Tras viralizarse por apoyar a niños y niñas para continuar con su ciclo escolar; Marcos en incertidumbre para llegar a ser maestro

Marcos Alejandro De León Chinchilla, espera que lo puedan apoyar de alguna manera para cumplir su sueño. Cortesía: Marcos De León.

*Marcos De León, iniciara sus estudios el próximo 14 de septiembre, los gastos mensuales de su colegiatura rondan los 1500.


Marcos Alejandro De León Chinchilla, es un joven originario del municipio de Bochil, estudiará la Licenciatura en Ciencias de la Educación con Terminal en Ciencias Sociales en Comitán de Domínguez, sin embargo, compartió que la situación económica en su hogar no es favorable.

De León Chinchilla, al finalizar sus estudios en el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) No. 02, en el municipio donde reside, no pudo ingresar de inmediato a la Universidad, porque no cuentan con el recurso suficiente para cubrir los gastos que esto implica.

La familia de Marcos está conformada por su papá, mamá hermana, cuñado y 3 sobrinos, sin embargo, el único que genera ingresos económicos es su padre, quien trabaja como velador.

Por ello, el Joven, quería trabajar y estudiar, pero le resulta complicado, ya que padece artritis reumatoide y síndrome de Tourette; su sueño es poder convertirse en un buen maestro para enseñarle a niños o a jóvenes.

Marcos ya siente que es un maestro, porque apoya a los niños y jóvenes en sus tareas. Cortesía: Marcos de León.

En la actualidad, se encuentra apoyando a niños y jóvenes de su comunidad, les brinda internet sin ningún costo, para que puedan seguir estudiando, la idea surgió al recordar que, cuando era pequeño no contaba con acceso a este servicio, por lo que debía acudir a un centro de cómputo.

Por su parte, Edmundo Alberto De León De León, de 68 años, es padre de Marcos, laboraba en una empresa en Tuxtla Gutiérrez, sin embargo, tuvo un accidente, cayo dentro de una máquina y esta le molió las dos piernas, como resultado una le fue amputada.

De León De León, pasó 8 días, dentro del hospital y después fue dado de alta, aunque tuvo que enfrentar más problemas, ya que le sangraba la pierna cuando fue dado de alta, tenia dolor lo que le impedía comer y dormir.

Pero fue hasta pocos días después que tuvo que regresar al hospital, descubriendo que tenía la pierna en un mal estado, cuando se recuperó le pidieron regresar a la empresa, pero se negó, por lo que decidió empezar a trabajar como velador.

Por otro lado, Teresa Chinchilla Álvarez, de 67 años, madre de Marcos, compartió que, su hijo ha buscado trabajo, entrega sus papeles, pero ninguna empresa le da la oportunidad.

“Primero dios cuando salga con sus estudios de la universidad, imagino que posiblemente consiga un trabajo del cual pueda sobrevivir, como estamos grandes, nos ponemos a pensar con mi esposo que será de Marcos, por eso lucharemos porque continúe su estudio”, mencionó Chinchilla Álvarez.

Además, le agrada la idea de que Marcos quiera ser maestro, porque recuerdan la situación a la que tuvieron que enfrentarse en el pasado, añadió que, muchas veces los maestros no averiguan si los alumnos tienen internet o como realizar las tareas, sólo esperan a que ellos cumplan.

Chinchilla Álvarez, compartió que cuando Marcos se encontraba estudiando la secundaria, la maestra de Educación Cívica, le dijo que su hijo había reprobado, pero entendía el motivo.

Ella no siempre tenía dinero para darle a su hijo para que fuera a hacer su tarea, sin embargo, no expuso esta situación a la maestra, porque no le darían una solución, pero pese a estos problemas Marcos salió adelante.

Respecto a la ayuda que brinda Marcos con el internet, añadió que, se sienten satisfechos de apoyar a los niños y los jóvenes, porque entre todos pueden salir adelante.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: