Detienen con violencia a integrantes de la CNI en Ocosingo

Cereso No. 16 «El Encino», ubicado en el municipio de Ocosingo, Chiapas. Foto: Cortesía.

*La CNI realizó una acción urgente, en la denuncia de agresiones y detención arbitraria contra integrantes del Congreso Nacional Indígena en el municipio de Ocosingo.


Pobladores* de las rancherías Jolmuc’ulha y Taquinton, perteneciente al ejido Peña Limonar, municipio de Ocosingo, como del Congreso Nacional Indígena (CNI) denunciaron la detención arbitraria e injusta de Fernando Espinoza Pérez y Baldemar Espinoza Pérez, presos de manera injusta en el Centro de Reinserción Social (CERESO) No. 16 de dicho lugar.

Los detenidos fueron llevados a dicha instancia por autoridades ejidales, derivado de los hechos que se suscitaron el pasado 10 de febrero, cuando los antes mencionados junto a Miguel Espinoza Hernández salieron del ejido el Tumbo, municipio de Ocosingo, hacia Palenque en una camioneta Nissan cargada con 25 bultos de café orgánico para su venta.

Carretera Palenque-Ocosingo. Imagen: Cortesía.

Sin embargo, a la altura del crucero Peña Limonar, un grupo de alrededor de cincuenta personas que portaban armas de fuego, palos y machetes, liderados por Manuel López Gutiérrez, Juan Gutiérrez Cruz, Narciso Gutiérrez Pérez y Pedro Hernández Jiménez, presidente del comisariado, concejo de vigilancia, secretario del comisariado y agente auxiliar municipal, les bloquearon el paso con una tabla con clavos que atravesaron en el camino.

Lo anterior, obligó a que detuvieran el vehículo en el que viajaban, con lujo de violencia y abuso de autoridad fueron esposados, haciendo uso excesivo de la fuerza los trasladaron al ejido Peña Limonar.

En el lugar, fueron de manera violenta agredidos por policías rurales, dichas autoridades abusaron de su poder, les quitaron su café, dinero y pertenencias, posterior a ello, fueron remitidos a la cárcel municipal donde se encuentran en condiciones de vulnerabilidad.

Los miembros del CNI señalaron que este acto fue violatorio de los derechos humanos, consecuencia de una constante e ininterrumpida guerra de baja intensidad contra las comunidades en resistencia que viene siendo operada desde 1994.

Aunado a ello, la agresión se inscribe a una serie de violaciones de derechos humanos, detenciones injustas, ataques armados a nuestras casas, tala ilegal de árboles, robo de madera, incursiones armadas, con la actuación y protección de las autoridades ejidales, que desde hace más de diez años han trastocado la paz y la vida colectiva comunitaria.

Mencionaron que dichas acciones reflejan una agudización de los conflictos y hostilidades hacia las comunidades zapatistas y del CNI, que apuntan hacia el despojo de su territorio.

Ante este escenario de violencia, nos manifestamos y hacemos responsables a los tres niveles de los malos gobiernos de la integridad física y psicológica de nuestros compañeros presos, así como la de sus familias y de quienes integramos la organización, expusieron los miembros del CNI.

Por ello, exigieron la liberación inmediata de los detenidos, reparación de los daños ocasionados, así como que se investigue y castigue a los responsables de tales abusos e injusticias cometidas.

Junta de Buen Gobierno del Caracol 10 Patria Nueva. Cortesía: Radio Pozol

Cabe mencionar que, el pasado 8 de febrero de 2021, el CNI, Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y Junto de Buen Gobierno Caracol 10 Patria Nueva señalaron que, por acuerdo de la asamblea, Domingo Pérez Álvaro usa a la organización para el secuestro, tortura, robo con violencia, amenaza psicológica, daños e invasión de propiedad y privación de libertad.

Expusieron que la tarde del 02 de febrero, Sebastián Saragos Cruz fue agredido de manera verbal y secuestrado en su momento, lo trasladaron al domicilio particular de Pérez Álvaro, en el lado noroeste de la Ranchería el Paraíso, donde lo golpearon y torturaron de manera cruel.

Después, el 05 de febrero, a las 17:30 horas fue interceptado por los mismos agresores de su secuestro, a la altura del crucero del tramo carretero Palenque-Ocosingo a Tumbala, destruyendo a piedrazos el vehículo que manejaba, un Tsuru color gris, modelo 2000, con placa de circulación DSK4102.

*José Espinoza Gómez, José Alfredo Espinoza Pérez, Juan Espinoza Pérez, Mario Espinoza Pérez, Carlos Hernandez Méndez, Juan Ramon Gutiérrez Espinoza y Miguel Espinoza Hernández.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: