentra en lo que se denomina la Deep web y la Dark web. Estos últimos, son los contenidos prohibidos por internet, por mencionar algunos, la venta de armas, de droga y la pornografía infantil.

La delincuencia está utilizando como una herramienta para realizar actos delictivos mediante internet, dentro de las redes sociales y buscadores. Los principales riesgos en internet son el ciberbullying, pérdida de la identidad digital, sexting, grooming, retos de internet, compras engañosas y publicación de datos personales.

Maza Solís mencionó que, existen 6 generaciones digitales conviviendo en la actualidad, la Generación Alfa, se encuentran los nacidos a partir de 2011, niños desde 0 a 7 años, es una generación digital, nativos por excelencia. Necesitan que los acompañe en su fase inicial, consumidora de videos antes de cumplir su primer año, no consideran la tecnología como una herramienta, sino como algo natural de su entorno.

La Generación Z, se encuentran los nacidos entre el año 2001 y 2010, van desde los 7 a los 18 años, son la generación de internet, han crecido considerando a los móviles y tables como algo natural. No imaginan el mundo sin la tecnología, son digitales, multitarea y multipantalla, entre sus redes sociales preferidas están Twitter, Snapchat, Youtube e Instagram.

También se encuentra la Generación Millennials o Generación Y, nacidos entre 1980 y 2000, están los que tienen entre 18 a 38 años, la generación selfie, prefieren trabajar en lo que les apasiona, tienen un gusto por compartir en redes su estilo de vida. Instagram, y Twitter son las redes sociales más usadas por ellos, son multitarea y multidispositivo, dispuestos a consumir y a co-crear con las marcas favoritas.

Además, esta la Generación X, los nacidos entre 1965 y 1979, van desde los de 29 a 53 años, quienes prefieren las innovaciones tecnológicas y digitales, son usuarios de las redes sociales, desde Facebook a Instagram. Son los compradores online más activos, con un promedio de unas 19 transacciones por persona en el último año.

Otra es la Generación Baby Boomers, nacidos entre 1945 y 1964, están entre los 54 y 73 años, han logrado una buena adaptación a las nuevas tecnologías, el uso de estas es una aventura en la que siempre van a requerir ayuda. Su red social preferida es WhatsApp, aunque al ser inmigrantes digitales les cuesta más ser multitarea, su mayor preocupación es la salud.

Y, la Generación Silenciosa, los nacidos entre 1925 y 1944, con 74 hasta 93 años, muchos se han negado al uso de las tecnologías, aunque algunos utilizan el celular para evitar el aislamiento, usan funciones básicas sobre todo su cuenta con iconos grandes. Necesitan el apoyo de familiares.

Por otro lado, dijo que la violencia a los niños en las redes sociales es parte del maltrato infantil, por ello, los padres deben involucrarse para que cuando alguno de sus hijos esté siendo víctimas puedan intervenir. Los niños no siempre saben como resolver los problemas de bullying, ciberbullying y el acoso a través de redes sociales.

“Nosotros visitamos escuelas, platicamos con niños les preguntamos ‘¿Compartirías una foto con un extraño, la dirección de tu saca, en donde estudias, una foto con tus amigas y amigos?’, inmediatamente dicen que no… pero en sus redes sociales podemos observar como ellos han compartido fotos, en que escuela están, que hicieron en sus vacaciones”, comentó.

Por lo que, compartió datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Buro Federal de Investigaciones (FBI), quienes reportan que hay más de 780 mil pedófilos buscando chicos y chicas a cualquier hora del día. Cada siete minutos se muestra en internet a un menor siendo objeto de abusos sexuales.

Ante el incremento del uso de internet por parte de los internautas por el confinamiento, los delincuentes han aprovechado la situación para seguir cometiendo delitos como el fraude o el robo de identidad. Cortesía: Lado B.

Maza Solís habló sobre el Grooming, se puede definir como el conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganarse la confianza del menor a través de internet con el fin de obtener permisos de índole sexual. Este proceso de enganche del menor se realiza por etapas.

Es así como los groomers aprovechan la apertura que existe de internet y de las redes sociales, siguen un modus operandi con el fin de crear una conexión emocional con niños y niñas por medio de engaños, su intención es disminuir las inhibiciones de los menores y eliminar su resistencia hacia los contenidos sexuales, para después poder abusar de ellos, dando paso a que envíen fotografías o videos, incluso sin ropa.

“Cuando nosotros platicamos con los chicos en las escuelas, sobre este tema, muchas veces les preguntamos, ponemos cualquier social, preguntamos quien tiene 100 amigos y varios alzan la mano, 200 amigos, 500 amigos, mil amigos, es muy común que encontremos a chicos que levanten la mano cuando les decimos 5 mil amigos, que es el límite. Los niños y adolescentes buscan la popularidad… aceptan a muchos amigos”, expuso.

Dentro del modus operandi, el acosar elige a su victima en una de las redes sociales o webs populares entre los adolescentes o niños, desarrolla una amistad fingida con estos, basándose en los intereses supuestos que tienen en común. Envía regalos virtuales e incluso consigue algún número de celular para enviar saldo al teléfono.

El licenciado añade que, estos acosadores empiezan a ganarse la confianza por medio de apoyo constante a sus ideas y emociones. Además, cuentan supuestos secretos a los niños con la finalidad de que él también lo haga, al tener ya ganada la confianza, consigue fotos comprometedoras con las que luego fuerza al menor a entregar más, hasta tener elementos de presión, dando surgimiento a la sextorsión, obliga al niño o al joven al encuentro físico.

“Es común que los chicos que han caído en esta trampa se queden calladas, se queden callados, muy pocos sabrán quienes lleguen y les digan, mamá me paso esto, papá me paso esto. Cuando son victimas de estas conductas que nosotros conocemos como acoso en las redes, muchas veces mamá y papá jamás nos enteramos, porque no creamos ese vínculo entre nuestros hijos y nosotros”, comentó.

Maza Solís mencionó que, Chiapas cuenta con una ley que protege a niños y niñas que son acosados a través de redes sociales, antes todo lo que tenía que ver con delitos cibernéticos, era muy difícil incorporarlo al Código Penal, pero el 2 de abril del 2019, se reformo el título séptimo del Código, el Artículo 238 bis, delitos contra la libertad sexual y el normal desarrollo psicosocial, se agrega que el acoso sexual de menores de 18 años a través de medios electrónicos será castigado con cárcel.

Por ello, quien incurra en dicho delito, será acreedor de una pena de hasta 6 años de prisión, si se comprueba el acoso perpetrado por cualquier medio electrónico.

Respecto al tema del sexting, dijo que es el envío de contenido de fotos o videos íntimo o eróticos por medio de celulares, se da entre novios, parejas, frees, dates, ligues, galanes, entre otros. Esta práctica puede provocar que se den conductas como la sextorsión o porno venganza.

“Generalmente lo que hacen los jóvenes con una foto intima es compartirla, le muestra al amigo… a lo largo de la semana lo comparte con alguien más, al final toda la escuela ya la tiene”, expuso.

El licenciado compartió que, en un estudio realizado hace poco, se comprobó que más del 40% de los adolescentes admiten haber hecho sexting, aunque sea una vez en la vida. Los delitos que se cometen derivado de esta actividad es la sextorsión, una conducta que consiste en utilizar nudes o packs de alguien para presionar a esa persona a que envíe más imágenes a cambio de otros bienes, el 75% de las víctimas son menores, los victimarios son en general hombres.

El otro delito es la porno venganza, consiste en la publicación de vídeos, imágenes y grabaciones de tipo sexual sin el consentimiento de la persona que se identifica en el contenido.

En lo que respecta al delito contra la privacidad sexual o intimidad corporal, dentro del Código, se encuentra el Artículo 343 bis, comete el delito contra la privacidad sexual o intimidad corporal quien o quienes publiquen, difundan o compartan, a través de cualquier medio electrónico, imágenes, audios o videos sobre la vida sexual y/o intimidad corporal de una persona, sin su consentimiento.

La penalidad es de 3 a 5 años de prisión y de cien a doscientos días de multa. Si el sujeto activo tiene o tuvo una relación sentimental, afectiva o de confianza con la víctima, la pena será de 4 a 6 años de prisión y de cuatrocientos a seiscientos días de multa. Pero cuando la conducta se realice con fines comerciales o de lucro, las penas se aumentarán en una mitad.

Por último, mencionó que los padres deben ubicar la computadora en un ambiente compartido por la familia, reflexionar respecto al uso del teléfono móvil y el riesgo que puede significar tener internet ilimitado, evitar que los chicos estén en internet durante la noche, navegar algunas veces con sus hijos para saber que páginas visitan.

Al igual que, construir junto con el menor reglas consensuadas para navegar en internet, sobre todo en el horario y tiempo de uso, como familiarizarse con las nuevas tecnologías y los programas de comunicación que los chicos utilizan, e instalar controles parentales para limitar los contenidos que no aprueben

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: