Corrupción y negligencia matan: organizaciones

El colapso anunciado de la Línea Dorada

*Enfatizaron que, la Línea 12 es transita en especial por la clase trabajadora quien cada día se transportaba desde la periferia hacia la ciudad y de regreso.


Fuerza Ciudadana Anticorrupción, una red de 19 organizaciones de la sociedad civil a nivel nacional se posicionaron en solidaridad con las víctimas de los hechos ocurridos el pasado 03 de mayo del presente año en la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México.

Las organizaciones exigieron a las autoridades realizar de manera urgente el acompañamiento a las víctimas y a sus familiares, como las investigaciones necesarias para esclarecer los hechos, delimitar responsabilidades y sanciones, reparar el daño y tomar las medidas necesarias para garantizar la no repetición de estos eventos.

Expusieron que, el pasado 03 de mayo, alrededor de las 22:00 horas, la estructura que soportaba uno de los tramos exteriores de la Línea 12 del Metro Mixcoac – Tláhuac de la Ciudad de México colapsó, hasta el día de hoy, al menos 25 personas han muerto y 79 han resultado heridas, siendo una de las mayores tragedias desde el terremoto de 2017.

Fuerza Ciudadana Anticorrupción señaló que, la corrupción y negligencia por parte de las autoridades y empresas constructoras que pasaron por alto errores de diseño, la incorrecta ejecución de la obra y/o la falta de mantenimiento de la misma, fue la entrada a la catástrofe.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Añadieron que, lo anterior pudo prevenirse si las autoridades hubieran hecho caso a las recomendaciones y alertas emitidas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la ciudadanía, las cuales se venían realizando desde su apertura y continuaban hasta hoy.

Dicho acontecimiento pone en evidencia las desigualdades en el derecho humano a la movilidad, en el derecho a la ciudad y la falta de un transporte digno para muchas personas, no solo en la Ciudad de México, sino en otras partes del país.

Resulta aberrante que algunas autoridades, partidos políticos y medios de comunicación en vez de apoyar a las víctimas y esclarecer los hechos, comiencen a utilizar la tragedia para fines partiditas y de propaganda electoral, acentuaron las organizaciones.

Por lo expuesto, el Colectivo Fuerza Ciudadana Anticorrupción exigieron a los partidos políticos en abstenerse de utilizar la tragedia, asimismo, hicieron extensa las exigencias planteadas para que las autoridades federales y de otros estados del país tomen las medidas necesarias para que no vuelva a ocurrir una tragedia de esta magnitud.

Enojo y desconsuelo en Tláhuac

Enojo y desconsuelo en Tláhuac

Sobre la avenida Tláhuac, la gente mira cómo pasa un vagón del Metro, este no cruza el paso elevado a toda velocidad, ahora lo hace por debajo, maltrecho y roto, sobre una grúa jalada por un tráiler.

La escena parece más el cortejo fúnebre de una celebridad o de alguien muy querido por el pueblo. De entre la gente que observa sin poder exhalar una expresión, Alberto Martínez decide romper el silencio, y con la voz entrecortada, reconoce:

Adiós, vagón, si alguna vez viajé en ti, gracias por tu servicio –solo, Alberto empieza a aplaudir y continúa recitando- un aplauso por respeto para todas las personas que murieron ahí.

Frente a él y a cientos de personas que miran los trabajos de remoción de escombros por el derrumbe del puente elevado y el desplome de los vagones del Metro continúan. A veces, parece un funeral improvisado.

Martínez compartió que les “prometieron un Metro hasta con wifi”, en el 2012, así se los vendieron, que sería el mejor de México y que traería un progreso para ese lado de la ciudad.

Por otro lado, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno informó que habrá un peritaje realizado por una empresa externa, DNV de Noruega, de la mano de la Fiscalía General de Justicia, para determinar cuáles fueron las causas del siniestro y responder por qué los 120 millones de pesos anuales de mantenimiento, 327 mil pesos cada día, no sirvieron para evitar el colapso de la estructura.

Mientras que los vagones destrozados del Metro fueron llevados a los talleres del propio sistema de transporte colectivo para que la Fiscalía General de Justicia les haga el peritaje correspondiente, un grupo de Ingenieros Civiles de México e ingenieros estructuristas del Instituto de Seguridad de las Construcciones participarán en la revisión de todo el paso elevado por el que circula el Metro.

Informe sobre el avance de la rehabilitación de la línea 12 del metro en 2015

La Línea 12 es la duodécima línea del Metro de la Ciudad de México y la segunda en emplear sistema de rodadura férrea en dicho sistema de transporte. Imagen: Cortesía.

El 13 de mayo de 2015, se sometió a consideración del Pleno de la Comisión Permanente la “Propuesta con punto de acuerdo por el que se solicita a la Secretaría de Gobierno del Distrito Federal informe a esta Soberanía sobre los motivos y acciones que tomará el Gobierno del Distrito Federal respecto al posible cierre total y suspensión del servicio de la línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro”.

Dicha propuesta fue promovida por el Senador Pablo Escudero Morales, quien señaló que el 4 de mayo de 2015, un periódico de mayor circulación en México publicó un reportaje sobre la Línea 12 del Metro, en donde se afirmaba que, a pesar de presentar fallas en su construcción aún prestaba servicio a los usuarios.

Lo anterior con base en que no se colocó una plancha de concreto para sostener las vías, sino terracería, lo que genera hundimientos e inestabilidad en los rieles, razón por la cual la Contraloría General del Distrito federal inició una nueva investigación y ordenó la realización de pruebas para determinar en qué zonas se presentan irregularidades.

La publicación del diario señaló que, de acuerdo a un documento interno del grupo técnico del Gobierno del Distrito Federal, era necesario suspender la operación del servicio para dar mantenimiento a la terracería, levantar las vías, durmientes y balasto, es decir, considerar necesario cerrar en su totalidad la línea 12.

De acuerdo a la misma fuente, el Gobierno del Distrito Federal contrató a la empresa Mexistra para que elaborara un estudio que determinara si la obra se realizó conforme al proyecto ejecutivo original, por lo que iniciaron pruebas técnicas para investigar la construcción del sistema de las vías en conjunto con personal del Sistema de Transporte Colectivo metro y la Secretaría de Obras y Servicios del Distrito Federal, cuyos trabajos son independientes a las acciones de rehabilitación que llevó a cabo la empresa Comsa-Emte en el tramo elevado de la llamada línea dorada.

El 30 de octubre de 2012, Marcelo Ebrad, jefe de gobierno del D.F. y Felipe Calderón, presidente de México; inauguraron la Línea 12 del Metro, junto con Carlos Slim, uno de los constructores. Foto: Cuartoscuro

Por otro lado, en la sesión del 03 de junio de 2015, se sometió a consideración del Pleno de la Comisión Permanente la “Proposición con punto de acuerdo que exhorta al gobierno del Distrito Federal y al Sistema de Transporte Colectivo Metro a presentar un informe sobre los alcances del proyecto de ampliación de la Línea 12 del Metro, así como el proyecto ejecutivo que lo sustenta”.

Los senadores del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional alegaron que, el 12 de mayo de ese año, se publicó en el Diario Oficial la convocatoria pública nacional número LO-909005989-N5-2015 (909005989-DGOP-F-004-15), para participar en los «Trabajos de Construcción de la Obra Civil y Obras Complementarias para la Ampliación de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (Primera etapa).»

Señalan que dicho proyecto tiene como objetivo conectar a las estaciones Mixcoac y Observatorio a través de la construcción de la estación Valentín Campa, y b se ubicaría sobre Avenida Minas y la estación Álvaro Obregón.

Refirieron que la Comisión Especial de Seguimiento de la Línea 12 de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal entregó un informe en donde se indica que una de las principales omisiones en la Construcción de la Línea Dorada, lo constituyó la falta de un proyecto ejecutivo que no permitió una planeación integral y provocó fallas tan graves como la inadecuada “integración tren- vía”.

Dicho factor fue determinante para el incremento del desgaste ondulatorio que derivó en la suspensión del servicio, por lo que, la Comisión recomendó sólo realizar cambios a ésta, mediante un análisis costo – beneficio en el que se analizaran los distintos escenarios técnicos que se generaran por la modificación.

Los Senadores manifestaron que, la empresa CAF siguió cobrando por un servicio que no realizó, pues más de la mitad de las estaciones no funcionaban. El costo de sus servicios se cotizó en a un tipo de cambio de 16.75 pesos por dólar americano, lo que significó que no solo cobraba al Gobierno del Distrito Federal por un servicio que no prestó, sino además lo hizo a un sobre precio.

Por esas razones, consideraron que no se podía permitir más errores en la ampliación de la Línea 12. De igual forma, afirmaron que debían dar seguimiento puntual a las afectaciones que pudieran sufrir las viviendas por donde se realizara la obra y dar respuesta a las mismas.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: