Con dos denuncias, Daniela pide atención a las autoridades tras sufrir 10 años de violencia de su expareja

Con dos denuncias penales de por medio, que nunca han sido elevadas a Carpetas de Investigación, desde hace 10 años Daniela Hernández  de 28 años, ha sufrido acoso y violencia de parte de su ahora expareja. El domingo pasado casi la mata y la envió al hospital por dos días.

Se casaron hace 10 años, pero tan pronto como empezaron su relación empezó a violentarla, aún así procrearon un hijo dos años después de su matrimonio. Ahora el pequeño tiene ocho años.

Pero creció en un escenario de violencia donde su padre violentaba a su madre de forma recurrente. Celos de su parte o algún reclamo, era suficiente para empezar la discusión y terminar golpeándola.

Harta de su círculo de violencia, Daniel Anahí de 28 años decidió denunciarlo penalmente, salir de la casa y abandonarlo hace poco más de un año. Pero eso no paró ahí, la seguía, la acosaba, le profería insultos. Alguna vez le quitó a su hijo y después de varios días pudo recuperarlo.

El domingo pasado, Daniela Anahí caminaba con su cuñada Iris López  de 32 años, cuando de pronto de un auto Versa color blanco, las interceptó en una calle , de donde bajó su expareja para reclamarle ver al pequeño.

Su expareja José Luis Velasco Trujillo de 28 años empezó a discutir y las mujeres en su defensa tomaron piedras en la calle que le lanzaron y el dañaron el coche, pero este les devolvió las pedradas asestándoles varios golpes y enojado sacó un machete de su auto con la que logró herir a las mujeres, según al versión de la agraviada.

Esta vez las heridas fueron tan graves que junto a su cuñada fueron a parar al centro de salud donde estuvo desde el domingo en la noche hasta hoy que fue dada de alta y se fue a su domicilio.

Denuncie desde el año pasado ante la FGE pero por la pandemia nunca avanzó mi denuncia, dijo Daniel Anahí.

Señala que su ex esposo, quien no quiere darle el divorcio, tiene problemas del alcoholismo, estudió derecho aunque no ejerce la carrera. Pero siempre se burla de ella que nunca le harán caso en la FGE ni será detenido por más denuncias penales que interponga. Pues su padre en ese pueblo es una persona influyente.

En Carranza es muy conocido y sus papas trafican influencia para protegerlo y por eso no le hacen nada, dice desconsolada la agraviada.

Después que ella interpuso la denuncia contra su expareja, él mismo llegó hasta su domicilio y para intimidarla empezó a tomar fotos desde la calle.

Yo sólo pido que lo metan a la cárcel. Tengo miedo. Me quiere quitar a mi hijo. Ya una vez me lo quitó pero lo recuperé. Ya basta, no puedo salir a la calle. Ahora agredió hasta a mi cuñada que me iba cuidando en la calle, dice Daniela Anahí.

Argumenta que tiene lesiones aún graves en todo el cuerpo, pero que lo más grave no es eso, sino que de las dos denuncias penales que ha interpuesto contra su expareja, ninguna de ellas ha sido elevada a “carpeta de investigación”, todas sólo quedan en el estatus jurídico de “Registro de Atención” con la que nunca se procede y se quedan archivadas.

Este último expediente acumulado a los anteriores, dice es la R. A. 0014-106-0413-2021, con fecha del 1 de febrero del 2021. Pero teme que para la próxima, ella ya no pueda salir viva de esa situación de violencia.

Chiapas está ahora en el ojo de organismos nacionales e internacionales por el Caso de Mariana Sánchez Dávalos, una joven pasante de medicina de 24 años en servicio social víctima de un circulo de violencia sexual en el que las instancias oficiales no actuaron a tiempo para salvarle la vida.

La entidad tiene una declaratoria de Alerta por Violencia de Género desde la Secretaría de Gobernación, que desde hace hace cinco años, para desplegar políticas públicas tendientes a erradicar todo vestigio de violencia hacia las mujeres en diversos municipios de alto riesgo para ellas, pero la violencia feminicida no sólo no para, se incrementa, denuncian las organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.