Pronostican agua suficiente para temporada de siembra primavera-verano

Pronostican agua suficiente para temporada de siembra primavera-verano

*Este será el segundo año que las lluvias se recuperan tras 5 años de sequía producida por el fenómeno del «El Niño». 


El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) en Chiapas emitió un resumen del pronóstico de lluvias para el ciclo primavera-verano 2021 en la entidad que, a su vez, fue informado a investigadores, líderes comunitarios y campesinos desde el Centro de Investigaciones de Ocozocoautla.

Walter López Báez, director de coordinación y vinculación del INIFAP, expuso que este año a raíz de las condiciones “neutrales” que demuestra el fenómeno de “El Niño”, se esperan que las lluvias inicien en mayo para las regiones norte, palenque, selva y soconusco y; en la primera y segunda decenas de junio para la Depresión Central. En ésta última, las lluvias normales se establecerán en la tercera decena de mayo y, primera y segunda decena de junio, lo que quiere decir, que se deben de sembrar los cultivos anuales entre mayo y junio, porque habrá suficiente agua, especialmente en los suelos que tienen rastrojos y otras prácticas para conservar la humedad.

Durante los meses de junio, julio y agosto, en la mayor parte del estado, se esperan lluvias alrededor de la media histórica. Es decir, lluvias medias muy parecidas a las ocurridas en años análogos al primavera-verano del 2021, que son: 1988, 1995, 2000 y 2007.

En cuanto a la distribución de las lluvias, en el mes de julio se esperan periodos con sequía leve a moderada en Cintalapa, Jiquipilas, Acala, La Concordia y Frontera Comalapa, en donde las lluvias esperadas estarán cercanas o levemente inferior a la evapotranspiración (evaporación de agua y transpiración en planta).

López Báez argumentó que, en términos generales, se espera una buena distribución de las lluvias para los cultivos de temporal, con periodos y áreas aisladas de retraso de inicio de las lluvias, así como periodo de exceso de humedad.

También, mencionó, se observa que habrá áreas del estado con una disminución marcada de las lluvias en el mes de septiembre, la cual se podrá corroborar con el pronóstico que se emitirá para fines del mes julio.

Por último, el investigador comentó que para definir las fechas de siembra de maíz, frijol y cacahuate, se debe de aplicar los conocimientos, las tecnologías y las experiencias disponibles para cada microrregión de la entidad.

Cabe señalar, el INIFAP año con año desde el 2002 emite el pronóstico de lluvia sustentado en: 1) en las condiciones actuales del fenómeno “El Niño y Oscilación del Sur (conocido como ENOS ó ENSO en inglés); 2) en el uso de modelos dinámicos y estadísticos climatológicos y; 3) en la realización de análisis de años análogos a nivel estatal desde el año 2010.

El objetivo es informar a todos los actores relacionados con el sector agropecuario y forestal, cuál será el comportamiento de las lluvias durante el ciclo productivo bajo condiciones de temporal, así como emitir recomendaciones de manejo de los cultivos principalmente maíz, que es uno de los más sensibles a la cantidad y distribución de las lluvias.

Sin comentarios aún.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparta su opinión. Su correo no será público y será protegido deacuerdo a nuestras políticas de privacidad.
A %d blogueros les gusta esto: